¿Quieres saber qué dice tu perro? Científicos desarrollan traductor de ladridos de perro

Se trata de un prototipo de un software que capta, clasifica y evalúa los ladridos de perros domésticos para determinar si son provocados por una situación de riesgo –como la presencia de intrusos en el hogar–.

Cuando recién adoptamos a un perro, comienza un proceso de adaptación mutua basado principalmente en la comunicación. Dado que humanos y perros somos seres de distintas especies, es importante desarrollar una comunicación viable y funcional para la convivencia diaria. Para ello, el equipo de investigación de la Unidad de Transferencia Tecnológica Tepic y del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada –CICESE UT3–, ambos de México, han desarrollado un prototipo de un software que capta, clasifica y evalúa los ladridos de perros domésticos para determinar si son provocados por una situación de riesgo –como la presencia de intrusos en el hogar–. 

Humberto Pérez Espinosa, líder de la investigación, explica que el software Clasificación y reconocimiento de ladridos, tiene como objetivo clasificar diferentes tipos de ladridos en relación con el contexto en que fueron generados; principalmente si es durante la presencia de un extraño u otro perro. Para ello se buscaron patrones que pudieran generar modelos de identificación de actividades y emociones, de modo que “cuando se reciba un ladrido, el software pueda determinar en qué contexto fue generado, si es una causa normal o común, o si hay alerta.”

ladrido de perro, perro, traductor de ladrido de perros

Para obtener los patrones, los científicos grabaron los ladridos de 35 razas domésticas, más comunes en los hogares mexicanos, como el Schnauzer, French Poodle y Chihuahua. Pérez Espinosa explica: “Se grabaron los perros y decidimos generar una base de datos, trabajando con esquemas de aprendizaje supervisado, basados en tener ejemplos de los ladridos y poder entrenar los modelos computacionales para que aprendan de estos ejemplos”.  Sus ladridos estuvieron bajo un protocolo de estímulos que generaran emociones como alegría, hambre y sed, así como miedo, enojo y lucha. 

Lo que hicimos entonces fue un modelo emocional que se parecía al de las personas, donde existen primitivas emocionales: el eje vertical representa valencias y el horizontal, la activación; con estas dos primitivas se puede determinar el tipo de emoción que ocurre. Por ejemplo, si la activación se eleva hacia arriba y la actitud es positiva, puede ser un estado de alegría; si tiene altos niveles de actividad y actitud negativa, entonces revela alertas. 

Fue así que se logró crear este sistema de identificación y modelaje de ruidos domésticos, así como una plataforma de alarma frente a situaciones de riesgo relacionadas con la salud del perro o de sus dueños. Pérez Espinosa puntualizó que: 

El software ya está completo en una versión beta, falta robustecerlo con más ladridos y modelos de reconocimiento, pero ya es funcional; la segunda etapa es hacerlo flexible hacia diversas aplicaciones, no solo de seguridad, sino que se pueda conectar a una API (interfaz de programación de aplicaciones) para generar datos sobre la salud o bienestar del perro o su dueño, u otras cuestiones, pero eso quedará abierto para que se basen en nuestra plataforma.



El arte japonés de inventar cosas inútiles: una parodia de nuestra realidad

Una prueba de que lo absurdo es parte inherente de la vida.

En Japón existe un arte conocido como chindōgu, el cual consiste en inventar gadgets que parecieran una ingeniosa solución a problemas cotidianos, pero que en realidad son inventos completamente inútiles. Eso sí: sirven para parodiar la realidad de manera por demás ingeniosa.

La palabra chindōgu se traduce como “herramienta extraña”, y fue usada por primera vez por el inventor japonés Kenji Kawakami, también editor de la revista para amas de casa “Mail Order Like”.

inventos-inutiles-japon-selfie-stick

En el Japón de 1990 era posible encontrar libros enteros dedicados a estos inventos inútiles, llamados Unuseless Japanese Inventions. Cada una mostraba al menos 100 inventos reales, fotografiados y descritos como si se tratase de productos disponibles en el mercado.

Entre los extravagantes gadgets se podían encontrar paraguas para zapatos, palillos con mini-ventiladores para enfriar los noodles, zapatos con agujeros en las suelas para evitar tropezar con canicas y, lo mejor: pantuflas para gato con quita polvos integrado, para hacer de los gatos aliados en la limpieza del hogar.

inventos-inutiles-japon-selfie-stick

inventos-inutiles-japon-selfie-stick

En 1995 uno de los inventos destacados del libro 101 Unuseless Japanese Inventions fue el selfie stick, que 30 años más tarde se comercializaría en todo el mundo con un éxito rampante.

Así es: el selfie stick fue un chindōgu

La idea vino a Hiroshi Ueda, un aficionado a la fotografía y trabajador en una compañía de cámaras quien, durante unas vacaciones con su esposa, le dio su cámara a unos niños para que les tomaran una foto, pero estos se echaron a correr. De esa mala experiencia surgió el “Self Portrait Camera Stick” en 1983, el cual intento ser comercializado por la compañía donde trabajar Ueda, pero sin éxito alguno. Por eso, el curioso artefacto pasó al catálogo de chindōgu en 1995, y su patente se venció en 2003 sin que Ueda hiciera nada por evitarlo.  

inventos-inutiles-japon-selfie-stick

Tres décadas después, el selfie stick se convertiría en uno de los inventos más vendidos del siglo XXI…

¿Absurdo? Sin duda

El arte del chindōgu sin duda coquetea con lo absurdo, y es un deudor de esta filosofía. Porque lo absurdo ocurre ahí donde existe un conflicto entre la búsqueda por el sentido de la vida, por un lado, y la imposibilidad de encontrarlo en el contexto de lo humano, por el otro.

Lo bonito de esta curiosa materialización del absurdo que es el chindōgu es que demuestra la utilidad de lo absurdo en la vida de una manera por demás ingeniosa. Y es que existe una paradoja: en tanto exista una búsqueda de sentido, la vida cobra sentido. Así que, manteniendo un toque de absurdo en la vida es como de alguna forma la perpetuamos.

¿Qué sería de la existencia si todo tuviera sentido?
¿O si todos los problemas tuvieran solución en un invento?

inventos-inutiles-japon-selfie-stick

Así que también podemos agradecer al selfie stick por formar parte de esos absurdos de la vida que, paradójicamente, la dotan de sentido.

*Nota: odiamos los efectos negativos de la cultura selfie tanto como ustedes. Pero la parodia consiste en poder reírnos de nosotros mismos, lo cual siempre es algo positivo. Bien dijo Albert Camus que:

El absurdo es la lucidez de la razón comprobando sus límites.



Los sonidos de tu perro te dicen más de lo que imaginas: un estudio

Con solo escuchar los ladridos o respiraciones de tu mascota puedes descubrir mucho de ellos, mira.

Los ladridos de nuestros perros y sus respiraciones están entre los indicadores más eficaces para saber cuál es su estado de ánimo, sus necesidades o incluso salud. Los perros han desarrollado los ladridos como su manera de lenguaje más profundo, y solo es cuestión de que tú prestes atención a este indicador para que seas capaz de averiguar más de lo que crees sobre ellos. 

Un estudio hecho por la Universidad Politécnica de Madrid ha probado cómo poner atención a los sonidos de los perros puede resultar en adivinar factores impensables como el género, la edad, o incluso el escenario que vive ese animal. 

Para este análisis 8 perros fueron puestos en distintas situaciones como el estar atados a un árbol, jugando a la pelota, defendiendo a su amo de una aparente amenaza o preparándose para un paseo. 

Luego estudiantes de veterinaria fueron analizando los sonidos de los perros para determinar su situación (escenario) y su género y edad. Lo investigadores encontraron que el 85% de las veces los estudiantes pudieron adivinar el género, y 80% la edad. Asimismo los niveles de tino sobre las situaciones que vivían los perros fueron de 55%.

Lo anterior revela que mediante el estudio de los sonidos de los perros; ladridos y respiraciones, quizá podemos saber mucho más de ellos en la vida cotidiana. Se trata de una información que nos descubre la importancia sobre conocer a nuestras mascotas más profundamente y con un poco de atención focalizada.