1. Una compresa fría o hielo. Sí, lo más rápido para reducir la hinchazón y la picazón de una picadura de mosquito es la sensación de frío. Algunos estudios han comprobado que el frío ayuda a reducir cualquier picazón relacionada con la histamina (lee aquí un estudio al respecto).

2. Pasta de dientes. Según la información del Farmer’s Almanac, aplicar una pasta de dientes sobre la picadura de mosquito puede reducir la comezón. Esto ayudará también a disminuir la sensación de dolor, pues el mentol genera una sensación de alivio. 

3. Bicarbonato de sodio y agua. Aplica esta pasta dejándola reposar durante algunos minutos antes de lavar. La mezcla posee propiedades alcalinas, lo que permite neutralizar el pH de la piel. 

4. Limón o jugo de limón. Gracias a sus compuestos químicos, el limón ayuda a liberar la sensación de picazón. Sin embargo, no salgas al sol cuando apliques este remedio. 

5. Vinagre. El vinagre es un antibacterial natural. Coloca unas cuantas gotas en un algodón y aplícalo en las picaduras. En caso que sean muchos piquetes, utiliza unas cuantas tazas de vinagre en agua caliente y sumerge ahí la zona afectada. 

6. Aceites esenciales. El ideal es el de tea tree o árbol del té. Es un antiséptico natural que te ayudará con la comezón. Otra opción es el aceite de lavanda, el cual contribuirá a disminuir la incomodidad. 

7. Miel. Es un antibacterial natural que ayuda a limpiar las heridas y a desinflamar la zona.