¿Qué sí y qué no puedes comer durante la lactancia?

Durante este periodo es indispensable comer bien –ojo, esto no significa comer más– para la salud tanto del bebé como de una misma.

La importancia de nutrirse a lo largo de la vida tiene impactos en la salud y funcionamiento del cuerpo. Sin darnos cuenta, el ir alterando nuestra dinámica alimentaria hacia el consumo adecuado de nutrientes, produce en nuestro cuerpo que se sienta más liviano, saludable e inclusive parezca más feliz. Hay incluso ocasiones en que es indispensable mantener una buena alimentación, como por ejemplo durante el embarazo y la lactancia. 

Durante este periodo es indispensable comer bien –ojo, esto no significa comer más– para la salud tanto del bebé como de una misma. Comprendamos que una buena alimentación es el combustible para el cuerpo para mantener energía a lo largo del día y producir leche de manera exitosa. 

Durante el embarazo, la placenta en desarrollo es la responsable de secretar estrógeno y progesterona, las hormonas encargadas de estimular la producción de leche y de provocar que los conductos galactóforos –responsables de transportar leche materna– crezcan en número y tamaño. Por ello, el cuerpo está normalmente listo para producir leche materna a partir del segundo trimestre del embarazo –aunque la producción máxima se alcanza cuando el bebé ya nació–. Como es de esperarse, las primeras horas –y siguientes días al nacimiento–, la leche materna es diferente, como amarillenta o dorada. Se le llama “calostro”, la cual es una sustancia rica en proteínas, anticuerpos inmunoglobulinas y fácil de digerir. Se trata de un alimento indispensable para el bebé durante las primeras 48-96 horas siguientes de su nacimiento. 

Para producir leche, es indispensable cuidar la alimentación que será transferida al bebé a través de la leche materna. Es decir que si el cuerpo produce leche por sí mismo, la dieta marca la calidad de la leche que se produce. Por tanto si los hábitos alimenticios no son saludables, el cuerpo y salud tanto de la madre como bebé, pagarán la factura. La dieta recomendada durante la lactancia es similar a la del embarazo, aunque puede variar en la ingesta de calorías extras durante la lactancia –en vez de 300 calorías extras diarias durante el embarazo, ahora serán 500 calorías extras diarias durante la lactancia–. Lo ideal es crear un equilibrio entre proteínas, granos, grasas saludables y alimentos ricos en calcio; como por ejemplo

 5 porciones de calcio

  • 3-4 porciones de vegetales verdes (o amarillos)
  • 3+ porciones de granos o carbohidratos complejos
  • 3 porciones de proteína
  • 2 porciones de vitamina C
  • 1+ porciones de alimentos ricos en calcio
  • 1+ porciones de frutas o vegetales (además de las variedades verdes o amarillas).

A continuación te compartimos los alimentos ideales para la lactancia

  • Nueces, semillas y aguacates, 
  • agua, 
  • espinacas o kale –ricas en vitamina A, hierro, vitamina C y calcio–, 
  • quinoa, 
  • avena, 
  • semillas de chía, 
  • almendras, 
  • huevos, 
  • salmón.

Por otro lado, lo que NO es recomendable durante este periodo son: 

  • Comida chatarra, junk food y derivados; 
  • pescados con alto contenido en mercurio y otras toxinas; 
  • líquidos o bebidas con cafeína, teína, refrescos y cola; 
  • alcohol; 
  • endulzantes y endulcorantes artificiales,
  • leche de vaca y derivados de lácteos, cítricos, trigo, fresas, berries o frutos rojos y chocolates. 

 



¿Cuánto puede cambiar la mente en una década? Susan Sontag, lo que creía a los 14 y a los 24 años

La evolución del pensamiento juvenil de la escritora Susan Sontag revela la dureza de su carácter y su apuesta por el arte como soporte existencial.

La escritora y activista estadounidense Susan Sontag fue una de las voces más lúcidas de su generación. En 2009 se publicaron sus diarios y cuadernos “Reborn: Journals and Notebooks, 1947-1963. En ellos podemos descubrir el riguroso proceso que la llevó a madurar su pensamiento crítico, a veces implacable.

Una de las primeras entradas de su diario publicado, de 1947, cuando tenía 14 años, enlista sus creencias, en temas religiosos, filosóficos y políticos. Dieza años después Sontag vuelve a hacer el mismo ejercicio. Es notable la capacidad racional y la solidez intelectual que tenía ya a los 14 años:

  1. No existe un dios personal o vida después de la muerte
  2. La cosa más deseable en el mundo es libertad para ser uno mismo. Honestidad.
  3. La única diferencia entre seres humanos es la inteligencia.
  4. El único criterio para realizar una acción es su efecto en hacer a un individuo feliz o infeliz.
  5. Está mal privar al hombre de la vida.
  6. Creo, más allá, que un Estado ideal debe de ser uno fuerte y centralizado con el control gubernamental de las utilidades públicas, bancos, minas, transporte, subsidio al arte, un salario mínimo confortable, apoyo a los discapacitados y a los ancianos. Cuidado estatal a las mujeres embarazadas sin distinción entre hijos legítimos e ilegítimos.

La Sontag de 1957, a los 24 años, revisita su credo, con una madurez menos absoluta y más poética.

“¿En qué es lo que creo?

En la vida privada.

En sostener la cultura.

En la música, en Shakespeare, en viejos edificios.

¿Qué es lo que disfruto?

La música.

Estar enamorada.

Los niños.

Dormir.

Mozart.

La carne.

Mis fallos

Nunca a tiempo.

Mentir, hablar demasiado.

Desidia.

Sin voluntad para rechazar.

Lo cual se lee como un desordenado poema de vanguardia. Aceptando los defectos y afirmando las pasiones. Como en otros artistas, la duda existencial, la falta de creencias absolutas es atemperada por un refugio en el arte, que es también un poder.



Modelo amamanta a su bebé en pasarela durante desfile y explota la polémica en Internet (VIDEO)

La supermodelo Mara Martin generó gran polémica, al dar pecho a su bebé durante un desfile en Miami.

A pesar de que cada vez más estudios señalan los diversos beneficios de la lactancia materna, aún existen factores sociales, culturales y laborales que no la promueven o facilitan. Por eso pareciera importante que la revaluación de esta práctica sea cada vez más clara y explícita, y considerando esto, manifestaciones como la de la Mara Martin, modelo de Sports Illustrated, tendrían que celebrarse.

Martin desfiló en la pasarela durante un evento en Miami Beach, dando pecho a su bebé. Para ella, se trató de “compartir este mensaje (pro lactancia) y desear que ésta se normalice; además de mostrar al mundo que las mujeres podemos con todo”. Sin embargo, mientras que hubo miles de voces que aplaudieron el gesto, otras tantas criticaron severamente la acción, desde con comentarios misóginos, en esencia despreciables, hasta otros que advirtieron en el gesto un mecanismo de autopromoción, e incluso hay quien la acusó de usar a su bebé como un accesorio.

mara-martin-modelo-pecho-bebe

Sin entrar a la discusión “interpretativa”, lo que nos interesa en este caso es hacer énfasis en la urgencia de que culturalmente volvamos a familiarizarnos con la escena de una mamá dando pecho, que recordemos que en sí es un acto hermoso y absolutamente humano, y que diluyamos cualquier tabú alrededor de la lactancia materna. Dicho esto, si Mara Martin hizo o no lo correcto pasa a un segundo plano y, por fortuna, al menos pone en la mesa la discusión. 

Si te interesa conocer más a detalle los mitos y verdades sobre la lactancia, te invitamos a leer esta nota de nuestras amigas de Mamá Natural.