Descubre qué pasa si presionas ligeramente el esternón con los dedos

Para la medicina tradicional china, al punto de presión se le llama el Mar de tranquilidad, gracias a que la persona puede sentirse libre de dolor físico y emocional al acariciar o presionar en la base del esternón

De acuerdo con la Universidad de Portsmouth, la gente percibe hasta un 40 por ciento menos dolor –y 45 por ciento más resistencia– con el uso de reflexología. Esta medicina alternativa, de origen de acupuntura china, consiste en aplicar presión en diferentes puntos del cuerpo –especialmente manos y pies–. Para la Dra. Carol Samuel, estudiante de PhD sobre reflexología, se ha comprobado científicamente la eficacia de este tipo de terapia para el dolor, el estrés y la ansiedad.

Para la medicina tradicional china, al punto de presión se le llama el Mar de tranquilidad, gracias a que la persona puede sentirse libre de dolor físico y emocional al acariciar o presionar en la base del esternón –justo en el centro del pecho, llamado CV 17–. ¿Cómo se hace? 

– Una vez sentado en una posición cómoda, permite que tu espina esté completamente derecha; 

– Comienza a colocar tus palmas juntas como una oración. Recuerda mantener la espalda recta; 

– Encuentra una posición cómoda cuando te sientas; con el dedo índice y el de enmedio, juntos y estirados, aprieta la zona de CV 17 –el centro del pecho–. 

– Cierra lentamente los ojos y aplica un poco de presión, continuando la práctica. 

CV 17
CV 17

Mientras haces esto, procura mantenerte relajado con la espalda recta, los ojos cerrados, la mente en blanco y respira profundamente. Esto te ayudará a reducir los síntomas de la ansiedad, el estrés e inclusive dolor físico que puede estar afectando en el momento. 

 


Los volcanes de Bali están conectados (a pesar de las millas de distancia)

A pesar de la astronómica distancia, estos volcanes están conectados y han logrado dinamitar juntos, por ejemplo, con la erupción masiva de 1963.

El azoro que la cercanía de un volcán puede despertar es sorprendente pero, ¿y si te enteraras que, a pesar de las millas, los volcanes pueden estar conectados bajo tierra? Algo así como un acto poético de la tierra por mantener unido lo que es evidente y debe estar junto…

En Bali, el Agung y el Monte Batur se encuentran a 11 millas (18 km) de distancia, pero su separación es sólo aparente. Unas fotografías de satélite han revelado que debajo de su imponente aspecto yace una compleja estructura que los mantiene unidos. Así es: hay un vínculo entre ambos que trasciende la distancia.

¿Qué une a estos dos gigantes? Al parecer, se trata de un lazo de fuego. Expertos de la Universidad de Bristol teorizan que el magma contenido en ellos no se mueve sólo hacia arriba, sino que viaja también en sentido horizontal. Esta unión interna provoca reacciones vinculadas más allá de la localización. El Agung puede hacer que el Monte Batur “despierte” y viceversa.

Esta unión explicaría por qué el Agung lanzó súbitas humaredas en el 2017 después de años de dormitar. También es la razón detrás de uno de los eventos más trágicos del siglo pasado. En 1963, el Agung explotó en una erupción masiva que arrasó con todo a su paso. Pocos momentos después del incidente, el Monte Batur también entró en erupción. El infortunado incidente sirvió para avivar la curiosidad de los geólogos. Ahora, se piensa que la conexión de estos volcanes puede servir para predecir erupciones futuras.

El motivo detrás de este vínculo que supera la distancia sigue investigándose. Lo que es cierto es que prueba que los vínculos en la naturaleza no necesariamente se rigen por las reglas espaciales que conocemos. Además de las posibilidades de prevención que ofrece este hallazgo, la idea de pensar en un mundo interconectado más allá del espacio-tiempo es fascinante. 



Esta canción ayudará a combatir los síntomas de la ansiedad y depresión

De alguna manera la musicoterapia, con el fortalecimiento de un autoconcepto valioso y realista, puede reducir los síntomas de depresión, manía y ansiedad.

La ansiedad y la depresión son dos de los trastornos emocionales más cotidianos en nuestros días; dos de las consecuencias más recurrentes de un estilo de vida cargado de estrés. La mayoría de los tratamientos disponibles se enfocan en premisas farmacológicas, las cuales tienden a provocar otros trastornos relacionados con las adicciones, alteraciones endocronólogas o reproductivas, entre otros. 

En las últimas décadas han surgido diferentes alternativas para enfrentar este tipo de trastornos emocionales; tales como la incrementación de actividades físicas, la regularización de una dieta saludable y prácticas como la medicación y yoga. Además se ha demostrado que la influencia de elementos acústicos, como los bits de la terapia EMDR, ayudan a reducir los síntomas de la ansiedad. De alguna manera la musicoterapia, con el fortalecimiento de un autoconcepto valioso y realista, puede reducir los síntomas de depresión, manía y ansiedad; tales como hipervigilancia, insomnio, angustia, sudoración, recuerdos intrusivos, entre otros. 

Tras una vasta investigación sobre cómo los sonidos afectan los niveles de neurotransmisores del cerebro que, a su vez, impactan en el estado de ánimo de un individuo, los científicos concordaron que existe una canción ideal para reducir los síntomas de la ansiedad. Te la compartimos: