La sabiduría de la naturaleza nos ha enseñado que el balance es indispensable en nuestro día a día, en especial cuando se trata de los alimentos y el estilo de vida. Por ejemplo, habrá momentos –o días– en que tendremos el antojo de comer grasoso, y otros en que el cuerpo nos pida algo más ligero. Durante esa transición, es recomendable brindarle al cuerpo un tratamiento de desintoxicación de todas las toxinas, grasas y células muertas que pueden habitar en nosotros.

Podría decirse que se trata de un regalo al organismo para que comience “como nuevo”. Pues no sólo estamos dándole al cuerpo oportunidades de fortalecimiento sino también un boost de energía para comenzar un nuevo día, una semana o un proyecto. Desintoxicar al cuerpo te ayudará a “recargar las pilas” y a tener días más saludables y felices. Al adoptar estos sencillos pasos en la rutina matutina, podrás desintoxicar el cuerpo y empezar el día “con el pie derecho”: 

– Hidrátate con agua tibia y limón

Es un remedio ancestral de la medicina ayurveda el cual se encarga de fortalecer el sistema digestivo e inmunológico. Después de pasar 8 horas sin beber agua, esta mezcla será el punch hidratante, saludable y desintoxicante que el cuerpo necesita, pues es una fuente de electrolitos hidratantes, potasio, calcio y magnesio. Además protege los radicales libres, lo que fortalece al sistema inmune. 

– Estírate cada mañana 

Realizar unos cuantos pasos de yoga ayudará a estimular la digestión y a potencializar el proceso de detox del cuerpo a lo largo del día. Muchos malestares digestivos, musculares e inclusive psicológicos se derivan del estrés, por lo que hacer algunos estiramientos –junto con respiraciones diafragmáticas– al principio del día fortalecerá todo el cuerpo. 

Más en Ecoosfera: 5 posiciones de yoga para dominar el estrés y la ansiedad

– Con una esponja remueve las células muertas de tu piel 

Durante el baño pasa el estropajo o esponja a lo largo de la piel para quitar aquellos residuos de contaminación, sudor o células muertas. Limpia los poros para que la piel respire libremente. Esto, además, estimula la circulación sanguínea debajo de la piel, lo cual promueve la formación de nuevas células y vitalidad. Además, una vez cada 15 días, exfóliate con una mezcla de miel y azúcar. 

Más en Ecoosfera: 5 exfoliantes caseros que revitalizarán tu piel