Mexicali respira aire peligroso

La población mexicalense no conoce los riesgos reales a los que se expone por contaminación atmosférica, así como el deterioro ambiental y numerosos cuadros clínicos de asma, alergias, cáncer de piel, entre otros.

William E. Rees1, en su idea nos dice que “la historia contemporánea ilustra hasta qué punto la humanidad está dispuesta a engañarse a sí misma ante pruebas que indican todo lo contrario”. El paradigma económico dominante, que centra el bienestar humano en la práctica equiparable a un creciente bienestar material, como él indica a lo más que llegan los economistas sería en tratar el problema como un ejemplo de “fracaso de mercado”, por tanto, el agotamiento de los recursos y la polución son “externalidades” o “accidentales”, un fruto de ese pensamiento es la contaminación del aire, que es una amenaza para la salud pública a nivel mundial y que a partir de las últimas dos décadas del siglo pasado, grandes urbes como China, Nueva York y la Ciudad de México, sobrepasan los niveles tolerables a la seguridad de la salud por exposición a partículas contaminantes.

La aplicación de políticas públicas ambientales para combatir la generación de contaminantes atmosféricos, tiene como referente histórico a la propia Ciudad de México, donde se aplicaron medidas como el Hoy no circula, la cual obtuvo logros pero también desaciertos. Este referente paso sin trascendencia por varias décadas, quizá esa falta de previsión en diversas entidades del país, y claro en Mexicali, es por lo que actualmente la Organización Mundial de la Salud (OMS), la considera la tercera ciudad más contaminada del mundo, al superar los límites de partículas suspendidas con diámetro aerodinámico menores de 2.5 μg/m (MP2.5), que en 2013 alcanzó 316 dentro de los puntos AQI (Índice de la Calidad del Aire)2, donde la buena calidad oscila entre 0-50 AQI.

Ante este breve antecedente, se aborda un análisis con diversos puntos importantes sobre el problema de la contaminación del aire para Mexicali, que basados en los propósitos del desarrollo sostenible para las futuras generaciones: salud y derecho a un ambiente sano; las buenas prácticas administrativas en la aplicación de herramientas legales ambientales, la participación ciudadana activa como vía de acción y cambio, y un apartado de conclusiones.

La contaminación del aire es un fenómeno mundial, heredado de la revolución industrial (siglo XVII), y se define y trata según el contexto socioambiental que lo contenga y del tipo de emisiones que existan, el no considerar los factores internos y externos del problema limita las soluciones. En el caso de Mexicali se ve afectado por factores antropogénica: fábricas, vehículos, quemas agrícolas, entre otras. Es importante señalar que México ̶ acatando protocolos internacionales como el Tratado de Kioto3 (1997), que reglamentó la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero permitidos a la atmósfera ̶ en su legislación garantiza la salud y el derecho ambiental, resguardado por el Artículo 4to. Constitucional “toda persona tiene derecho a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar”, así como finca responsabilidades jurídicas a quien cause daño al ambiente, decreto que fue reformado y publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF, 2012)4.

En tanto, al igual que la economía global, la acción política atraviesa por una crisis en la definición de sus objetivos y resultados (Alfie, et al., 2011)5, esto no exime al área ambiental, y la falta de datos, que huelga decir que los instrumentos de la gobernanza: estatutos, planes estratégicos, reconocimiento legal y documentos informativos, que es la manera transparente de transferir la información (Barriga, et al., 2007)6, al no estar impulsados, provoca que la población no conozca los riesgos reales a los que se expone por contaminación atmosférica, persista el deterioro ambiental y la precaria salud en los mexicalenses se refleja en cuadros clínicos de asma, alergias, cáncer de piel, entre otros y las padecen mayoritariamente los menores de edad y adultos mayores por sobre exposición y da como resultado decesos anuales, por polución.

mexicali-contaminacion

Según el Instituto Mexicano para la Competitividad, A. C. (IMCO)7, en la medición de la calidad del aire, reporta: 283 muertes prematuras, 697 hospitalizaciones y 28 472 consultas al año, para este instituto los niveles de contaminación de Mexicali es inaceptable con (+80), y donde el parámetro de buena calidad oscila en (0-20). Se están aplicando políticas públicas de salud, y como el propio Bardach8 puntualiza, la suboptimización, permite encontrar el óptimo local pero no el global, entonces, hace pensar a los analistas de soluciones que el problema se minimiza con más consultas abiertas y no con la disminución de índices de contaminación atmosférica, la aplicación de gobernanza resultaría en una vía para reorientar este problema, entendiendo a esta como que debe responder a principios mayores, entre estos la legitimidad del ejercicio del poder y arraigo de buenas prácticas, democracia y ciudadanía, capacidad para concebir instituciones que buscan objetivos específicos, manejar las relaciones entre los problemas, generar políticas satisfactorias transversales a las distintas administraciones; cooperación entre actores y la articulación de lo local y lo global…(Calame, 2006:2-13)9

Es en todo caso un proceso integral que abarca desde la aplicación rígida de las reglamentaciones ya existentes para esos fines, como la Ley del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA), Reglamento de protección al ambiente para el municipio de Mexicali, B. C. y la Ley de protección al ambiente del Estado de Baja California y el Bando de Policía y Buen Gobierno, a través de su área de ecología, hasta las buenas prácticas administrativas y la participación ciudadana activa de la que se habla a continuación.

Este último eslabón, es fundamental, aunque en Mexicali, es reciente, la presencia de colectivos, organizaciones de gestión o instituciones privadas, se han hecho visibles en foros ambientales, espacios públicos, con la presentación de proyectos de ciudadanos para ciudadanos han formado redes de trabajo que presionan respuestas de los tres niveles de gobierno, y su fortaleza radica en la diversidad de actividades pero enfocan sus esfuerzos y objetivos en combatir los altos índices de contaminación del aire, por ejemplo: MexicaliBiCi (ONG), que promueve el uso de la bicicleta en lugar del vehículo; Bionero, reforesta y dona árboles en conjunto con Conafor, estos tres grupos hacen paseos ciclistas familiares dando a conocer sus campañas y proyecto. De igual manera se gestionan los otros grupos.

Como conclusión, se reconoce que el problema es complejo, que la diversidad de consideraciones que se deben promover para al menos acertar a una política pública sostenible e integral y dar una solución o al menos el andamiaje para iniciar ese proceso de combatir la contaminación del aire, es un proyecto a largo plazo, que debe incentivar la transparencia y acceso a la información sobre la problemática, fomentar la toma de decisiones sobre justicia ambiental y desarrollar programas de educación ambiental focalizados con temas de interés local apegados a los diversos documentos emitidos por la Organización de Naciones Unidas (ONU) para el desarrollo sostenible.

Una colaboración de México Sostenible, para más información: http://mexicosostenible.org.mx/

Denisse Aguilar 



Los más inquietantes cortos en línea de la obra de H.P. Lovecraft

El terror se apoderará de ti antes de que te des cuenta.

El miedo a lo desconocido es probablemente el miedo más grande que podemos experimentar. Es la indagación en ese terror el que distingue a la obra de H.P. Lovecraft, cuyos relatos generan un auténtico pavor –quizá porque también nos confrontan con los vericuetos más oscuros de la psique humana.

Curiosamente, Lovecraft sentía cierto desdén hacia el cine; es probable que no viera en el séptimo arte las potencialidades de la literatura. Pero aunque los terroríficos efectos de su narrativa son difíciles de igualar o simular, lo cierto es que algunos han logrado explorar atinadamente el terror lovecraftiano para llevarlo a adaptaciones audiovisuales de gran calidad.

Aquí te presentamos 3 increíbles cortos y un cuento ilustrado, disponibles en línea con subtítulos, que creemos han logrado el cometido de adaptar fielmente la obra de éste inquietante autor.

Harbinger (18+)

Este corto fue elaborado en conjunto por Thunder Studios y Runes; su estilo de thriller psicológico y su perspectiva en primera persona recuerda a los videojuegos de terror más icónicos de los años noventa, y sin duda cumple su cometido: aterrorizar al espectador.

At the Mountains of Madness

Un territorio inexplorado y recóndito como la Antártida es el escenario perfecto para una historia de terror que nos deja helados tras su lectura, como lo es En las montañas de la locura, uno de los más significativos cuentos de H.P. Lovecraft.

Tal narrativa ha sido adaptada en una brillante animación del italiano Michele Botticelli, quien entre otras cosas ha trabajado con el director Tony Kaye.

A Lovecraft Dream

Se trata de otro corto animado de Botticelli. En solo 5 minutos aborda el proceso creativo de Lovecraft, quien es conocido por haberse inspirado en sus sueños –o deberíamos decir, pesadillas–, para escribir sus relatos. El sonido en este corto es magistral: te recomendamos escucharlo con audífonos.

El Viejo Terrible

Un cuento de Lovecraft bellamente ilustrado por el artista Leda, editado en video y narrado por Lynx Tales, y que es sencillamente imperdible. El sonido también es magistral. Un trabajo altamente recomendable.

 



Indígenas toman la iniciativa y se rebelan contra el plástico y la contaminación

Retomando sus tradiciones, estas comunidades nos enseñan formas alternativas de vivir.

A las comunidades indígenas se les ha impuesto una forma de vida: la nuestra. Se trata de una imposición de grandes magnitudes y que abarca muchas dimensiones, desde filosóficas hasta epistémicas, pero que termina impactado moleculares aspectos del día a día.

Uno de ellos es en el de los objetos de uso cotidiano. Desde hace mucho, el plástico ha usurpado el lugar que antes tuvieran otros objetos, utilizados para funciones tan fútiles como envolver las tortillas o tomar agua. Algo sin duda paradójico, pues si algo no existía en la concepción indígena era el mantra moderno de “usar y tirar”.

En la concepción maya, como recoge la poetisa mayense Briceida Cuevas, no hay objetos. Todas las “cosas” tienen vida.

Lo que nosotros llamamos “cosas” son para los indígenas parte de un todo: de la naturaleza. Y son producto de algo vital: el trabajo de mujeres y hombres. Son, en suma, algo vivo desde su génesis, y que se mantiene con vida al estar en continua relación con nosotros y el mundo.

No extraña por ello que comunidades mayas de Guatemala estén poniendo un ejemplo más del buen vivir al rebelarse contra el plástico.

indigenas-plastico-pueblo-guatemala-prohibe

San Pedro la Laguna, municipio al occidente de Guatemala poblado por la etnia Tzutujil, es el primero donde está prohibido el uso de plásticos en el país. Esta legislación comunitaria, llevada adelante por el alcalde Mauricio Méndez, es una excusa para recuperar las practicas ancestrales que el plástico fue dejando tras de si.

Por ejemplo, ahora se usan servilletas con bordados para envolver las tortillas, en lugar de las miles de bolsas plásticas que se utilizaban. De la misma manera, se han sustituido otro tipo de empaques por hojas de plátano.

Esta conciencia indígena contemporánea surge de una cuestión muy concreta: la imposición no logró matar ni a la tradición ni a la cosmovisión.

Los pueblos originarios, como habitantes de la naturaleza, mantienen todavía profundos lazos con ésta, y son más conscientes del daño que el plástico y la contaminación le están provocando –por ejemplo, a sus lagos–. Por eso ahora, como desde hace siglos, los indígenas son los protectores de la biodiversidad.

indigenas-plastico-pueblo-guatemala-prohibe
Lago de Atitlán, San Pedro la Laguna

A San Pedro la Laguna se une Totonicapán, un cantón que recientemente se comprometió a dejar de utilizar plástico y está apoyando la implementación de una Política Ambiental que no se quede sólo en el papel, sino que irradie a las comunidades guatemaltecas y transforme los hábitos de sus habitantes.

Por su parte, el municipio purépecha de Cherán, en México, se convirtió en 2016 en el primer municipio 100% libre de basura, consiguiendo reciclar todos los residuos inorgánicos.

Así, estos pueblos marcan el paso rumbo un mundo libre de plástico pero, además, ponen el ejemplo de que relacionarnos de otra manera con el medio ambiente es posible, no necesariamente innovando, sino volviendo a tradiciones y prácticas ancestrales de infinita sabiduría.

 

*Imágenes: 1) Esteban Biba, edición Ecoosfera; 2) afp; 3) la hora