Eco receta: prepara un delicioso pan de muerto vegano

Ahora, el pan de muerto, con sus huesos y calacas, forma parte de las cenas, altares y costumbres principalmente mexicanas.

El pan de muerto es una tradición mexicana, la cual se remonta a la época prehispánica en donde los indígenas sacrificaban a una joven princesa sacando su corazón, maserándolo en amaranto y comiéndolo en nombre de los dioses. Con el paso del tiempo, y la llegada de los españoles católicos, esta tradición evolucionó en un pan dulce con azúcar de color rojo –asimilando la sangre de la joven–. 

Ahora, el pan de muerto, con sus huesos y calacas, forma parte de las cenas, altares y costumbres principalmente mexicanas. La receta de este pan es realmente sencilla –pero, por otro lado, laboriosa–, la cual requiere cantidades excesivas de mantequilla. En caso que se desee hacer un pan casero y vegano, esta receta será de gran utilidad: 

Ingredientes: 

45 gramos de levadura de panadería, ó 2¼ cucharaditas de levadura en polvo, 2 cucharadas de agua de azahar (se consigue en farmacias grandes o se substituye por té de azahar, favor de leer la introducción), ⅔ tazas de leche de soya, 4 tazas de harina, ½ taza de azúcar, 1 cucharadita de sal, 1 cucharadita de rayadura de naranja (sólo la parte anaranjada porque el blanco amarga), 1 taza de tofu suave (estilo silken) bien batido, 1 taza de margarina sin sal. 

Y para decorar: ¼ taza de margarina sin sal, ½ taza de azúcar. 

Preparación: Para la masa, pon el agua de azahar, 1/3 de leche de soya y 1/2 de agua en un bowl. Mientras se revuelven los ingredientes, disuelve bien la levadura. Una vez conseguida una masa homogénea, tápala con un trapo limpio y déjala reposar en un lugar tibio por unos 30 minutos –hasta que se esponje un poco y tenga burbujas–. Ahora, en un tazón grande, mezcla la harina, azúcar, sal y rayadura de naranja; agrega tofu, leche, la mezcla de harina y la levadura que se dejó reposando; y con ello, empieza a amasar mientras se agrega la margarina en pedacitos. Es importante amasar bien entre cada adición. Una vez agregada la margarina, amasa durante 15 minutos hasta que la masa se suavice y se despegue fácilmente de los lados del tazón. En este punto la masa debe de tener una consistencia muy suave y gelatinosa. Si está demasiado pegajosa puedes agregarle un poco más de harina, pero procura que no sea más de dos cucharadas para que el producto final no quede seco. Una vez listo, engrasa otro tazón con margarina y coloca en él la masa; cubre con el trapo limpio y deja reposar en un lugar tibio hasta que doble su tamaño –en aproximadamente una hora y media–. Golpea la masa para sacarle el aire y dale vuelta con cuidado para que la parte de abajo quede arriba. Cubre con plástico de cocina. Refrigera toda la noche. Saca la masa del refrigerador, quitándole el plástico y dejándola reposar en un lugar tibio durante una hora. Enharina la superficie de trabajo y transfiere la masa. Con una espátula o cuchillo, corta una pieza del tamaño de una toronja para hacer los huesos. Divide el resto de la masa a la mitad y forma dos bolas compactas. Sacándole el aire, corta dos piezas grandes de papel encerados –40 minutos de lado– y acomoda una bola de masa sobre cada uno. Aplana la masa ligeramente con la mano. Corta la masa en seis partes; enrolla un trozo de masa con los dedos abiertos para moldear un hueso aproximadamente dos centímetros más largo que el tamaño de los círculos de masa. Repite con otros tres trozos de masa, colocando dos de estos huesos cruzados sobre cada bola de masa. Haz una bolita con cada uno de los dos trocitos de masa restantes y ponlas aparte. Cubre todo con un trapo, y deja que repose hasta que doble su tamaño –hora y media–. Calienta el horno a 170º. Hornea hasta que el pan muestre un dorado ligero, aproximadamente de entre 20 y 30 minutos. Cubre con papel aluminio y deja hornear otros 10 minutos hasta que el pan esté dorado por abajo. Remueve del horno y dejar enfriar en la parrilla. Para el decorado, derrite la margarina y satura bien los panes con ayuda de una brocha de cocina, e inmediatamente espolvorea el azúcar por encima. Disfruta con una taza de chocolate. 

 

 



Monjes del Tíbet realizarán un mandala en la Ciudad de México el 19 de junio

El festival Dharma CDMX en Huerto Roma Verde recibirá la visita de los monjes de las Artes Místicas del Tíbet en México, quienes realizarán un mandala en vivo este 19 de junio.

Si conoces algo de filosofía budista, seguro has visto algo acerca de los mandalas. Su colorido diseño es maravilloso, pero su profundo significado trasciende el arte de decorar. Cuando los monjes se entregan a la delicada realización de un mandala, saben de antemano que éste será destruido una vez que se concluya. Se trata de un ritual que representa la filosofía del desapego, un concepto central del budismo. Trabajar minuciosamente en una creación hermosa solo para verla desvanecerse es vivir en carne propia el ciclo de la vida y la muerte.

Del 19 al 23 de junio podrás admirar la creación de un mandala en las instalaciones de Huerto Roma Verde, en la Ciudad de México.

En el Festival Dharma CDMX, los monjes de las Artes Místicas del Tíbet harán un mandala completamente en vivo, teniendo como sede el Huerto Roma Verde en la colonia Roma. La hazaña tendrá 5 días de duración, en los cuales podrás asistir a conferencias, bendiciones budistas, yoga y más actividades sanadoras. Mientras exploras las posibilidades de tu interior, podrás contemplar el arduo trabajo de los monjes quienes, con arena de colores, se entregarán por completo a una creación que barrerán el último día del festival.

¿Por qué no debes perderte esta experiencia? Piénsalo así: el mandala, más allá de ser un deleite a la vista, es una representación armónica del universo. Presenciar su realización y borradura te ayudará a enfocar la mente en lo positivo. Es también una oportunidad increíble para meditar, sobre todo porque no estarás solo.

En el Huerto Roma Verde encontrarás también clases y meditaciones confeccionadas exclusivamente para el Festival. La vida en la enorme Ciudad de México puede llegar a ser estresante a veces. Es por eso importante que reservemos un tiempo a ponernos en contacto con lo trascendental. Los monjes que visitan nuestra ciudad desde el monasterio Loseling en la India seguro te contagiarán algo de su apreciación por la impermanencia y el cambio en esta imperdible ceremonia. 

Admira el mandala de los monjes de la India de 11:00 am a 19:00, del 19 al 23 de junio, en Huerto Roma Verde.
Consulta más información aquí.

mandala-festival-dharma-cdmx-huerto-roma-verde



Mira estos trineos atravesando un fiordo derretido en Groenlandia

Los perros de trineo no están caminando sobre las aguas: los milagrosos animales atraviesan lo que solía ser una gruesa capa de hielo de 1.2 m de ancho.

Un equipo oceanográfico tuvo problemas para recuperar implementos técnicos de investigación en Groenlandia. Y es que ni los científicos ni sus guías habían visto algo así antes en el fiordo Inglefield Bredning: debido a las altas temperaturas registradas durante los últimos días, el fiordo ha formado una pequeña alberca de agua derretida. El resto del fiordo sigue abajo.

En la imagen que está dando la vuelta al mundo no se ven trineos mágicos surfeando un lago, sino al equipo de científicos y guías locales del Instituto Meteorológico Danés. El autor de la foto es Steffen Olsen del Centre for Ocean.

Según Olsen, los perros están atravesando lo que solía ser una capa de hielo de 1.2 metros de ancho. Rasmus Tonboe, colega de Olsen, escribió en sus redes sociales que “el rápido derretimiento y el hielo marino de baja permeabilidad y pocas grietas permite que el agua derretida se quede en la superficie.”

El equipo de oceanógrafos lleva casi una década midiendo el grosor de los fiordos, junto a los cazadores locales y cuadrillas de trineos. Según Olsen, hay unos 870 m de agua debajo del hielo.

Y es que los científicos siguen dependiendo del conocimiento tradicional de los guías y de trineos tirados por perros para transportarse a través de las frías llanuras de Groenlandia, pues sigue siendo el medio más práctico para moverse durante la mayor parte del año. Las expediciones se planean con apoyo de satélites y GPS, pero debido a la superficie cambiante, nadie mejor que los guías.

Ruth Mottram de Instituto Meteorológico Danés afirmó en entrevista que “el hielo de esta zona es bastante confiable en esta época del año, además de muy grueso, lo que significa que hay relativamente pocas fracturas por las que podría colarse el deshielo.”

fiordo-groenlandia-derretimiento
Las temperaturas siguen aumentando en el pronóstico para esta semana en el Círculo Polar Ártico (imagen: Lars Kaleschke)

Las temperaturas alcanzaron los 17.3º C la semana pasada, inusualmente altas incluso para el verano groenlandés. Otras zonas menos gruesas permiten que el deshielo se cuele por las grietas, por lo que no forman este tipo de lago de derretimiento.

Según Mottram, se esperan temperaturas elevadas para los próximos días, por lo que los derretimientos seguirán: “Desde la semana pasada fuimos testigos de condiciones muy cálidas en Groenlandia, y de hecho en gran parte del Ártico, a causa de las corrientes de aire cálido que suben desde el sur.”