Parece un remedio casero propio al tiempo de nuestros antepasados, pero el bicarbonato de sodio es una especie de panacea para numerosas enfermedades físicas. Dado que una de sus virtudes es dilatar las venas sanguíneas, esta sal permite que el oxígeno se disperse por todo el cuerpo y que el pH en la sangre se equilibre y, por ello, se ha usado como tratamiento para afecciones como acidez estomacal, gastritis, artritis, osteoporosis, diabetes y cáncer. 

Más en Ecoosfera: Descubre los beneficios para la salud del bicarbonato de sodio

Pero estos no son los únicos beneficios del bicarbonato de sodio, de hecho, esta sal tiene muchos usos, por lo que se puede utilizar para el cuidado de las plantas y la limpieza del hogar. A continuación te compartimos una lista de las diferentes maneras en que puedes aprovechar este elemento básico: 

 

Para la limpieza: 

Quita manchas de aceite y grasa. Esparce bicarbonato de sodio sobre el lugar y frota con un cepillo mojado. 

Desinfecta y blanquea diversas superficies –desde una tina de baño hasta azulejos, baldosas o la cocina–. En una esponja húmeda espolvorea bicarbonato de sodio y frota como regularmente lo haces. A continuación deja reposar 5 minutos, enjuaga bien y seca. 

Limpia los pisos. Elimina la suciedad sin dejar rayones con 1/2 taza de bicarbonato de sodio disuelto en una cubeta de agua tibia. 

– Deja la ropa, peluches y alfombras como nuevos –sin manchas ni malos olores–. Para la ropa, agrega 1/2 taza de bicarbonato de sodio al jabón líquido; para los peluches, espolvoréalos con bicarbonato de sodio y deja reposar durante 15 minutos, retira el bicarbonato con un cepillo y listo; y para las alfombras, espolvorea toda la superficie y deja reposar durante la noche, luego barre la mayor cantidad posible y aspira el resto. 

Quita los malos olores a los zapatos. Espolvorea una o dos cucharadas en los zapatos mientras no los uses y remueve el bicarbonato cuando vayas a usarlos. 

mal olor en zapatos, usos de bicarbonato de sodio, bicarbonato de sodio

Para la salud: 

Se puede usar como pasta dentífrica. Da clic aquí para conocer la receta.

Es un exfoliante para rostro y cuerpo. Sólo necesitas mezclar 3/4 de bicarbonato de sodio y 1/4 de agua. Frota suavemente sobre el rostro o el cuerpo con movimientos circulares y luego enjuaga. 

Es un desodorante natural. Mezcla una pizca de bicarbonato de sodio con gotas de agua y aplícalo directamente en las axilas. 

Reduce la sensación de cansancio en los pies. Sumerge tus pies en un recipiente con agua tibia y tres cucharadas de bicarbonato de sodio. Frota y deja reposar durante unos minutos. Agrega unas gotas de aceite esencial de lavanda. 

 usos de bicarbonato de sodio, bicarbonato de sodio

Desintoxicante. Añade 1/2 taza de bicarbonato de sodio a la tina. Esto neutralizará los ácidos de la piel, aliviando dolores, comezones y toxinas. Agrega 1/2 taza de vinagre para que la piel quede más suave. Además, la mezcla limpiará la tina. 

Dile adiós a la acidez estomacal. Agrega una pizca de bicarbonato de sodio a un vaso de agua natural y bébelo. 

Remueve astillas. En un vaso pequeño con agua añade una cucharada de bicarbonato de sodio. Sumerge la zona donde está la astilla durante varios minutos 2 veces al día. 

Suaviza la piel de las manos. Mezcla 3/4 de bicarbonato de sodio y 1/4 de agua. Aplica la pasta sobre tus manos y luego enjuaga. 

usos de bicarbonato de sodio, bicarbonato de sodio

Alivia las picaduras de insectos. Prepara una pasta con un poco de bicarbonato de sodio y agua y aplícala sobre la picadura. Esto ayudará a aliviar la comezón. 

Ayuda a bajar de peso. Dale clic aquí para conocer más al respecto.

 

Para las plantas: 

– Fungicida. Mezcla un galón de agua con cuatro cucharadas de bicarbonato. Aplícalo a los rosales para combatir las manchas negras de hongos, o en árboles o plantas frutales cuando éstas comienzan a aparecer.

– Fortalece tus plantas. Harás que la fotosíntesis sea mayor (y que así se fortalezca tu planta y crezcan más hojas). Primero deberás probar en las hojas porque a algunas plantas no les sienta muy bien. Haz una mezcla con un poco de bicarbonato con vinagre. En 24 horas revisa la planta, si esta va bien es que podrás continuar con el proceso.

bicarbonato de sodio

– Contra los parásitos. Añade una cucharada a 1 litro de agua y pulveriza o espolvorea un poco sobre la superficie del sustrato.

– Para eliminar el césped salvaje. Pon una capa gruesa de bicarbonato en la hierba que desees eliminar y en unos 2 o 3 días el césped debería comenzar a morir.

– Aleja las pestes. Esparce un poco de bicarbonato en la tierra de tu jardín: las hormigas, conejos o cucarachas evitarán acercarse.