¿Quieres adoptar un bonsai? Quizá primero necesitas saber esto

Se estima que el arte del bonsái llegó a México cuando el presidente Porfirio Díaz contrató al maestro bonsayista, Tsasugoro Matsumoto, para que arreglará los jardines del Castillo de Chapultepec.

Su tamaño no limita su belleza, por cada rama o raíz que parezca pequeña existe un legado de cultura y tradición oriental, en la cual convergen el arte y la naturaleza. Los bonsáis se caracterizan por poseer una altura muy pequeña, que al combinarse con los conocimientos necesarios sobre la jardinería adoptan hermosas formas.

La palabra japonesa bonsái significa “plantar en bandeja”, por lo que se refiere a una técnica de cultivo que planta árboles con fines ornamentales. Existe el mito que los bonsáis son árboles enanos que no crecen mucho, sin embargo, la realidad es que cualquier especie forestal leñosa puede convertirse en uno de estos ejemplares siempre que se le aplique la milenaria sabiduría de jardinería.

Estos árboles son tratados y alimentados de tal manera que su cuidado es considerado todo un arte, por lo que en la antigüedad era una actividad destinada a las clases nobles. De acuerdo con el Sistema de Información Científica Redalyc, el mantenimiento de un árbol bonsái implica para los japoneses una serie de valores que incluyen disciplina, constancia, compromiso, honor, paciencia y humildad.

Bonsai 1

El origen de los bonsáis tiene precedentes en la antigua China, en donde se conocía a estos árboles como penjing, punsai o penzai. Todo inicio cuando los monjes taoístas, quienes vivían aislados, comenzaron a cultivar árboles medicinales en macetas para su uso personal, pero con el paso del tiempo su técnica de cuidado inició el objetivo de brindarles belleza imitando las figuras de la naturaleza, como leopardos y aves.

Cuando el budismo llegó a Japón, se abrieron las puertas a diferentes expresiones artísticas que incluían la pintura, la poesía y por supuesto, el cuidado a la naturaleza a través de la jardinería. La cultura nipona aprendió de las técnicas chinas, no obstante, se apropió tanto de esta actividad que la perfeccionó hasta exponerla al mundo de forma artística.

Se estima que el arte del bonsái llegó a México cuando el presidente Porfirio Díaz contrató al maestro bonsayista, Tsasugoro Matsumoto, para que arreglará los jardines del Castillo de Chapultepec.

Hoy en día, cuidar un árbol bonsái implica un compromiso directo con la flora, ya que se trata de esculpir una obra viviente como tal, por ello, es necesaria la responsabilidad, porque como cualquier otro árbol, los bonsáis no están exentos de problemas ambientales, como deshidratación, plagas y cambios de clima. No obstante, participar en esta corriente artística llena de satisfacción a cualquier amante de la Tierra.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



Los adolescentes más influyentes del 2018: ¿por qué están inspirando al mundo?

Estos muchachos están literalmente construyendo los nuevos paradigmas…

En nuestra cultura es poco común que se tome en cuenta a los más jóvenes. Quizá la evidencia más certera sobre este punto sea que en la mayoría de los países no se adquieran responsabilidades hasta los 18 años. Por eso, los jóvenes tenemos preocupaciones que los políticos no acaban de entender.

Muchos mitos se han tejido alrededor de los jóvenes, como que son irresponsables y no saben tomar decisiones, y que por eso necesitan de la supervisión adulta. No obstante, muchos adolescentes han demostrado una lucidez y una energía mucho mayor que los adultos. Y ni hablar de las lecciones de creatividad que nos otorgan, y que vienen a irradiar un poco de luz en muchas vidas que, a veces, se encuentran llenas de desencanto.

jovenes-mas-influyentes-2018-agentes-cambio-activistas

Por fortuna existen canales desde los cuales se visibiliza a la juventud y sus logros. Un ejemplo de ello es la lista anual de la revista Time, Los jóvenes más influyentes del 2018, en la cual se reconoce la corta pero contundente carrera de jóvenes activistas, deportistas, científicos y artistas, cuya edad oscila entre los 13 y 19 años.

Lo que todos estos chicos tienen en común es que son agentes de cambio, y que son la promesa de nuestra evolución como sociedad. Para quienes sean pesimistas sobre el futuro, saber la fugaz pero contundente carrera de estos jóvenes podría renovar su optimismo. Y es un recordatorio de que es urgente volver a trabajar en colectividad, como muchos de ellos lo hacen, negándose a ser parte de las cifras de muchachos depresivos.

Aquí te mostramos a 8 de los jóvenes influyentes
que más nos inspiran
:

Marley Dias, 13

Mi objetivo es que los niños sepan que cambiar el mundo no debe ser algo que se sienta como imaginario, sino algo que tienes el poder de hacer ahora y siempre.

jovenes-mas-influyentes-2018-agentes-cambio-activistas

Es fundadora del movimiento #1000BlackGirlBooks. Para ello, Dias se dedicó a recolectar mil libros con protagonistas negras, para después distribuirlos en las comunidades necesitadas. Desde 2015 ha regalado más de 11 mil libros en todo el mundo, para fomentar la cultura y el orgullo por la cultura negra.

Rishab Jain, 14

He llegado a ver cómo los médicos pueden hacer una diferencia inmediata en la vida de las personas.

jovenes-mas-influyentes-2018-agentes-cambio-activistas

Estudiante de octavo grado en Oregon, Jain desarrolló una herramienta de software que, durante las simulaciones de operaciones, demostró ser de ayuda para los médicos. Este software ayuda a matar a las células cancerígenas en el páncreas, unas de las zonas más difíciles donde atajar la enfermedad. Jain ganó con su algoritmo el premio mayor en el Reto de Jóvenes Científicos Discovery Education.

Thandiwe Abdullah, 15

Quiero cambiar la percepción mundial de los jóvenes negros y empoderar a los jóvenes negros para reclamar su propio espacio y exigir que se satisfagan nuestras necesidades.

jovenes-mas-influyentes-2018-agentes-cambio-activistas

Cofundadora de Black Lives Matter LA Youth Vanguard, Abdullah es una de las voces más potentes del movimiento. Ha ganado visibilidad dando discursos en marchas y actividades políticas, y ha escrito sobre las necesidades actuales de los movimientos contra el racismo y la violencia hacia las minorías.

Greta Thunberg, 15

En lugar de preocuparte por el futuro, debes intentar cambiarlo mientras puedas.

jovenes-mas-influyentes-2018-agentes-cambio-activistas

Thunberg es estudiante en Suecia, un país que es modelo para muchos en el mundo. Pero la joven, ya que no puede votar, comenzó una huelga escolar de tres semanas, con el fin de instar al gobierno a actuar sobre el cambio climático, lo que no estaba haciendo con la urgencia que debería. Desde entonces, Thunberg ha inspirado cientos de huelgas escolares similares en todo el mundo, incluida una huelga escolar masiva en Australia. Fue nominada para un premio internacional por su activismo y recientemente se reunió con el Secretario General de los Estados Unidos en la cumbre climática COP24 en Polonia.

Billie Eilish, 16

No puedo imaginar una vida que no implique creatividad.

jovenes-mas-influyentes-2018-agentes-cambio-activistas

Junto a su hermano, Billie Eilish grabó una canción que subieron a Soundcloud en 2016, titulada “Ocean Eyes”. La canción se hizo viral, y ahora la primera gira de Eilish ha agotado boletos. La creatividad de Eilish es innegable, y el hecho de que por sí misma haya creado todo un nuevo universo estético es tan estimulante como inspirador.

Ahed Tamimi, 17

No hice nada malo de lo que debería arrepentirme.

jovenes-mas-influyentes-2018-agentes-cambio-activistas

El conflicto palestino tiene muchos más años que Ahed Tamimi, pero esta chica ha participado en las protestas contra la invasión israelí desde que tiene memoria, aunque en ellas les disparen con balas de goma y les lancen gases lacrimógenos. El 15 de diciembre de 2017, Tamimi abofeteó en la cara a un soldado, lo que le valió su encarcelamiento (cumplió 17 años en una prisión israelí). Ahora Tamimi es libre y es aclamada como líder de una nueva generación palestina, e insta a un nuevo enfoque para poner fin a la ocupación israelí de 51 años.

Jack Cable, 18

Hace diez años, la gente iría a la cárcel por cosas como esta … no hay manera de que obtuviera la misma respuesta.

jovenes-mas-influyentes-2018-agentes-cambio-activistas

Jack Cable es un hacker. Pero no es de esos que utilizan su conocimiento para afectar a terceros, sino que es de esos programadores que utilizan su experiencia técnica para encontrar e informar sobre errores y vulnerabilidades. Hace tres años, el joven encontró una vulnerabilidad en un sitio de criptomoneda, lo que le permitía retirar dinero de las cuentas de las personas simplemente ingresando un número negativo. Desde entonces se abocó a ser un hacker contra estos errores que pueden costar millones de dólares, afectar a las democracias y hasta cobrar víctimas. En octubre pasado, Cable voló a Ucrania y ganó la Copa HackIT donde el cofundador de Apple, Steve Wozniak, le entregó un premio.

Amika George, 19

No podemos confiar en que nuestros “formuladores” de políticas tomen medidas en asuntos que nos parecen tan obvios. Si queremos ver un cambio, nos corresponde a nosotros crear ese cambio.

jovenes-mas-influyentes-2018-agentes-cambio-activistas

Amika George ha dirigido las protestas, de más de 2 mil personas, que exigen la distribución de productos menstruales para mujeres y niñas de escasos recursos. George visibilizó una cuestión que nunca se había puesto a discusión, y es la de la mercantilización de productos básicos de higiene para mujeres. Lanzó la campaña #FreePeriods, reuniendo en poco tiempo cerca de 200,000 firmas en su petición para ayudar a erradicar la pobreza del período. El movimiento finalmente obtuvo el apoyo de más de una docena de responsables políticos del Reino Unido, lo que impulsó al gobierno a asignar fondos al tema por primera vez.



6 consejos efectivos para curar a los bonsáis de plagas y enfermedades

Al ser una planta delicada y con necesidades específicas, requiere de atenciones constantes.

Los bonsáis son una especie de pequeños árboles cuyos métodos de cuidado provienen de tiempos inmemoriales. Al ser una planta delicada y con necesidades específicas, requiere de atenciones constantes; pueden sufrir de anomalías por exceso o defecto de riego, falta de luz o humedad ambiental. En especial si se trata de una plaga o enfermedades. 

Para cuidar a un bonsái es importante considerar, desde un principio, sus características; por ejemplo, en el caso que sea del exterior, necesitas saber si requiere protección de las heladas, realizar las podas en las fechas señaladas, etcétera. De modo que si empiezas a notar que hay una plaga afectando al bonsái, es importante tomar en consideración la siguiente información: 

– El pulgón, los ácaros, la mosca blanca o cochinillas, son las plagas más comunes en los bonsáis. 

– Cuando el bonsái se enferma por hongos, la base del tronco posee podredumbre, las hojas se vuelven amarillas y no hay síntomas de ningún otra plaga. Hay hongos que atacan la base del tronco, el cuello y las raíces de las plantas y árboles produciendo podredumbre en sus tejidos. 

– Los fungicidas sistémicos ayudan a controlar este tipo de enfermedades; sin embargo, cuando los hongos se encuentran bajo el suelo, es indispensable hacer uso de sustratos sanos y aireados. En el caso de que la enfermedad sea por un exceso de riego, su sanación se realiza con fungicidas a base de oxicloruro de cobre, pues además funge como tratamiento preventivo a principios de primavera y a mediados de otoño. El fosfito potásico también es un buen inhibidor y fertilizante, el cual puede usarse como parte del riego para el bonsái. 

– El bonsái necesita un tiempo para adaptarse y desarrollar su belleza como parte del reflejo de su sabiduría.  

– El riego de los bonsáis es ideal cuando la tierra se encuentra ligeramente seca. Para controlar el grado de humedad de la superficie –y del interior– de la tierra se puede usar los dedos. No es recomendable regarlos con una rutina diaria. 

– Encuentra la mezcla del suelo adecuada. La mayor parte de los bonsáis requiere una mezcla de akadama, pomice y roca volcánica en una proporción de 1/2 – 1/4 y 1/4. También se puede usar una mezcla que retenga más agua, usando una mayor proporción de akadama.