En el 2014, la Universidad de Reading decretó que las abejas eran una especie en peligro de extinción, principalmente porque la diversidad de estos animales disminuyó al grado de desaparecer siete de sus subespecies: cuatro en Europa, las demás en Norte América y China. Las causas más comunes se asocian con un pesticida químico llamado Imidacloprid, el cual no sólo afecta a las abejas sino también a sus colmenas y, por lo tanto, a su descendencia. 

Frente a esto, numerosas empresas y organizaciones han tratado de prevenir la extinción de estos polinizadores. Entre ellos se encuentra la agencia creativa alemana Edgy & Cheesy, quienes realizaron una colmena-bar para las abejas urbanas. Para los creadores, las abejas urbanas necesitan un hogar en dónde aterrizar después de un largo día de trabajo; por ello, desarrollaron la idea del primer club sólo para abejas.

bees

Edgy & Cheesy tiene la firme idea de que las abejas tienen derecho a vivir, por lo que les ayudaron a formar una estructura ideal para descansar del ajetreo de la ciudad: el Met Bar. Para ellos: “Las abejas urbanas necesitan hogares y un lugar para descansar tras un largo día de trabajo; entonces, lanzamos el primer club de noche hardcore para abejas”.

Conoce más sobre este proyecto en el siguiente video: