Yoga para niños, ¿cuáles son las posturas para iniciarlos en esta práctica ancestral?

Yoga para niños es una especie de terapia ideal para niños, ya que fomenta la actividad física y el bienestar emocional.

Yoga es una de las prácticas que fusionan mente y cuerpo, más antiguas de la Humanidad. Gracias a esta práctica, es posible mantener la línea basal lejos del estrés y emociones que afectan al estado de ánimo; pues de hecho, ayuda a dominar dichos estímulos sin eliminarlos ni rechazarlos. Por ello es una especie de terapia ideal para niños, adultos jóvenes y adultos de la tercera edad, ya que fomenta la actividad física y el bienestar emocional. 

En caso que te interese a ti y a tus hijos comenzar a practicar yoga, a continuación te compartimos cuatro posiciones que a tus hijos los divertirán y ayudarán a su salud plena: 

– Saludo al sol.

Esta postura ayuda a mantenerse en forma, estirando todo el cuerpo y jugando un poco con el cuerpo. Puede ser una forma divertida de no sólo introducirlos al yoga, también de conocer la elasticidad y flexibilidad de su cuerpo.

 

– La vela. 

Es una postura que representa confianza y equilibrio en el cuerpo. Es ideal que el niño esté acompañado de un adulto para trabajar este ejercicio, y así evitar caídas o dolores incómodos. Esta posición ayuda a mejorar el estado de ánimo, confianza y fuerza, descansan los pies y las piernas. 

la vela yoga para ninos

– Pinza.

Esta postura ayuda a reducir los trastornos digestivos, pues ayuda a estirar la musculatura posterior del cuerpo. Ayuda a ganar flexibilidad, fortaleza y confianza. 

pinza yoga para ninos

 

– La rueda.

Este ejercicio fortalece piernas y brazos, expandiendo el tórax y aumentando, en consecuencia, la capacidad pulmonar. 

la rueda yoga para ninos

 

– Postura de la relajación o savasana. 

Ayuda a calmar tanto el cuerpo como la mente, facilitando el prestar atención a la respiración, al movimiento y la imaginación. 

savasana yoga para ninos



Conoce el yoga Iyengar: la práctica que puede llevarte a otro estado de conciencia

Si crees que el yoga en su versión occidental no tiene nada que ofrecerte, el yoga Iyengar te hará cambiar de parecer.

El yoga es una práctica milenaria y proviene de Oriente. Practicarla en nuestras selvas de concreto occidentales, y en pleno siglo XXI, parece algo ¿anacrónico? ¿fuera de lugar? Lo cierto es que, actualmente, hacer yoga no es un capricho ni una moda –una muestra contundente de ello está en el documental Yoga, la arquitectura de la paz–. Por eso, para quien se compromete realmente en su práctica disciplinada, el yoga no es ni siquiera una rutina más de ejercicio o de estiramiento, sino una forma de vivir y de poner en equilibrio la existencia. 

Es así que la práctica del yoga es una que se puede retomar, estemos donde estemos y seamos de donde seamos. Sólo tenemos que ser conscientes de lo que implica. Para esto es necesario comprometernos no sólo física o mentalmente, sino también espiritualmente. Es un compromiso incluso ético, y eso es algo muy presente en el yoga Iyengar.

Es a través del cuerpo que te das cuenta de que eres un chispazo de divinidad.

(B. K. S. Iyengar)

Entre las muchas escuelas que existen, provenientes de diversas cosmovisiones, la del yoga Iyengar es quizá una de las más profundas entre aquellas que más se popularizaron. Este estilo es ideal para todos los que no se han decidido a practicar el yoga por sentir que su versión occidental es una versión deslavada. Pero realmente es todo menos eso. Y el yoga Iyengar lo demuestra, siendo una práctica exigente pero a la vez coherente, tanto para la mente como para el cuerpo. Y con mucho contenido que también alimenta al espíritu.

yoga-iyengar-que-es-tipos-como-elegir

Todas las escuelas de yoga complementan su práctica de asanas (posturas) con un extenso bagaje teórico y hasta histórico que debemos conocer. Esto, en primer lugar, para decidirnos por el estilo al que mejor podamos adecuar nuestros intereses y aspiraciones. El yoga Iyengar se basa en ocho estadios que deben recorrerse para llegar al dharna (concentración), al dhyana (meditación) y finalmente al samadhi (estado superior de conciencia).

Es a través del alineamiento del cuerpo que descubrí el alineamiento de la mente, el yo y la inteligencia.

(B. K. S. Iyengar)

En el yoga Iyengar se deben realizar las asanas privilegiando la atención que se pone en cada momento de su ejecución. Para ello, debemos enfocarnos en la respiración y en lo que los órganos sensoriales comunican en nuestro interior. Lo mejor es el cuidado que se pone en este estilo a la correcta alineación del cuerpo, lo que lo hace una forma de yoga más profunda que las clases “exprés” o de mero estiramiento sinsentido.

Así, esta escuela de yoga, fundada por el maestro indio y gran difusor B. K. S. Iyengar –quien fuera una de las personas mas influyentes en 2004, según la revista Times–, se caracteriza por brindar un camino pausado pero seguro hacia una transformación radical de la conciencia. A partir de su práctica podemos realmente llegar a percibir que estamos en la nada: que nuestra conciencia se ilumina y nos liberamos realmente de los amarres materiales.

Si quieres conocer más de esta escuela de yoga, te recomendamos buscar en línea algunos de los muchos libros del maestro B. K. S. Iyengar, o sus entrevistas en YouTube. Son imperdibles.

 

* Imágenes: Yoga Journal; 2) Mirrorpix



5 posiciones de yoga para niños que abrirá la mente y el corazón

El yoga canaliza la energía reafirmando su autoestima, aprendiendo a relajarse, dominando la concentración y abriéndose al universo que nos rodea.

El yoga es una actividad recomendada para adultos –jóvenes y mayores– y niños, ya que su objetivo es la búsqueda del equilibrio y la armonía como base de una vida saludable y alegre. Esto con el objetivo de canalizar la energía reafirmando su autoestima, aprendiendo a relajarse, dominando la concentración y abriéndose al universo que nos rodea. Y es que, sin darse cuenta, el yoga comienza a impactar en: 

– la rapidez de los movimientos; 

– la regularización de las funciones fisiológicas, como sueño, hambre, etcétera; 

– la reacción a experiencias nuevas; 

– la expansión de la energía hacia sus emociones, estados de ánimo, deseos, etcétera; 

– el mantenimiento de atención central sin interrupciones hacia actividades simples y complejas; 

– el encuentro del estímulo necesario para llamar la atención para realizar una actividad nueva;

– la recurrencia de una actitud positiva;

– entre otros…

En caso de querer introducir a los niños o incluso a un adulto al mundo del yoga, estos son las cinco posiciones ideales que sólo requieren unos minutos para mejorar tanto postura como abrir el cuerpo y la mente.

–  Posición del gato a la vaca. Comenzando con poner manos y rodillas sobre el suelo, lo único que se tiene que hacer es arquear hacia arriba la espalda metiendo el mentón hacia el pecho como si fuera un gato; y luego, arquear hacia abajo la espalda abriendo el pecho y el mentón. Esta es una manera para fortalecer la espina dorsal y empezar con la sensación del corazón abierto. 

 

– Posición del perro mirando hacia arriba. Colocando el estómago contra el piso y las palmas de las manos a un lado de los hombros, elevarás la parte superior del cuerpo mirando hacia arriba. Esto fortalecerá los brazos y abrirá el pecho. 

– Posición del puente. Se trata de una posición que abre ampliamente el corazón, en donde lo primero que se tiene que hacer es poner la espalda contra el piso, la planta de los pies bien puestos en el suelo, los brazos inversos a la altura de los hombros y el mentón hacia el pecho. Con esta preparación ayudará a levantar la espalda del suelo para dar la forma de un puente. 

– Posición del camello. Esta posición ayuda a abrir el corazón mientras se arrodilla sobre el piso, echando el cuerpo y la cabeza atrás lentamente y colocando las manos sobre los tobillos. Inclina tu cabeza hacia arriba, abre tu pecho y respira.

– Posición del arco. Acuéstate boca abajo, dobla las rodillas y levanta el pecho. Lleva las manos hacia atrás, apuntando los dedos de los pies. Deja que tu corazón se abra.