Una dieta balanceada es importante para la salud plena. Por ello, buscar alternativas saludables para “picar” durante la noche puede ser la solución para este tipo de antojos, en especial si abundan papas fritas, galletas, helado, junk food y más a nuestro alcance. A continuación te compartimos un top 7 de snacks deliciosos y saludables que puedes comer en la noche

Queso cottage o yogurt. Sustituye el helado por estas dos alternativas si estás deseando comer algo fresco y cremoso antes de ir a la cama. Ambos alimentos son ricos en proteínas, calcio, y minerales que son fuente indispensable para el buen dormir, mejorar el sistema digestivo y fortalecer el sistema inmunológico. 

Uvas. Estas son una opción saludable e hidratante que ayudará a reducir el hambre nocturno. Son una fuente de antioxidantes y otros polifenoles, nutrientes que ayudan a la salud del corazón. 

Palomitas de maíz. Este alimento mexicano es el único que posee granos de maíz 100% sin procesar, por lo que es una opción más saludable que las papas fritas. 

Pistaches. Este snack tiende a compararse con los pretzels, cacahuates y otros, pero los pistaches ayudan a reducir la grasa corporal y la incidencia de enfermedades cardiovasculares. 

Pan tostado con huevo frito. Utiliza un poco de aceite de oliva para freír el huevo y sírvelo en una pieza de pan tostado de grano. Esta receta posee 10 gramos de proteína y sólo 200 calorías. El huevo ayuda a regular el peso, fortalecer los músculos, mejorar la salud durante el embarazo y potencializar el funcionamiento cerebral y la salud ocular, etcétera. 

– Frutos secos. La mezcla de nueces, almendras, nuez de la India y arándanos, ayuda al control del colesterol, la circulación sanguínea y la salud del corazón. Además es una buena fuente de vitamina E y B, fósforo, potasio, cobre, hierro y selenio, que ayudan a evitar enfermedades degenerativas como el cáncer.

Tés herbales e infusiones. Si bien la manzanilla es un clásico, existen otro tipos de tés herbales e infusiones que además de ayudar al sueño, también reducen las ganas de comer en la noche.