SuperMeat: ¿Existe la carne 100% ecológica?

A diferencia de la impresión en 3D y la clonación, SuperMeat no usa hormonas de crecimiento ni alimentos transgénicos ni antibióticos ni colorantes.

La ambición de cualquier vegano y vegetariano es conseguir una dieta que no lastime a ningún ser vivo. Sin embargo, por el momento, no había ninguna tecnología o método que facilitara este objetivo pacifista; hasta ahora, con SuperMeat, un proyecto que propone carne de animal sin alterar los principios de cuidado al medio ambiente. 

SuperMeat es un startup cuya primera ronda en Kickstarter ha conseguido 200 000 dólares. Usa el cultivo de células de pollo en laboratorio bajo la dirección de Yaakov Nahmias, cofundador y director de investigación en SuperMeat: 

Nuestra tecnología nos permite extender las células aisladas a partir de una biopsia de tejido tomado sin dañar a los animales. Organizamos estas células en tejidos minúsculos y los colocamos en un entorno único que está diseñado para imitar perfectamente la fisiología animal, permitiendo que estos pequeños tejidos se conviertan orgánicamente en grande músculos, como lo hace la naturaleza.

A diferencia de la impresión en 3D y la clonación, SuperMeat no usa hormonas de crecimiento ni alimentos transgénicos ni antibióticos ni colorantes. Si bien aún quedan muchas preguntas por resolver, este proyecto prevé recaudar dos millones de dólares para presentar un prototipo en enero del 2018 y lanzar su producción en 2021. 

Para ellos, la carne cultivada podría reducir considerablemente los efectos del calentamiento global ya que evita el uso de un 99 por ciento menos de tierra, la emisión de un 96 por ciento menos de gases de efecto invernadero y el desgaste de un 96 por ciento de agua que la industria de la carne usa actualmente. 

La empresa busca una solución no sólo para evitar la contaminación en el planeta, también para erradicar la hambruna en el mundo. Por ello, asociaciones como L214, en defensa de los animales, ha apoyado esta iniciativa con tintes de futurismo. 

En caso que quieras conocer más esta propuesta, te compartimos este video explicativo: 

 



Bosquimanos, un jaque al sistema

Las tribus bosquimanas tienen un profundo vínculo con la naturaleza, pero han sido desplazadas y expulsadas de sus tierras al descubrirse diamantes bajo su territorio.

*Por: Francisco Flores Ramos

Las tribus Bosquimanas, ubicadas en Namibia, Angola, Botsuana y otros países de África, viven bajo un sistema de sociedad nómada y rechazan la agricultura. Tienen un profundo vínculo con la naturaleza, pero han sido desplazadas y expulsadas de sus tierras al descubrirse diamantes bajo su territorio. En el 2006 ganaron el derecho sobre sus tierras, pero no ha sido fácil, el gobierno ha puesto todo tipo de trabas. Estos grupos, nos demuestran lo que Jared Diamond (1987) califica como el peor error de la humanidad: la creación de la agricultura.

¿Cuándo se inventó la tecnología? ¿Cuál ha sido el mayor paso hacia una vida mejor en la historia de la humanidad? Las corrientes progresistas afirman que la agricultura fue el gran paso hacia una vida mejor. Aunque algunas personas difieren. Jared Diamond, profesor de UCLA, quién público en 1987 el ensayo titulado El peor error, afirma que la agricultura no es lo maravilloso que nos han hecho creer. Diamond explica que con la agricultura aparecieron las clases sociales, el acaparamiento de la riqueza, el sometimiento entre personas, la obesidad, y sobre todo la desigualdad social y sexual.

Hace 10,000 años cualquier tribu sobre la faz de la tierra practicaba el modo cazador-recolector, hoy en día quedan muy pocas tribus que han logrado escapar del modelo impuesto en el mundo. Pero ¿los cazadores-recolectores del siglo XX, están peor que los agricultores? se pregunta Diamond.

Los Bosquimanos son tribus del sur de África que en su mayoría siguen siendo cazadores-recolectores. Ocupan de 12 a 19 horas por grupo por semana para conseguir comida, duermen y gozan de tiempo libre mucho mayor que sus vecinos agricultores-ganaderos.

niños-bosquimanos
Niños bosquimanos

“No creo que la mayoría de los cazadores-recolectores haya entrado en un modo de vida agrícola hasta que tuvieron que hacerlo, y cuando lo hicieron ellos cambiaron cantidad por calidad” afirma Mark Cohen de la Universidad de New York, En contraste, Diamond afirma que “solo con la agricultura puede vivir saludablemente una elite que no produce, a costa de una población acosada por las enfermedades” (1987).

La corriente progresista no ha podido probar que le debemos a la agricultura el florecimiento de las bellas artes. Ya que las personas Bosquimanas tienen igual o más tiempo libre que quienes se dedican a la agricultura. Hoy en día el dilema de las tribus cazadoras-recolectoras es el siguiente, mantenerse como nómadas y limitar su crecimiento poblacional, o entregarse a la agricultura y aumentar la producción de alimentos. Se han separado, quienes han escogido la agricultura han ido desplazando a las tribus del sur de África apoyados por el neocolonialismo.

De acuerdo con la organización internacional Survival: “Hay 100.000 bosquimanos en Botsuana, Namibia, Sudáfrica y Angola. Son el pueblo indígena del Sur de África y han vivido allí durante decenas de miles de años”.

bosquimanos-un-jaque-al-sistema-eco-maxei
“No nos sujetéis, queremos seguir adelante. Tenemos nuestra propia lengua”.
Dicao Oma, mujer bosquimana.

Ha habido tres grandes desalojos en Botsuana, a causa de hallazgos de diamantes en sus tierras en la Reserva de Caza Kalahari. En los años 1997, 2002, 2005. En el año 2006 ganaron en los tribunales el derecho sobre sus tierras. Pero el contragolpe de las mineras fue despiadado y sellaron su único pozo de agua.

En el año 2011 ganaron ante el Tribunal de Apelaciones de Botsuana. Los jueces describieron la situación como “una desgarradora historia de sufrimiento humano y desesperación”. Después del fallo a su favor, Roy Sesana líder Bosquimano dijo: “Llevamos llorando tanto tiempo; pero, hoy lloramos de felicidad”.

bosquimanos-un-jaque-al-sistema-eco-maxei-2
Fotografía de 2006, después del fallo a su favor.

Los grupos Bosquimanos son una invitación a cuestionar todo nuestro mundo, a cuestionar el sistema capitalista que nos dice que el modo en que vivimos es el mejor que pudimos haber adoptado.

 

“Deja que nos llamen primitivos. Deja que nos llamen gente de la Edad de Piedra. Nuestro modo de vida nos vale. Hemos visto su desarrollo, y no nos gusta”.

Mujer Bosquimana

Eco Maxei
Autor: Eco Maxei
Eco Maxei Querétaro AC es una organización sin fines de lucro cuya misión es fomentar la coexistencia armónica entre las personas y con la naturaleza. Somos una organización multidisciplinaria, fundada e integrada por jóvenes agentes de cambio desde 2014.


Un universo espejo podría estar influenciando nuestra realidad

¿Se trata acaso del País de las Maravillas?

Algunos experimentos científicos buscan saber si, una vez más, la ciencia ficción nos ha proveído de las pistas para los próximos hallazgos científicos. Y es que sabemos que en no pocas narrativas –y los cómics son quizá el ejemplo por excelencia–, los personajes terminan viéndoselas con ellos mismos en universos alternos o paralelos.

Sin embargo, ahora la comunidad científica sospecha que, además de los multiversos, también podría existir un “universo espejo”. Algo más parecido a ese espacio alterno que visita Alicia cuando pasa a través del espejo. Y es que el hipotético universo espejo no sería independiente del nuestro, sino que incluso podría influenciar nuestra realidad. O nosotros la suya…

El universo espejo: ¿El País de las Maravillas?

La física Leah Broussard y su equipo en el Oak Ridge National Laboratory, en Tennessee, encontraron una vía para intentar comprobar si existe el universo espejo. El experimento, publicado en Scientific American, podría ayudar a saber cuánta influencia tiene el universo espejo sobre nuestra realidad.

universo-espejo-paralelo-alternativo-pruebas-ciencia

Para comprobarlo, el equipo de Broussard disparó un haz de neutrones a una pared con campos magnéticos variables en ambos lados. Las partículas subatómicas, aunque son realmente pequeñas, no pueden penetrar en la pared. O, por lo menos, no pueden hacerlo en teoría. Aún así, los científicos colocaron un dispositivo detrás de la pared, capaz de escanear el área en busca de los neutrones para así ver si es cierto que éstos no atravesaron la pared o si, de lo contrario, oscilaron en un universo espejo. Algo así como lo que hace Alicia cuando viaja al País de las Maravillas. 

Durante las observaciones realizadas sobre los neutrones fuera del núcleo de los átomos –conocidos como “neutrones libres” y que, contrario a los neutrones en el núcleo, tienen un tiempo de vida fijo–, se encontraron discrepancias que podrían señalar que los neutrones estuvieron de visita en un universo espejo.

Los neutrones desfasan el tiempo

El tiempo de vida de los llamados “neutrones libres” es fijo –de aproximadamente 15 minutos–. Pero los científicos demostraron que cuando son liberados en un haz de luz, como en el experimento, tienen mayor tiempo de vida –o como se le conoce, menor “decadencia”– que aquellos que se observan aislados. Según el experimento, esto podría deberse a que los neutrones primero oscilan y luego regresan, para ser así detectados en nuestro universo, de manera que estarían “desfasando” su tiempo con el nuestro. Sólo así se explicaría la discrepancia.

Otros experimentos con base en neutrones y campos magnéticos están siendo realizados actualmente. No obstante, aún no podemos sino seguir fantaseando con que un universo espejo existe. Pese a todo, y de llegar a nuevos hallazgos, podría comprobarse no sólo si el universo espejo existe, sino también si éste tiene influencia sobre las partículas de nuestra realidad, ya que hasta ahora parece que sí modifica el tiempo de vida de los llamados “neutrones libres”.

Además, si comprobáramos que hay un universo espejo estaríamos más cerca de resolver los grandes misterios del universo. Por ejemplo, qué es realmente la materia negra, o cómo funcionan fenómenos cuánticos como la no-localidad. Simplemente fascinante.

*Imágenes: 1) Yayoi Kusama, Collection of Phoenix Art Museum; 2) Delphi