Especies mexicanas en peligro de extinción: Nuestra riqueza natural no es infinita ni inmortal

Una de las grandes responsabilidades que debemos asumir como mexicanos orgullosos de nuestras raíces, es el cuidado de las especies más vulnerables de nuestro territorio, incluyendo aquellas que son endémicas.

Comienza el mes de las celebraciones patrias y sin duda alguna es una excelente temporada para realizar una semblanza y justa reflexión sobre uno de los más grandes orgullos de nuestro país: la riqueza natural.

México es una región sumamente afortunada en la que coexisten diversas condiciones climática y geográficas que permiten la convivencia de un gran abanico de especies de flora y fauna, motivo por el cual somos reconocidos como un país megadiverso.

Lamentablemente, más allá de sentirnos orgullosos por la gran riqueza ambiental de nuestro hogar “despilfarramos estos recursos”. Cada vez que dejamos correr el agua de la llave sin ningún motivo, o dejamos las luces encendidas e incluso al comprar muebles de madera no certificada, contribuimos con el desgaste de nuestro tesoro natural.

Si bien es cierto que somos un país megadiverso, con miles de especies y ecosistemas grandiosos, “administramos” este recurso como su fuera infinito e inmortal, por lo que olvidamos que cada una de nuestras acciones genera un impacto ambiental, que sin importan si son a pequeña o a gran escala, tienen como consecuencia la desaparición o merma de nuestra riqueza natural.

dalia

Puede ser una posición extrema, pero te invitamos a reflexionar en lo siguiente: imagina que hoy compraste una silla mecedora para tu sala, de hermosa y resistente madera de bosques mexicanos, pero no tomaste la precaución de informarte si la madera de esa silla fue extraída de manera legal en bosques de producción maderable sustentable, con lo cual hubieras apoyado a que continúe la siembra de más árboles. De no ser así, significaría que apoyaste la tala clandestina y dejaste sin hogar y refugio a hongos, insectos o mamíferos que se protegían con ese árbol utilizado para hacer tu silla. Y eso no es todo, recuerda que ese árbol producía oxígeno que tú respiras, captaba agua que tú bebes y capturaba el CO2 que tú generas y propicia el cambio climático.

Somos organismos que vivimos entrelazados y las acciones de cualquiera de nosotros afecta de manera directa e indirecta a otros organismos. Por ello, es importante comenzar a actuar con empatía y proteger el bienestar de todos, incluso de aquellos seres que no pueden defenderse.

Una de las grandes responsabilidades que debemos asumir como mexicanos orgullosos de nuestras raíces, es el cuidado de las especies más vulnerables de nuestro territorio, incluyendo aquellas que son endémicas. Éstas son las que viven y se distribuyen un territorio restringido, ya sea que habite solamente en México, en alguno de sus Estados, una montaña o lago, río o manantial.

De acuerdo a datos de la CONABIO, en México el 45% de las especies de reptiles y anfibios son endémicos, por ejemplo el ajolote de Xochimilco. En el caso de las aves, se estima que hasta un 11% de las especies son endémicas en nuestro territorio. Te sorprenderá saber que también se estima que 18 de especies de corales son endémicas, 40 de libélulas, 476 insectos, 323 abejas y hasta 9,239 especies de magnolias y margaritas.

Desafortunadamente, no todas las especies endémicas han corrido con la buena suerte de ser protegidas con mucha cautela. La vaquita marina, por ejemplo, es una especie endémica que en 1996 fue declarada como especies Críticamente Amenazada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Una situación igualmente lamentable sucedió con el carpintero imperial (Campephilus imperialis) el cual se consideraba el carpintero más grande del mundo y aunque no se conoce su fecha exacta de extinción se estima que ocurrió entre 1946 y 1965.

Estos son únicamente un par de ejemplos sobre las consecuencias que han tenido que sufrir algunas de las especies más emblemáticas de nuestro país, que al igual que nosotros son mexicanos. Por ello, te invitamos a proteger a nuestros compatriotas, guerreros nacionales y emblemas de nuestro país: las especies nativas de México.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Estos son los mamíferos en peligro de extinción para 2018

Para 2018 estas especies podrían desaparecer para siempre y así seguir engrosando el trágico acervo.

¿Podemos imaginarnos lo que implica una sola extinción? ¿Y qué tal las 150 que ocurren al día, según la ONU? Tan sólo en los últimos 50 años se han extinguido cientos de especies, que incluyen muchos insectos y algunos mamíferos como el tigre, el rinoceronte y el elefante.

extincion-mamiferos-estudio-lista-especies-en-peligro-8

La extinción es parte de un proceso natural evolutivo. No obstante, el paso del hombre lo ha acelerado intempestivamente, y ha roto así procesos milenarios pues, como dice Jeffrey McNeely, científico de la UICN:

“Cada vez que perdemos una especie rompemos una cadena de la vida que ha evolucionado durante 3.500 millones de años.”

El portal Eco Experts realizó un estudio para determinar en qué países existen más especies en riesgo de extinción. Si estas naciones no actúan cuanto antes, estos son los mamíferos en peligro de extinción para 2018:

  • Tití león dorado

  • Nutria de mar

  • Mono araña

  • Leopardo de las nieves

  • Lémur de cola anillada

  • Elefante Asiático

Los 3 países donde más riesgo corren de extinguirse los mamíferos son:

  1. Indonesia
  2. Madagascar
  3. México

A éstos los siguen India, Brasil, China, Malasia, Australia, Tailandia y Vietnam

Pérdida de biodiversidad: la vida en la tierra en jaque

Las acciones del ser humano sobre la biósfera están llevando a lo que se denomina la sexta extinción masiva. Ésta sería la primera en producirse por una causa biótica, es decir: por un ser vivo (el hombre). Según la bióloga Anabelle Cuttellod, el hombre ha provocado la aceleración de la extinción de especies, a tal grado que:

El ritmo de extinciones es 100 mil veces mayor que en cualquier otra era del planeta

La mayoría de extinciones ocurren debido a la mercantilización que se ha hecho de la naturaleza. La sobrepesca y otras prácticas relacionadas están ocasionando la extinción del atún, mientras que incuantificables especies de insectos desaparecen por la tala de los trópicos —que se da sobre todo en Asia, África y Sudamérica—, y que ha significado una acelerada tasa de desaparición de los bosques tropicales del 25% durante los últimos 20 años, según la FAO.

Lo que está disparando la extinción de los mamíferos son estas mismas condiciones, aunadas a la contaminación de ecosistemas, la caza o, incluso, la estigmatización, como le sucede al murciélago. De éste, 17 especies están en peligro de extinción en México,  a pesar de que dicho mamífero cumple funciones importantes para la conservación de los ecosistemas, como el control de plagas, la dispersión de semillas y la polinización.

extincion-mamiferos-estudio-lista-especies-en-peligro-9

Ernestina Fey Alvarado, Profesora de la Facultad de Ciencias de la UNAM, menciona que ante este problema no hay que perder de vista que las necesidades humanas no pueden dejar de ser satisfechas. Por eso, es importante crear proyectos que tengan en cuenta una serie de consideraciones sociales tales como la agricultura, la cual altera zonas naturales y afecta a la fauna, o la producción de energía, que requiere siempre de grandes extensiones de tierra y el uso de muchos recursos, así sean energías limpias.

“Los científicos involucrados en la conservación de la fauna no sólo deben ser capaces de proponer medidas de protección sino, también, en colaboración con otros especialistas, de presentar alternativas de satisfacción a las necesidades del conjunto social y no solamente del individuo.”

La biodiversidad de los distintos reinos orgánicos es prácticamente infinita. No obstante, estamos logrando terminar con ella, lo cual nos dice que debemos actuar antes de que sea demasiado tarde.

*También en Ecoosfera: 10 especies mexicanas en peligro de extinción

 


*Referencia: Especies animales en peligro de extinción

 



El nopal, alimento mexicano y signo de identidad cultural, podría ser patentado en China

Como el nopal, nutritivo y versátil, no está suficientemente protegido y reconocido, se encuentra en riesgo de ser ser propiedad de personas que no pertenece si quiera a su país de origen.

México alberga 200 mil especies de flora y fauna, lo que representa entre el 10 y 12% de la biodiversidad mundial. Muchas de estas especies son endémicas, es decir, originarias del territorio mexicano y no suelen encontrarse en otros lados. Definitivamente, esta riqueza natural es envidiable.

Desafortunadamente, son muchos los animales y plantas mexicanos que están en estado de amenazan o ya se encuentran en peligro de extinción por diversas razones. El saqueo y tráfico ilegal, son una central; tanto para fauna como flora. El cultivo de transgénicas es otra, que pone en especial peligro a las plantas nativas, que están siendo sustituidas por sus versiones genéticamente modificadas. El maíz es víctima de esta última. Ahora la amenazada es el nopal, otra de las plantas centrales de la dieta mexicana, pero no son los transgénicos y, en realidad tampoco los saqueos lo que poniendo en riesgo a este alimento mexicano.

nopal-patentado-china-denominacion-de-origen-mexicoRecientemente se ha registrado el saqueo múltiple y tráfico ilegal de más de 7 mil especies de cactáceas mexicanas y de sus semillas, entre ellas el nopal y se ha confirmado que los traficantes son asiáticos, ayudados por locales que no reconocen el valor nacional del producto. A raíz de esto, académicos de la Universidad Autónoma de Chapingo han urgido que se otorgue al nopal la certificación de “denominación de origen”, pues, por si el tráfico ilegal no fuese suficiente, China pretende patentar la planta mexicana.

Mientras que no se puede patentar una planta, tal como se encuentra en la naturaleza, sí se pueden adquirir los “derechos de obtentor” de una variedad vegetal o su secuencia genética. Esto es preocupante, pues si en China se patentan variedades de nopal, nuestro comercio del producto, podría verse afectado y porque las variedades genéticamente modificadas contaminan a las nativas y las ponen en riesgo de extinguirse (como le está pasando al maíz mexicano).

La denominación de origen es un indicador oficial que certifica la calidad de un producto, sólo por ser de una región específica. Se suele aplicar en alimentos y materias endémicas, como forma de asegurar a los compradores que están obteniendo exactamente lo que se les promete. Para los productos orgánicos y artesanales, este indicador es de vital importancia, pues tanto las condiciones geográficas, como las técnicas locales determinan las cualidades que interesan a quien consume. En México se le ha asignado denominación de origen a el café de Chiapas, la vainilla de Papantla y el mezcal, entre otros.

nopal-patentado-china-denominacion-de-origen-mexico

Este último, fabricado a partir de otro cactus, pasó por un problema muy similar al de los nopales. Fueron también países asiáticos los que querían patentarlo, pero se le protegió otorgando al mezcal la denominación de origen. Este antecedente demuestra que la petición de los académicos de la Universidad de Chapingo es, definitivamente la forma más efectiva de proteger un producto endémico, pues, no solo evita que lo patente cualquier persona, también devalúa todo producto fabricado fuera de la zona geográfica de origen.

El nopal no es cualquier cactus. Primero que nada es una magnífica planta, llena de vitaminas, fibra y calcio. Se puede comer de muchísimas formas (como demuestran las múltiples presentaciones que ha ideado la gastronomía de su país de origen) y, más importante aún, es un emblema cultural para los mexicanos. Sus propiedades (exceptuando el valor simbólico) se están volviendo especialmente populares en algunos países de Asia, lo que podría parecer benéfico en términos de exportación, pero, en realidad, lo que está pasando ha molestado a muchos mexicanos.

El nopal es delicioso y nutritivo. México está dispuesto a compartirlo con quien lo quiera consumir, pero resulta en una injusticia obligar a los mexicanos a dejar de producirlo y tener que exportarlo. Es alimento para el cuerpo, la identidad, y, por supuesto, para el paisaje natural mexicano.

nopal-patentado-china-denominacion-de-origen-mexico