Descubre el mantra que deberás cantar para el chakra que quieras sanar

Se dice que del Nadabrahman, o primera vibración, se derivan todas las sílabas del idioma sánscrito que son “el collar de letras que la Gran Diosa lleva al cuello”.

Un mantra, este sonido o frase que concentra un poder cósmico, libera energía mística que es capaz de despertar y modificar el estado de consciencia. De modo que cuando un mantra se repite muchas veces, la vibración que se origina recorre el cuerpo tanto físico como mental. 

Para Fritjof Kapra, la similitud de este concepto con la física moderna es “particularmente sorprendente si recordamos que el sonido es una onda con una cierta frecuencia que cambia cuando cambia el sonido, y que las partículas, el equivalente moderno del antiguo concepto de los átomos, son también ondas con frecuencia proporcionarles a sus energías.” Es decir que cada partícula “canta perpetuamente su canción”, produciendo patrones rítmicos de energía. 

Se dice que del Nadabrahman, o primera vibración, se derivan todas las sílabas del idioma sánscrito que son “el collar de letras que la Gran Diosa lleva al cuello”. Como todas los sonidos se derivan del primer sonido, cada sílaba sigue siendo parte de la diosa. Por ello, los mantras son usados para convocar la fuerza de la divinidad y disfrutar de sus beneficios. Si bien su efectividad no depende del significado semántico, sino de que sean pronunciados correctamente para que la divinidad esté contenida en el sonido. 

Mediante la garganta, pecho y abdomen, la caja de resonancia corporal opera fácilmente el campo de vibración en el espacio que lo rodea. En su libro Tantra, el cuerpo como manifestación de la Realidad Suprema, Stella Ianantuoni explica que “el mantra, que en este caso reemplaza a la imagen de la divinidad, debe ser despertado en el interior de la persona y para ello la técnica que se utiliza es la repetición o japa.”

mantra

Dado que la fuerza de todos los mantras es poderosa, cada chakra –o centro energético del cuerpo– tiene su mantra propio. Te los compartimos: 

El primer chakra o Muladhara. Aquí, en el plexo sacro –la base de la columna vertebral–, reposa la Kundalini. Tiene como mantra la sílaba LAM. Corresponden y están asociados con el elemento tierra y al sentido del olfato. Según Ianantuoni: “En su aspecto sexual se estimula con el incienso, el sudor fresco y aquellos olores que producen los genitales durante la excitación.”

El segundo chakra o Svadhisthana. Se encuentra en la pelvis, justo en el plexo prostático u ovárico. Su mantra es VAM. Se relaciona con el agua, y se activa con la saliva, el sabor salado de la transpiración y las secreciones genitales. 

El tercer chakra o Manipura. Su mantra es RAM, y se encuentra en el plexo solar. Su elemento es el fuego y se relaciona con la vista. 

El cuarto chakra o Anahatha. Corresponde al plexo cardíaco y tiene como mantra la sílaba YAM. Se relaciona con el aire que toca la piel, el tacto y el corazón. Ianantuoni explica que “en su aspecto sexual se estimula mediante los masajes, las caricias y los contactos de la lengua, el pene y el clítoris.” 

El quinto chakra o Vishuddha. Se encuentra en la garganta y corresponde al plexo laríngeo. Su mantra es HAM, y su elemento es el éter. Se relaciona con el sonido. 

El sexto chakra o Ajña. Es el plexo cavernoso en el centro del cráneo, a la altura del entrecejo, por lo que su elemento es la mente. Es quien realmente gobierna la conciencia para recibir y enviar mensajes al cuerpo en general, así como a las zonas erógenas. Su mantra es similar al Sahasrara, el último chakra. 

El séptimo chakra o Sahasrara. No tiene elementos corporales pues supone la elevación total. El mantra de este chakra es el OM, que comienza resonando en el inferior y culmina en el superior. En el acto sexual, ambos chakras se activan durante el orgasmo. 

chakras-1chakras-1

El mantra máximo del budismo tántrico es el OM MANI PADME HUM. Posee numerosos significados, sin embargo es el único que expresa, por excelencia, la adoración de la unión sexual: MANI, se traduce como “la joya”; PADME, como “en el loto” –o yoni o vulva–; HUM, la fuerza de la iluminación. Este mantra expresa la iluminación, “la disolución de la ignorancia que impide ver la realidad de que somos, se logra a través de la compresión de que nuestro verdadero ser es el mismo Absoluto que encierra tanto a la Conciencia estática masculina como a la Energía dinámica femenina.”



¿Sabías que interactuar con la naturaleza combate nuestra sed de inmediatez?

Un estudio de VU University comprobó que las personas que tienen más contacto con la naturaleza, son más proclives a tomar decisiones pensando a largo plazo, y también a ser menos impulsivas.

Quizá una de las grandes facturas que ha cobrado la cultura del consumismo y el espectáculo, es que encontramos una gran satisfacción en placeres o sensaciones inmediatos. La rapidez que demanda el gusto por el instante, también permea nuestras decisiones, pues se vuelven más cortoplacistas. Incluso en nuestras relaciones amorosas, quizá, nos entregamos a aquello que parece atractivo, sin tomarnos un tiempo para conocer más a fondo a las personas.

¿Pero qué tiene qué ver lo anterior con la naturaleza? Considerando que actualmente más de la mitad de la población mundial vive en ciudades, un grupo de investigadores holandeses de la VU University realizó una investigación para contrastar los efectos del contacto con la naturaleza. En los resultados encontraron, además de respuestas positivas como una mayor concentración y capacidad de autocontrol por parte de las personas en contacto con la naturaleza, una propensión a la proyección a largo plazo en la toma de las decisiones de los participantes.

Lo más sorprendente, es que estos cambios no los mostraron únicamente aquellos que estuvieron en contacto directo con la naturaleza, también aquellos que contemplaron una fotografía de esta, o bien, las personas que tras su ventana contemplaban un paisaje natural. Como si la misma naturaleza al contemplarla nos transmitiera un mensaje sobre el ritmo de la vida, que no necesariamente sincroniza con nuestros relojes, la interacción con lo natural refuerza en nosotros una especie de inteligencia biológica.

Hasta cierto punto, el tiempo, al menos en su faceta lineal, es un recurso cultural. Y quizá la noción que tenemos de la inmediatez, y la satisfacción de necesidades efímeras, responde a ese llamado artificial pero, consecuentemente, nos distancia de los ritmos que rigen al universo del que somos parte.

 

*Ilustraciones: Mali Fischer

 



7 métodos kundalini para alinear los chakras (Parte I)

Para desbloquear los chakras es importante comenzar a entrar en una frecuencia que nos ayude a “resonar”, pues en cuanto “más resonemos”, más saludables nos sentiremos tanto espiritual, emocional como físicamente.

Dicen que no hay mejor manera de esclarecer las barreras del pensamiento, emociones y sentimientos que a través de la meditación, el ejercicio al aire libre y vínculos saludables. Sin embargo, hay ocasiones en que el bloqueo parece cada vez más inquebrantable, y esto puede deberse a que los chakras estén bloqueados. Es decir que si cualquiera de los chakras no revitalice el cuerpo aural o energético –y por tanto el cuerpo físico– ni fomente el desarrollo de distintos aspectos de la autoconciencia ni transmita energía entre los niveles aurales a cada capa progresiva y en cada frecuencia, lo experimentamos como un bloqueo importante –no dejamos que entre información–. 

Para que los chakras tengan un funcionamiento normal, es importante estar abiertos para metabolizar las energías particulares que se necesita del campo de energía universal –chi, prana u orgón–. Como si fuese un disco que gira en sentido de las manecillas del reloj, permitiendo que la corriente fluya de afuera hacia el centro, facilitando que el metabolismo tenga su máxima expresión. 

Para desbloquear los chakras es importante comenzar a entrar en una frecuencia que nos ayude a “resonar”, pues en cuanto “más resonemos”, más saludables nos sentiremos tanto espiritual, emocional como físicamente. Una manera de hacerlo es mover la energía a lo largo del cuerpo mediante la meditación, facilitando que cada capa esté en la misma frecuencia con la del cosmos; otra, mediante series de posiciones kundalini, los cuales activan la energía desde la raíz hasta la coronilla. 

chakras

A continuación te compartimos las posiciones kundalini para alinear los chakras: 

– Si el el chakra muladhara está bloqueado, probablemente se deba a una sensación de miedo y paranoia muy intensa. Esto puede provocar un sentido de desconexión y desbalance, el cual está relacionado con una falsa percepción de estar entre naturaleza y cultura. Para desbloquear este chakra, comienza la meditación enfocando la energía –o Qi– en la base de la espina, notando cómo se siente la conexión con la tierra. Literalmente, relájate, deja caer los músculos kegel e imagina cómo la espina se expande a la tierra como las raíces de un árbol. Poco a poco, el miedo se transformará en coraje. Usa los siguientes videos para ayudarte a desbloquear el chakra muladhara. 

 

 

– El chakra Wadhisthana –o chakra sacral– puede estar bloqueado por una incontrolable sensación de culpa y vergüenza frente al placer. Muchas veces se experimenta con la constante experiencia de arrepentirnos por lo vivido y disfrutado, e inclusive hacernos pensar que el pasado puede ser diferente si tan sólo hubiéramos sido mejores o más audaces. Para desbloquear este chakra, usa o imagina el color naranja mientras meditas, así enfoca toda la energía en la zona genital. Este chakra es fácil de acceder y transformar a través de la expresión creativa y emocional de uno mismo. La conexión entre el cuerpo físico, los fluidos corporales y el cosmos refuerzan el estado espiritual, emociona, mental y físico como un río entrando al océano. Visualízate moviendo con el flujo y ritmo natural del cuerpo en balance con el ritmo grandioso del cosmos. Puedes ejercitar este chakra contrayendo tanto los genitales y el ano.  Usa los siguientes videos para ayudarte a desbloquear el chakra Wadhisthana. 

 

 

El chakra Manipura puede estar bloqueado por la vergüenza y humillación. La inseguridad y la duda, por miedo a la vergüenza y humillación, son quienes tienden a bloquear el chakra Manipura, también conocida como del páncreas o del plexo solar. Este chakra se asocia con la digestión y el movimiento, así como con la intuición mediante un equilibrio emocional y mental. Cuando este chakra está en balance, tendemos a vivir nuestras vidas con dinamismo, poder y autoridad, permitiendo que estemos comprometidos con nuestro empoderamiento y la fluidez del cosmos para fortalecer la autoestima, el autoconcepto, el respeto hacia otros, la iniciativa y la calma. Una vez que el chakra comience a desbloquearse, sentirás felicidad, alegría, seguridad y amistad. Para lograrlo, usa o imagina el color amarillo mientras se medita en frente de una vela. Durante la meditación, enfoca tu prana en el plexus solar. Imagina que el chakra amarillo que se ronda ahí, como un sol radiante. Imagina que es un sol interno que ilumina los órganos digestivos y la piel. 

 

 

Más en Ecoosfera

7 métodos kundalini para alinear los chakras (Parte II)