A diferencia de los humanos, los perros no gozan de la diversidad microbiótica que les permita digerir todo tipo de alimentos. Es por ello que es importante revisar el tipo de dieta que se les brinda a diario, en especial cuando se acostumbra “darles las sobras” de lo que se comió en la cena –en ocasiones, hasta de la comida del día anterior–.

Los perros son ciertamente más delicados con algunos alimentos, por ello te compartimos una lista de los diez alimentos tóxicos y diez alimentos sanos que sí puedes darles.

 

Alimentos que puedes darles a tus perros:

Plátano. Considera un snack rico en vitamina B y C, potasio y fibra. Recuerda que todo es con medida porque si un perro come plátano en exceso, puede constiparse. Así que considera darle un pedazo de plátano en función de su tamaño. 

Zanahoria. Al contener beta-caroteno, este snack ayuda a cuidar la vista, el pelo y la piel de los perros –en especial si tienen pelo largo, como los maltés o golden retriever–. Evita darles zanahorias a los perros en caso de que tengan diabetes. 

Mantequilla de maní. Dado que el cacahuate no es una nuez –sino una legumbre–, no les hace daño al estómago. Posee propiedades como la vitamina B y E, niacina, potasio y grasas saludables. Asegúrate que sea mantequilla de maní sin sal ni azúcares. 

Moras. Sí, las moras. Son ricas en vitaminas A, B, C, E y K, fibra y un montón de antioxidantes. Así como el plátano, el exceso no es bueno para los perros ya que puede provocar diarrea o vómito. Unas cuantas moras de vez en cuando están bien e incluso son saludables. 

Arándanos. Contienen grandes cantidades de fibra, vitamina A, B1, B2 y C. Ayudan a mejorar las funciones cognitivas, a reducir los efectos del envejecimiento y a mejorar el tracto intestinal. Los arándanos necesitan estar frescos –no secos–. 

Arroz. Es ideal para que consigan un poco de carbohidratos dentro de los limites del índice glucémico, sin embargo recuerda que todo debe ser con moderación. 

Receta-de-agua-de-arroz-2

Pescado. Ofrece cantidades significativas de ácidos grasos omega, lo que ayuda a mejorar mucho su sistema digestivo. Recuerda evitar cualquier tipo de sal o pimienta al dárselos como alimento. 

Calabaza. Este tipo de alimento es usado tanto para la constipación como diarrea, además que ayuda a la visión, suavidad del pelo y salud de la piel. Sin embargo, recuerda que todo sea con moderación pues el exceso de vitamina A –como la que contiene la calabaza– puede ser tóxico. 

Espinaca y lechuga. Son ricas en vitamina A, K y C. Procura que sea en dosis moderadas pues contienen químicos llamados oxalatos, los cuales pueden ser peligrosos para un perro. 

Peras. Son una fuente importante de nutrientes, pero procura que las consuman en pequeñas porciones –sin semillas, ni tallo, ni corazón–. 

 

Alimentos que no puedes darle a tus perros: 

 – Aguacate. Este alimento contiene un químico llamado persina, el cual es una toxina fungicida que puede provocar una reacción negativa en animales –como caballos, pájaros, conejos–. Aunque muchos perros no experimentan un efecto grave, puede ocasionarles malestar estomacal. 

Almendras. Aunque son los alimentos con menos consecuencias para la salud, no se recomienda darle almendras a los perros. El sistema digestivo de los perros no está equipado para soportar las almendras ni nada similar. 

Cerveza. Tanto el etanol como el lúpulo son dañinos para el estómago de los perros. 

Granada. Este superalimento para las personas no lo es para los perros. La granada consiste realmente en semillas difíciles de digerir. Los perros tienden a sufrir de vómitos y dolores estomacales si comen una granada. 

Chocolate. El chocolate contiene dos químicos peligrosos: la cafeína y la teobromina. En general, mientras más oscuro, más peligroso es para los perros. Todo tipo de chocolate necesita ser evitado: en dulces, galletas, brownies, etcétera. 

Nueces. Igual que las almendras.

13717445-las-variedades-de-frutos-secos-cacahuates-avellanas-castanas-nueces-anacardos-pistachos-y-nueces-ali

Cebolla. Este tipo de producto puede ocasionar problemas en las células negras de los perros en caso de que los consuman en cantidades significativas. Mientras más intensa, más tóxica es. 

Ajo. Igual que la cebolla. 

Uvas. Se han asociado con cáncer de riñón canino, aunque muchos perros no experimentan ningún malestar con las uvas. En caso de que un perro se intoxique con uvas es importante llevarlo al veterinario, en especial si tiene síntomas como vómito, fatiga y diarrea. 

Chicle. Además de ser difícil de digerir, tiene un químico llamado xylitol el cual puede provocar niveles altos de azúcar en la sangre.

 

dogfood_infographic-3