La NASA graba por primera vez el supersónico sonido de Júpiter (AUDIO)

Por el momento, los científicos concuerdan que Júpiter posee pistas del momento en que se inició el sistema solar y el planeta estaba en formación.

Imagen: National Geographic

Juno, la nave espacial de la NASA, pasó cinco años en el universo para poder llegar a la órbita de Júpiter en búsqueda de desentrañar los misterios del planeta más grande del sistema solar. Con casi cuatro toneladas e impulsada por energía solar, la nave efectuará una serie de 37 sobrevuelos alrededor Júpiter, entre 10 mil y 4 667 km sobre la capa nubosa durante 18 meses. 

En estas primeras vueltas, de 53.5 días, Juno se colocó en una órbita de 14 días que le hará pasar sucesivamente cerca de los polos. Durante lo cual, los instrumentos de la sonda penetraron la capa de nubes con el fin de estudiar las gigantescas auroras boreales, su atmósfera y su magnetósfera. El objetivo es comprender mejor la composición interna del planeta, principalmente sus campos gravitacionales y magnéticas, las emisiones radiométricas de la atmósfera profunda la composición, su estructura térmica y ambiente ionizado. 

Para protegerse de las radiaciones, Juno está cubierta por una sólida armadura de titanio de 172 kilos. Sólo de este modo, la armadura podrá reducir los efectos de las radiaciones hasta 800 más veces que si no estuviera protegida. 

Por el momento, los científicos concuerdan que Júpiter posee pistas del momento en que se inició el sistema solar –y el planeta estaba en formación–, las cuales podrían alcanzar una vez pasada la capa de hidrógeno –90 por ciento de la atmósfera– que actúa como un poderoso conductor eléctrico. Este fenómeno, combinado con la rotación rápida de Júpiter –alrededor de 10 horas terrestres–, generan un campo magnético muy potente que rodea al planeta y que, si no se tiene un debido cuidado, puede amenazar a la sonda. 

Como resultado, los científicos lograron identificar sonidos estremecedores que provenían del campo magnético de Júpiter. Estos sonidos son realmente un “arco de choque” –o sonic boom– causados cuando Juno entró al campo magnético del planeta, el cual protege con gases al planeta de los vientos solares. Este fenómeno se asocia con ondas de choque entre un objeto que viaja más rápido que la velocidad del sonido; por lo que generan grandes cantidades de sonidos energéticos, como si fuera una explosión o una bala supersónica. El sonic boom duró alrededor de 2 horas, cuando Juno se encontraba viajando alrededor de 241 000 km/h.

Dale click aquí para conocer sus estremecedores sonidos: 

 



Escucha estos escalofriantes sonidos captados por la NASA en el sistema solar (AUDIO)

Escucha estos peculiares sonidos que nos hablan de los movimientos que hacen los cuerpos celestes, parecen salidos de una película de terror.

Las festividades como Halloween y el Día de Muertos mexicano invitan a deleitarse a través de las sensaciones terroríficas, pues se ligan con lo paranormal, lo fantasmal y lo mortuorio. Y –mientras que no a todos les complacen este tipo de experiencias– definitivamente hay algo encantador en conectar con “el más allá”, a través de exaltar las emociones. Lo misterioso tiene una cualidad atractiva, que nos invita a imaginar y sólo requerimos de muy pocos incentivos.

Alimentando ese espíritu, la NASA hizo una compilación con una serie de escalofriantes sonidos captados en el sistema solar, especial para estos días de fantasmas. Estos recuerdan a los que se escuchan en las películas de terror: voces ahogadas, susurros, respiraciones, pasos y extraños pitidos como de nave extraterrestre.

nasa-sonidos-planetas-sistema-solar-espacio-escalofriantes-halloween

En realidad, los extraños sonidos son resultado de una especie de traducción que investigadores científicos hacen a partir de ondas de radio captadas por las naves. Estas son transformadas a ondas sonoras y, lo que se escucha es sólo un reflejo de los datos extraídos en el espacio. En la NASA se hacen monitoreos constantes de naves y cuerpos celestes con el fin de estudiar sus movimientos. Los sonidos nos hablan entonces del movimiento de diferentes objetos en el espacio, pero, de cualquier manera, al escucharlos es difícil no imaginar a los misteriosos personajes terroríficos que protagonizan las fiestas para los muertos.

Te presentamos algunos de los más escalofriantes:

La nave Juno, al atravesar el inmenso campo magnético de Júpiter, recuperó este extraño oleaje.

 

El telescopio espacial Kepler captó este extraño sonido emitido originalmente en forma de luz por el sistema de estrellas KIC12268220C. El sonido definitivamente recuerda a una nave espacial de marcianos, de las antiguas películas sobre el espacio.

Estos extraños sonidos, como de fantasmas interfiriendo aparatos electrónicos son emitidas por Ganymede, la luna más grande de Júpiter.

Las ondas de radio emitidas por Saturno, fueron captadas por la nave espacial Cassini, que ha pasado 13 años explorando las lunas del gran planeta, en busca de alguna que pueda ser habitada. El planeta responde con esta aterradora respiración.

Este terrorífico sonido, como de un animal correteando detrás de las paredes, es el único que sí fue grabado como sonido directamente y no traducido a la forma sonora, a partir de datos. Es el sonido que emite el polvo que dejó tras de sí el cometa Tempel 1, al chocar con la nave espacial Stardust.

Descubre la lista completa:

*Imágenes: NASA



¿Ya has visto las imágenes inéditas de Júpiter?

De acuerdo con el Instituto de Ciencias Planetarias, las columnas de gas que se encuentran desde las profundidades del planeta “podrían estar creando sistemas meteorológicos, transformando las nubes del planeta”.

Después de 18 meses y 37 sobrevuelos sobre Júpiter, Juno –la nave espacial de la NASA– ha brindado información sobre el planeta más grande del sistema solar. Los primeros resultados mostraron el sonic boom –o el “arco de choque”– que su campo magnético desprendía, con el paso de los vuelos se descubrió que el astro posee ciclones que erupcionan y giran en torno a los polos, así como un núcleo gigantesco que se diluye con metales pesados en una capa de hidrógeno metálico líquido. 

Ahora, los resultados muestran a un astro misterioso con unas poderosas auroras que brillan cerca de los polos y que se agitan entre tormentas y espirales de colores pastel. Inclusive, de acuerdo con el Instituto de Ciencias Planetarias, las columnas de gas que se encuentran desde las profundidades del planeta “podrían estar creando sistemas meteorológicos, transformando las nubes del planeta”.

Conoce más sobre el supersónico sonido de Júpiter dándole click aquí.