Conoce la historia de este peruano que descontaminó una laguna en 15 días

Utilizando materiales artesanales y 25 inventos de cuidado del medio ambiente, Morikawa se internó en la laguna El Cascajo totalmente contaminada.

Marino Morikawa, Doctor peruano en Ciencias Medio Ambientales por la Universidad de Tsukuba en Japón, ha viajado por el mundo para sensibilizar y capacitar a las personas en relación con los cuidados del medio ambiente. Entre sus acciones más representativas, se encuentra la descontaminación de numerosos hábitats naturales desde prácticas nanotecnológicas; tal como la laguna El Cascajo, en Huaral –Perú–. 

Utilizando materiales artesanales y 25 inventos de cuidado del medio ambiente, Morikawa se internó en la laguna totalmente contaminada. Entre sus herramientas más útiles, se encontró la micronano burbuja, una especie de “bombita” que provoca que las bacterias se desmolecularicen y dejen de existir: “Es una burbuja 10 mil veces más pequeña que la de la gaseosa. Tiene unos iones positivos y negativos. Eso genera que tenga una concentración alta de energía. Las bacterias, por tener esta concentración, se adhieren a esta nano burbuja. Al adherirse, como ya no pueden escaparse, se autodestruyen o se mueren por la falta de movilidad o alimento”.

marino morikawa, lago titinaca, descontaminacion en peru

A través de este invento, Morikawa logró purificar la laguna en 15 días, logrando que 70 aves y peces volvieran a surgir así como los habitantes de la región comenzaran a cuidar el humedal. Gracias a esto, fundó NanoPlus 7, una empresa peruana a favor del medio ambiente del país:  

Dejé todas las cosas en Japón. En Perú tocamos todas las puertas. Muchas nos aceptaron y allí Nanoplus 7 comenzó a crecer. […] Desde allí comenzamos a viajar por todo el Perú para ver todas las problemáticas de la contaminación. Si tenemos todos los medios, tenemos la posibilidad de descontaminar hasta más del 70% de los hábitats naturales del Perú. Y lo podemos hacer, porque tenemos la tecnología, tenemos el Know How, aparte de todas las creaciones e inventos. La diferencia de todo, es que sin utilizar ningún componente químico.

Desde la universidad, comenta Morikawa, logró recuperar más de 30  hábitats naturales de África del Norte, Asia y Sudamérica. Esto le permitió no sólo reconocer en él mismo una nacionalidad latente a través de la naturaleza: “Con esta experiencia, me he podido dar el gusto de recorrer nuestro país y decir si se puede recuperar.” Por ello, pretende sensibilizar, lograr una toma de consciencia a las personas y brindar información para cuidar así el medio ambiente como parte del hogar de uno mismo. 

Actualmente Morikawa tiene dos grandes objetivos en Perú: el Lago Titinaca y La Huacachina. El primero se encontrará apoyado por cinco empresas para no sólo recuperar el lago, también brindar una educación en las escuelas para recuperar la naturaleza peruana; el segundo, no sólo se enfoca en recuperar el sitio, también el abastecimiento del agua: “Vamos a hacer una planta de tratamiento de aguas residuales. Es agua tratada y también vamos a generar áreas verdes en todo el desierto de la huacachina, empezando con el vivero nacional del huarango, árbol oriundo del lugar.”



Instagramers frecuentan lago tóxico para posar en selfies

A pesar de las advertencias de toxicidad, instagramers se adentran en este lago para lograr más likes.

Un fenómeno caricaturesco, pero que refleja dos cualidades de la actualidad, es el que acontece en un lago ubicado en Siberia. Se trata de un cuerpo de agua turquesa, al que se conoce como las “Maldivas de Novosibirsk” por su belleza. 

El problema es que se trata de un repositorio de los deshechos de una planta de energía que se encuentra en los alrededores; y que el seductor y muy instagrameable tono del agua es el resultado de una alta concentración de calcio y óxido que proviene de los residuos tóxicos de las instalaciones de la Siberian Generating Company (SGK).

selfies-lugares-toxicos-peligrosos 

A pesar de las numerosas advertencias contra entrar entrar en el lago, muchos visitantes, comenzando por “influencers” locales, no dudan en acercarse o incluso adentrarse con tal de lograr un buen selfie enmarcado por un precioso e inusual paisaje. 

Un instagramer que posó montado en un unicornio infalible y portando un pasamontañas, explica su búsqueda:

No es peligroso nadar aquí. Al día siguiente mis piernas amanecieron ligeramente rojizas y tuve comezón por dos días. Pero luego todo pasó. ¿Pero qué no harías por lograr imágenes como esta?

 

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

🇷🇺Работяги, плавать там не опасно🚨 На следующее утро мои ноги слегка покраснели и чесались дня два, потом все прошло 🙏🏽 Но что не сделаешь ради таких снимков😋Вода на вкус немного кисловата, похожа на мел 😝 🇺🇸It,s not dangerous to swim here. The next morning, my legs turned slightly red and itched for two days, but then everything went. But what wouldn’t you do for the sake of such pictures? The water tastes a little sour 🤮 #новосибирскиемальдивы #золоотвалтэц5 #золоотвал #золоотвалнск #тэц5

A post shared by Alex (@tweezer_nsk) on

La contaminación del ambiente, y el narcisismo digital, son sin duda dos propiedades significativas de nuestros tiempos. Y ahí, en el lago tóxico de Novosibirsk, han concertado una cita.  

 



Ahora podrás hospedarte en cápsulas transparentes y flotantes sobre el Valle de Cusco, Perú (FOTOS)

Este hotel ofrece cápsulas transparentes que se suspenden a 120 metros de altura del valle; una experiencia bella y vertiginosa.

En los últimos años, el ecoturismo ha adquirido una mayor presencia alrededor del mundo. Se trata de una modalidad creativa que pretende cuidar al medio ambiente mientras se descubren los rincones del mundo. Gracias a esta práctica se han creado hoteles en forma de casas del árbol en EE.UU. y casas de campaña colgadas verticalmente en una montaña en Europa.

Ahora esta modalidad ecológica y turística ha alcanzado los límites de los ancestrales Incas, en el Valle de Cusco (Perú), bajo el nombre de Natura Vive. Esta compañía de aventuras tiene la particularidad de compartir las increíbles vistas peruanas generando un bajo índice de huellas ecológicas: en lugar de contar con hoteles tradicionales, esta empresa ofrece cápsulas transparentes que se suspenden a 120 metros de altura del piso del valle, las cuales están hechas de policarbonato resistente a cambios climáticos y de aluminio para un espacio aéreo.

Cada cápsula cuenta con seis ventanas y cuatro ductos de ventilación que brindan, al interior, una atmósfera cómoda así como una iluminación proporcionada por lámparas solares. En el interior, los espacios están acomodados por camas, almohadas, una alacena pequeña y una botella de vino. Inclusive, en caso que el viento no sea tan fuerte, el desayuno puede tomarse en el techo de la cápsula. Y en caso que desees caminar por Cusco, puedes descender y recorrer los alrededores.

Por cierto, no hay que preocuparse tampoco por el detalle del WC, ya que se encuentran en una sección separada de la cápsula, con una vista panorámica y, al mismo tiempo, con cierta privacidad.