Earthing, sexo y una dieta equilibrada: tres cosas que necesitas para una mente saludable

Nicholas Spitzer ha decidido aclarar algunos mitos sobre cómo fortalecer este elemento tan indispensable para la supervivencia humana.

Cansado de artículos pop sobre la mente, el profesor de Neurociencias en la Universidad de California y editor en jefe de BrainFacts.org, Nicholas Spitzer ha decidido aclarar algunos mitos sobre cómo fortalecer este elemento tan indispensable para la supervivencia humana. 

Hay mitos que han trascendido las barreras del tiempo, falsificando información de generación a generación; como por ejemplo que sólo usamos el 10 por ciento de nuestro capacidad cerebral, que el hemisferio derecho e izquierdo del cerebro funcionan diferente, escuchar música de Mozart eleva inteligencia e inclusive que para fortalecer la mente se requieren juegos de reforzamiento cognitivos –sopa de letras, crucigramas, etcétera–.

Por ello Spitzer ha decidido aclarar la realidad del funcionamiento de la mente: “La mayoría de las personas cree que la música clásica potencializará el funcionamiento cerebral –el efecto Mozart– o jugar cierto tipo de juegos agudizará el funcionamiento cognitivo. Estas teorías se han analizado y no tienen un fundamento real. Es decepcionante de alguna manera.” En su lugar, la investigación de Spitzer ha demostrado que existen ciertas actividades principales para mejorar el funcionamiento de la mente: 

– Ejercicio con sunbathing o forest bathing. 

El sunbathing, earthing, grounding y forest bathing pueden fusionarse con los beneficios del ejercicio. Los baños de bosque permiten un mejor funcionamiento en mente y cuerpo:  “Esto se debe a que el ecosistema es tan variado que brinda una mayor diversidad microbiótica tanto alrededor como dentro de nosotros”, influyendo así en el funcionamiento del cuerpo y en la salud emocional de la persona. Mientras que el hacer ejercicio aeróbico o correr fomenta la regeneración de las células neuronales en la región del hipocampo –el cual se asocia con habilidades cognitivas como la memoria y el aprendizaje–: “Si haces ejercicio al grado de sudar –entre 30 y 40 minutos–, están naciendo nuevas células cerebrales. Y eso sucede en la región de la memoria.”. 

II

– Interacción social. 

En un estudio reciente publicado en Science Magazine, el cerebro libera una diversa gama de neurotransmisores en función de los factores ambientales –como vínculos afectivos y prácticas sexuales–. Por lo que el cerebro liberará neurotransmisores que condicionarán tu estado de ánimo en función de las personas que te rodean. Israel Castillo, psicoterapeuta y traumatólogo mexicano, explica: 

En los Estados Unidos de América, en el censo del año 2000, el promedio de habitantes por casa era de 3; para el año 2010 más de 1/3 de las casas reportaron un promedio de 1 habitante por casa. Como si esta fragmentación social no fuera suficiente, la sociedad actual se ha hecho adicta a la tecnología. En países desarrollados se ha encontrado que las personas mayores de 12 años interactúan 11 horas promedio al día con artefactos electrónicos. Otros estudios señalan que en países industrializados, la interacción social (pláticas, contacto visual, contacto físico, atención, etc.) es interrumpido en promedio más de 150 veces por aparatos electrónicos. Estamos perdiendo la capacidad de estar sintonizados en un verdadero contacto social, reemplazándolo por contactos virtuales que se han hecho llamar “redes sociales.” No es mi papel demonizar la tecnología, pero creo que existen varios fenómenos sociales que está facilitando la desconexión interpersonal que nuestros cerebros necesitan, que nuestras comunidades requieren para seguir siendo funcionales. […] Nuestros cerebros necesitan socializar para mantener su funcionamiento óptimo. Las sociedades y comunidades se están deteriorándose y muriendo debido al aislamiento interpersonal al cuál nos hemos sometido. Las investigaciones señalan que la gente que interactúa física y emocionalmente con más personas son más sanas, reportan mejor calidad de vida, su expectativa de vida es mayor, etc.

Además, se vale combinar el vínculo social y el ejercicio; es decir, el sexo. Según un estudio de Rutgers, el orgasmo femenino libera un flujo sanguíneo significativo en todas las regiones del cerebro, mejorando el funcionamiento cognitivo. 

vinculos afectivos

– Dieta.  

La alimentación funge como energía para el óptimo funcionamiento del cuerpo, también de nuestros estados de ánimo, mente y espíritu. Las bacterias que habitan el organismo influyen en la manera en que la mente trabaja. Sí, la ansiedad o la depresión pueden estar relacionadas con el hábitat de microorganismos que fluyen en tu cuerpo cada día. 

maguey

En otras palabras, para mantener al cerebro y a la mente “en forma”, lo mejor que puedes hacer es mantenerte activo. El movimiento, en el exterior, son los nutrientes básicos de la mente, a diferencia de los puzzles, sudoku y crucigramas que sólo incrementan las aptitudes verbales y facilitan el aprendizaje de un tema. 



2 semanas en la selva afectan positivamente el sistema digestivo de los niños (Estudio)

Según este estudio, una alimentación natural (sin grasas ni harinas) tiene efectos positivos a corto plazo.

En un estudio se encontró que una breve temporada en la selva puede cambiar positivamente el microbioma estomacal de los niños. En las ciudades, la alimentación de los niños produce una diversidad reducida de las “bacterias buenas” del intestino; pero en los niños que viven en zonas selváticas, y por lo tanto tienen una alimentación sin añadidos artificiales, el microbioma tiene una mayor diversidad, lo que beneficia su desarrollo y salud en la adultez.

alimentacion-selva-mejora microbioma-digestivo-ninos-salud

La investigadora María Gloria Domínguez-Bello, del Departamento de Bioquímica y Microbiología de la Universidad Rutgers en New Brunswick, llevó a un grupo de siete turistas de diversas edades a pasar 16 días con la comunidad yekuana, habitantes de las selvas de Bolívar, en Venezuela.

Antes, durante y después de su inmersión, los investigadores tomaron muestras de la piel, la mucosa nasal y bucal y las heces de los siete niños y adultos que participaron en el estudio. También tomaron muestras de miembros de los yekuana que coincidían en edad.

maneras naturales de sanar sistema digestivo estomago

Los turistas se sometieron a la misma alimentación que los yekuana, basada en fibra dietética con altos niveles de carbohidratos vegetales, así como bajos niveles de azúcares solubles y grasa. Según investigaciones previas en zonas rurales, este tipo de alimentación favorece una mayor diversidad del microbioma, lo cual contribuye positivamente a mantener la salud del colon y el tracto digestivo en general.

Al término del estudio se compararon las muestras de los turistas con las de los pobladores yekuana, y se llegó a la conclusión de que el microbioma de los niños mostró una mayor diversidad de bacterias positivas; sin embargo, el microbioma de los adultos no mostró cambios sustanciales.

 

Diferencias de alimentación en la selva y la ciudad

alimentacion-selva-mejora microbioma-digestivo-ninos-salud

Los científicos creen que la mayor estabilidad del microbioma adulto es una “ventana etaria” que ocurre en etapas tempranas del desarrollo. Una alimentación sana y variada en los niños los volvería más resilientes a infecciones y enfermedades, pues si alguna de las 300-500 especies de bacterias del estómago es eliminada por alguna razón, puede que la mayor diversidad permita que otra tome su lugar.

¿Esto quiere decir que debemos mudarnos a la selva para adquirir mayor diversidad de bacterias buenas? No necesariamente. Según Rodríguez-Bello, “en las sociedades urbanas tenemos la ilusión de una alimentación altamente diversa, porque tenemos diversidad sensorial. Por ejemplo, el pan, la pasta, el pastel, etc., se perciben como diversos, pero son variaciones de lo mismo, harinas y aceites procesados”. Pero, por otra parte, “los vegetales y frutas no procesados tienen una alta diversidad química, y una alta diversidad de sustratos que llegan al colon [y] sirven como alimento a gran variedad de bacterias”. Aquí hay algunas sugerencias para tener un microbioma más sano.

Posteriores estudios pretenden demostrar que una mayor diversidad de bacterias en el organismo puede prevenir enfermedades como la diabetes, la obesidad, e incluso la depresión.



¿No sabes cuál es el sentido de la vida? Según la ciencia, te hace falta un poco de sexo

Para quienes practican sexo regularmente, la vida tiene sentido. Esto parece lógico, ¿no crees?

El sexo merece ser resignificado y redimido en nuestra sociedad, pues son demasiadas las bondades que nos provee el practicarlo. Muchas de ellas han sido estudiadas por culturas antiguas, como la china, para la cual la energía sexual es la fuente de la felicidad, siempre y cuando la práctica del sexo esté asociada a la espiritualidad.

Pero disciplinas occidentales como la psicología también se han interesado por esta energía; es el caso de Wilhelm Reich, quien siempre hizo hincapié en la importancia del orgasmo como un brío que impacta en la salud –para bien o para mal–, lo cual empata con las conclusiones de la neurociencia, pues se ha comprobado que la práctica sexual produce una gran cantidad de neurotransmisores como dopamina, prolactina y oxcitocina.

sexo-sentido-vida-sexualidad-ser-positivo

Ahora, un nuevo estudio psicológico de la Universidad George Mason propone que el sexo es tan poderoso que una sesión puede dotar de sentido a nuestra vida.

En la investigación participaron 152 estudiantes y se estudió la relación entre la frecuencia de sexo, el estado emocional y el bienestar, que los psicólogos analizaron a partir de las entradas de un diario que cada participante debía escribir durante casi 1 mes. El 63% de los estudiantes eran monógamos, y el resto mantenían sexo casual o no tenían sexo.

Según concluyeron los investigadores tras estudiar metódicamente los resultados, el sexo da significado a la vida; pero sólo si la persona en cuestión tiene una pareja estable con la cual pueda experimentar afecto y placer simultáneamente a través del sexo, de manera cotidiana.

Al parecer, la posibilidad de que la energía del sexo sea positiva requiere de un compromiso profundo, de afecto real y placer, lo cual sólo se logra a través del diálogo y el consenso con el otro.

sexo-sentido-vida-sexualidad-ser-positivo

Por supuesto que este estudio no es definitorio, pero en términos de cómo funciona la psique (y con ella el corazón, en el sentido metafórico), no cabe duda de que ayuda a pensar en la importancia de trascender el momento y el placer individual, y reemplazarlo por una confluencia energética de amor y placer mutuo.

Y es que además, como se comprobó en otra investigación reciente, el sexo casual está ligado a trastornos de la personalidad, lo cual es una señal de alerta: las relaciones casuales o polígamas no son malas per se, pero en ellas suele faltar el compromiso y la estabilidad que caracterizan –en ocasiones– a las relaciones monógamas.

En suma: el sentido de la vida está asociado al equilibrio interno y externo, así como a metas que, si son compartidas con otros, dotan de significado a nuestro estar en el mundo.

 

* Imágenes: Serie Wanderlust, de Sarah Anne Johnson