21 maneras de describir a la naturaleza en diferentes culturas (INFOGRÁFICO)

¿Sabías que en japonés se dice “kachou Fuugetsu” para describir el momento en que la belleza y maravilla de la naturaleza facilita el autodescubrimiento?

El earthinggrounding ha sido un movimiento enfocado en reconciliar al humano con la naturaleza. Se trata de caminar descalzo y “hacer tierra” para permitir que el cuerpo reciba la energía –mediante electrones libres– del campo magnético de la Tierra, y así reducir los daños que provocan las cargas eléctricas de los aparatos electrónicos y que llevan a la oxidación del cuerpo. 

Esta práctica, de alguna manera, brinda numerosos beneficios a la salud tanto física como psíquica. Dale click aquí para saber qué hace la energía de la naturaleza en tu cuerpo, principalmente desde que la negatividad energética de la tierra fomenta un ambiente bioeléctrico interno que establece un funcionamiento normal en todos los sistemas del cuerpo, regularizando el reloj biológico a ritmos diurnos corporales y facilitando nuevas experiencias características de la meditación mindfulness y la trascendencia psicoespiritual. 

Hay ocasiones que esta conexión con la naturaleza libera una serie de experiencias difíciles de describir en tan sólo una palabra. Empoderamiento, admiración, terror, son sólo algunas de los sentimientos y emociones que la madre naturaleza es capaz de provocar; sin embargo, hay otros efectos psicoemocionales que nos son imposibles de encapsular en una sola palabra, un idioma o una cultura. Por ello te compartimos a continuación un infográfico que reúne expresiones que engloban fenómenos psicoemocionales a través de la presencia de la naturaleza: 

Waldeinsamkeit (en alemán): la sensación de estar solo en el bosque.

Ammil (en dialecto devon, inglés occidental): la delicada laca de hielo que encierra a las hojas, leñas y hierba después de un periodo de congelamiento seguido de un deshielo parcial en la mañana, todo el paisaje es deslumbrante y brilloso.

Psithurisma (en griego): el susurro de las hojas con el viento.

Gökotta (en sueco): despertarse temprano en la mañana simplemente para ir afuera y escuchar los primeros cantos de los pájaros.

Komorebi (en japonés): destellos de la luz que danzan entre las hojas de los árboles.

Tuil-Bheum (en gaélico escocés): un torrente causado por una tormenta.

Hanyauku (en kwangali): el acto de caminar en puntas por la arena caliente.

Zawn (en córnico): una ensenada profunda y estrecha que está labrada por un acantilado cerca del océano.

Mangata (sueco): un camino luminoso y brillante creado por el reflejo de la luna sobre el mar.

Poronkusema (en finlandés): un término obsoleto que describe la distancia que un reno puede viajar sin necesidad de un descanso.

Kalpa (en sánscrito): el paso del tiempo en una escala vasta, cosmológica.

Turadh (en gaélico escocés): la desaparición momentánea de las nubes entre lluvias.

Utepils (en noruego): disfrutar de una cerveza fuera de casa en un día soleado.

Rudenèja (en lituano): la manera en que la naturaleza comienza a sentir la llegada de otoño.

Shemesh Khola (en hebreo): “sol enfermo” o cuando hay sol pero se siente frío.

Plimpplampplettere (en holandés): cuando las piedras saltan a lo largo del agua.

Uitwaaien (en holandés): la traducción literal es “caminar en el viento” o caminar mientras hay viento en el campo para aclarar la mente.

Wabi-Sabi (en japonés): encontrar la belleza en la imperfección o transitoriedad, aprehendiendo el ciclo natural del nacimiento y la muerte.

Hanibaram (en coreano): los vientos secos y fríos que corren del oeste en un día sereno.

Petrichor (en inglés): la totalidad, el olor de la tierra que emerge después de la lluvia.

Kachou Fuugetsu (en japonés): cuando la maravilla y belleza de la naturaleza permite el autodescubrimiento.

formas de llamar a la naturaleza



Instagramers frecuentan lago tóxico para posar en selfies

A pesar de las advertencias de toxicidad, instagramers se adentran en este lago para lograr más likes.

Un fenómeno caricaturesco, pero que refleja dos cualidades de la actualidad, es el que acontece en un lago ubicado en Siberia. Se trata de un cuerpo de agua turquesa, al que se conoce como las “Maldivas de Novosibirsk” por su belleza. 

El problema es que se trata de un repositorio de los deshechos de una planta de energía que se encuentra en los alrededores; y que el seductor y muy instagrameable tono del agua es el resultado de una alta concentración de calcio y óxido que proviene de los residuos tóxicos de las instalaciones de la Siberian Generating Company (SGK).

selfies-lugares-toxicos-peligrosos 

A pesar de las numerosas advertencias contra entrar entrar en el lago, muchos visitantes, comenzando por “influencers” locales, no dudan en acercarse o incluso adentrarse con tal de lograr un buen selfie enmarcado por un precioso e inusual paisaje. 

Un instagramer que posó montado en un unicornio infalible y portando un pasamontañas, explica su búsqueda:

No es peligroso nadar aquí. Al día siguiente mis piernas amanecieron ligeramente rojizas y tuve comezón por dos días. Pero luego todo pasó. ¿Pero qué no harías por lograr imágenes como esta?

 

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

🇷🇺Работяги, плавать там не опасно🚨 На следующее утро мои ноги слегка покраснели и чесались дня два, потом все прошло 🙏🏽 Но что не сделаешь ради таких снимков😋Вода на вкус немного кисловата, похожа на мел 😝 🇺🇸It,s not dangerous to swim here. The next morning, my legs turned slightly red and itched for two days, but then everything went. But what wouldn’t you do for the sake of such pictures? The water tastes a little sour 🤮 #новосибирскиемальдивы #золоотвалтэц5 #золоотвал #золоотвалнск #тэц5

A post shared by Alex (@tweezer_nsk) on

La contaminación del ambiente, y el narcisismo digital, son sin duda dos propiedades significativas de nuestros tiempos. Y ahí, en el lago tóxico de Novosibirsk, han concertado una cita.  

 



Una ilustración del siglo XIX sobre cómo se ven las alucinaciones que produce la migraña

¿Qué son estos rayos y destellos que auguran cuando nos va a dar migraña?

La migraña con aura es un dolor de cabeza muy agudo que “advierte”, con una serie de alteraciones sensoriales (aura) previas, que está por aparecer el dolor. Estas pueden ser sonoras, táctiles e incluso visuales. Desde un sentimiento “extraño” en todo el cuerpo, como un hormigueo, hasta sonidos sutiles pero muy peculiares, y diversas perturbaciones ópticas como rayos y destellos estridentes, líneas en zigzag, estrellas brillantes o simplemente luces. La migraña con aura puede incluir alucinaciones aún más complejas, que implican la distorsión de colores y tamaños de la realidad.  

Una migraña que provoca auras visuales no necesariamente demuestra la gravedad o la intensidad del dolor, pero sí asegura que, por lo menos, tendrás que pasar algunos días sin ver la luz, en un sitio tranquilo. Pese a las múltiples investigaciones realizadas a lo largo de la historia médica, aún no se conoce con exactitud las causas que desencadenan las crisis migrañosas, aunque sí puede augurar que algo en tu cuerpo no anda bien. Pero mientras la ciencia logra descubrir qué es lo que ocurre en nuestro cerebro cuando aparece una migraña o qué causa las alucinaciones, un médico de 1870 nos dejó esta precisa (y muy bella) ilustración sobre lo que experimentó al ser víctima de una migraña con auras visuales.  

Al parecer, el médico inglés Hubert Airy, buscó imprimir su propia experiencia visual de una migraña. De acuerdo con un artículo de National Geographic, Aire se dio cuenta de su enfermedad en el otoño de 1854, cuando notó un pequeño punto ciego que interfería con su capacidad para leer:

Al principio, se parecía al lugar que se ve después de haber mirado el sol o algún objeto brillante.

Pero el punto ciego crecía y sus bordes tomaban una forma de zigzag que le recordaba a los bastiones de una ciudad medieval amurallada; una especie de imagen en movimiento con colores de todo tipo:

Todo el interior de la “fortaleza”, por así decirlo, estaba hirviendo y girando de la manera más maravillosa, como si fuera un líquido espeso, todo vivo…

migrana-alucinaciones-aura-visual-destellos-luces-como-se-ve

 

Cuando esto ocurrió, Airy apenas era un estudiante. Pero más tarde, la descripción del “aura” que había experimentado –esos síntomas alucinantes que auguran la migraña–, se convirtió en este dibujo que ha sido un icono en el estudio de la Neurología, luego de haberse publicado en las Transacciones filosóficas de la Royal Society, en 1870. Pero, lo más fascinante de este dibujo, es que logró imprimir, de manera perfecta, la forma en la que está organizada la corteza visual medio siglo antes de que se lograra obtener un mapa concreto de esta área del cerebro, encargada de procesar lo que vemos. 

Tal vez Hubert Airy no era un gran dibujante, pero atesorar e inmortalizar lo que alucinó durante su primer migraña en este simple dibujo consiguió, de la nada, imprimir un reflejo vivo de su cerebro. 

 

También en Ecoosfera: Tus migrañas podrían ser un mecanismo de tu cuerpo para proteger el cerebro