Sesión fotográfica de la ardilla más divertida del mundo

Este tipo de sesiones fotográficas no sólo saca un par de sonrisas, también facilita información valiosa sobre la conducta de esta especie así como de la biodiversidad de esa región.

Vladim Trunov, fotógrafo ruso, ha decidido adentrarse en los bosques de su país para fotografiar su biodiversidad. Y los resultados de dejar una cámara profesional, junto con piñas de pino, han sido extraordinarios, pues de pronto un par de ardillas llegaron a jugar como si estuviesen dispuestas a ser el centro de atención de su foco. 

Este tipo de sesiones fotográficas no sólo saca un par de sonrisas, también facilita información valiosa sobre la conducta de esta especie así como de la biodiversidad de esa región. Es, en otras palabras, fuente de información que simboliza la vida y el medio ambiente. Y de alguna manera, también un incentivo para cuidar al planeta mediante actividades ecológicas; como por ejemplo, reduciendo, reciclando y reusando; evitar tirar basura en la calle o áreas naturales; etcétera. 

A continuación te compartimos las fotografías de Vladim Trunov: 

*Dale click en la galería fotográfica para ampliarla a pantalla completa.

 



Estrenan documental de la mujer que vivió 40 años con chimpancés

Las sociedades y la naturaleza tejen la evolución: esta es la historia de Jane Goodall y los chimpancés salvajes.

Las posibilidades de comunicación entre mujeres, hombres y naturaleza son infinitas. Este es básicamente el mensaje que personajes como Jane Goodall trasmitieron a través de historias épicas en armonía con el entorno salvaje

Recientemente National Geographic lanzó un documental de la vida de esta mujer, quien vivió durante 40 años en compañía de chimpancés en África. El documental incluye más de 100 horas de grabación de los primeros viajes de Jane en esta región del planeta. 

National Geographic (NG) contactó al director de cine Brett Morgen para realizar un documental sobre la extraordinaria historia de Jane Goodall, una concervacionista que vivió durante 40 años con chimpancés, en una época en la que las mujeres apenas comenzaban a abrirse paso en el mundo de la ciencia.

Para Brett Morgen fue una sorpresa ser convocado, porque sus protagonistas anteriores habían sido Kurt Cobain (Cobain: Montage of Heck), el productor de cine Robert Evans (The Kid Stays in the Picture), The Police (Can’t Stand Losing You: Surviving the Police) y los Rolling Stones (Crossfire Hurricane), nunca una científica notable con un pasado extraordinario en Tanzania.

Con música original de Philip Glass, este es el largometraje más íntimo que se ha hecho sobre esta mujer que a los 26 años salió de Reino Unido con unos binoculares, gran dedicación, afinado olfato y conocimiento empírico.

El primer descubrimiento que hizo Jane en los años 60 fue documentar y probar que los chimpancés podían usar herramientas para lograr sus objetivos, algo que no se sabía entonces, y así continuaría como mujer pionera en expediciones de la vida salvaje.

Los seres humanos y los animales viven en comunicación; los exploradores se adentran en estas posibilidades infinitas de diálogo más allá de las palabras. 

 



Las fotografías de Albert Dros, un retrato íntimo del tiempo

Esta fascinante serie fotográfica nos muestra que viajar en el tiempo sobre un mismo espacio es posible.

El tiempo es una de las pocas cosas importantes que nos quedan, decía Salvador Dalí. En este sentido, la fotografía ocupa un lugar fundamental, pues nos ha permitido jugar con la apariencia de los objetos y los espacios, para recordarnos la omnipresencia del tiempo. Y aunque la fotografía se enfoca, en esencia, al retrato, resulta prácticamente imposible no dialogar por un instante con ese orden cósmico al que somos sensibles durante la existencia. 

Albert Dros, un reconocido y multipremiado fotógrafo holandés (quien ha publicado para National Geographic, entre otros medios) ilustra lo anterior en una serie de fotografías que tomó a un mismo paraje. Aunque el ángulo es el mismo, la hora del día y la estación del año varían en cada retrato, lo que hace a cada una lucir la belleza de la indumentaria natural bordada por el tiempo.

El camino retratado por Albert Dros evoca narrativas distintas al transitarlo con la vista. Pero en su conjunto, esta serie compone una especie de reflexión sobre la posibilidad de caminar mundos distintos, a pesar de que el espacio sea el mismo. Como un viaje en el tiempo. 

Por otro lado nos recuerda que la vida es un acumular de instantes. Cada momento, único e irrepetible, sólo sobrevive en la memoria, y es imposible que sea vivido nuevamente. No obstante, resulta infinitamente interesante constatar con su trabajo que ningún instante vuelve a ser igual al pasado, así haya transcurrido sólo un segundo…

Noche de otoño

tiempo-retratado-albert-dros-serie-fotografica-mismo-lugar-naturaleza-natgeo-1

Verano

tiempo-retratado-albert-dros-serie-fotografica-mismo-lugar-naturaleza-natgeo-2

Invierno

tiempo-retratado-albert-dros-serie-fotografica-mismo-lugar-naturaleza-natgeo-3

Luces nocturnas

tiempo-retratado-albert-dros-serie-fotografica-mismo-lugar-naturaleza-natgeo-5

Primavera

tiempo-retratado-albert-dros-serie-fotografica-mismo-lugar-naturaleza-natgeo-6

Otoño

tiempo-retratado-albert-dros-serie-fotografica-mismo-lugar-naturaleza-natgeo-4

Mañana de otoño

tiempo-retratado-albert-dros-serie-fotografica-mismo-lugar-naturaleza-natgeo-7

*Imágenes: Albert Dros