Liberan y deportan a cuatro ambientalistas mexicanos en Nicaragua

De acuerdo con el informe familiar, los seis personajes fueron liberados y abandonados por la Policía Nacional de Nicaragua en la frontera de Honduras.

En los últimos años, América Latina ha sido víctima de un patrón de criminalización y agresión hacia activistas ambientales. Un claro ejemplo de esta situación ha sido la muerte de Berta Cáceres. Para la directora de Acción Ecológica, Esperanza Martínez, esto se ha derivado de la expansión de las grandes empresas hacia territorios indígenas y áreas de conservación, con el fin de extraer recursos naturales que aporten beneficios a su empresa. 

América Latina es una de las fuentes principales de materias primas, provocando que territorios indígenas, mayoritariamente ambientes frágiles, se vean explotados por la industria minera, petrolera e inclusive algunos gobiernos. De manera que la llegada de defensores ambientales son vistos como personajes que frenan el desarrollo de la empresa. Por esta razón, sufren una serie de hostigamientos, amenazas, descalificaciones y estigmatizaciones; e inclusive hasta se avanza patrones de judicialización, en los que se les aprehende y condena –como pasó en las últimas semanas en Nicaragua. 

En La Fonseca, Nicaragua, seis extranjeros fueron detenidos pasadas la media noche por la Policía Nacional de Nicaragua. Entre ellos, estaban los cuatro mexicanos: Emanuel de la Luz, Salvador Tenorio Pérez, Eugenio Paccely Chávez y Daniel Espinoza Jiménez, quienes formaban la Caravana Mesoamericana para el Buen Vivir. En cuanto a los otros dos extranjeros, también miembros de la caravana, Ana Laura Rodríguez de Argentina y Byron Reyes Ortíz de Costa Rica, fueron dejados en la frontera de Nicaragua con Costa Rica. 

caravana mesoamericana para el buen vivir

De acuerdo con el informe familiar, los seis personajes fueron liberados y abandonados por la Policía Nacional de Nicaragua en la frontera de Honduras. Fue así que el gobierno hondureño rescató a los jóvenes y los entregó a la embajada de México –en ese país–. 

Todo parece indicar que los jóvenes fueron detenidos durante una redada de la Policía Nacional de Nicaragua, para llegar a la activista del movimiento Anticanal, Francisca Ramírez. Según las autoridades de la Cancillería mexicana, el gobierno de Nicaragua no pudo fincar cargos a los seis extranjeros, ya que se comprobó que su estancia en ese país era con fines altruista y de cuidado al medio ambiente para personas de escasos recursos. Esto ha provocado que la Secretaría de Relaciones Exteriores en México emitiera una alerta para el viajero. 

El embajador de México, señaló que los muchachos son ambientalistas reconocidos en sus universidades, quienes promueven un proyecto noble como es la protección de la naturaleza: “No son delincuentes”. Además, agregó que Daniel Espinoza es hijo de una reconocida promotora cultural que dirige La Casa del Lago de Chapultepec, y sobrino del famoso actor Daniel Jiménez Gacho: “Daniel es parte de una familia española muy arraigada y de gran influencia en el mundo cultural y académico de México.”

A continuación te compartimos un video realizado por los padres de Daniel Espinoza, quien fue uno de los mexicanos a quienes detuvieron en Nicaragua: 

 

El riesgo de relacionarse con el cuidado al medio ambiente se ha convertido en una actividad de alto riesgo, en la que se viven constantes agresiones –a veces, letales–. Sin embargo, el hecho de buscar la justicia con causas legales y ambientales, son fenómenos que fomentan que los defensores ambientales continúen alzando la voz a favor de la sociedad y el medio ambiente. En palabras de Esperanza Martínez: “Hay regiones movilizadas en defensa de la naturaleza. La sociedad ha avanzado y entendido que ya no puede seguir destruyendo la naturaleza. Uno mira con ojos más cariñosos a pueblos indígenas y campesinos.” 



¿Por qué están muriendo tantos defensores ambientales en el mundo?

Proteger al medio ambiente y luchar por la tierra es vital; sin embargo, los ambientalistas se enfrentan, paradójicamente, a la posibilidad de morir por ello.

En los últimos años, la violencia contra los defensores del medio ambiente ha escalado considerablemente. El periódico The Guardian, en un intento por hacer visible esta terrible situación, ha generado un registro en línea en donde da cuenta de todas las muertes ligadas a la defensa del planeta y sus recursos naturales. Según sus estadísticas, es probable que en una sola semana mueran alrededor de cuatro defensores de la tierra.

Diversos países en América Latina se encuentran entre los más peligrosos para los defensores ambientales. La causa principal son las industrias que invierten en megaproyectos de explotación de la tierra. Buscando la conservación ambiental, activistas locales e internacionales realizan acciones pacíficas para llamar la atención de gobiernos y otras instituciones. Además de la protesta, se dedican a documentar lo que ocurre en cada localidad o a intervenir físicamente los espacios, para cerrar el paso a las empresas frecuentemente extranjeras que invaden el territorio.

defensores ambientales activistas asesinados conservación ambiente-2

Como resultado, reciben amenazas, son víctimas de violencia física e incluso son asesinados. Los gobiernos de muchos de los países afectados no han efectuado acciones concretas para frenar esta situación. En su lugar, las concesiones otorgadas para la explotación desmedida de la tierra se siguen sumando.

La minería es la industria más letal en este sentido (y también de las más dañinas para el medio ambiente), seguida de la explotación forestal, la agricultura comercial, las hidroeléctricas y la caza furtiva. Los países más peligrosos, según The Guardian, son Brasil, Colombia, Filipinas y Honduras. Este último tiene la mayor cantidad de muertes por número total de habitantes. En México, en los últimos tres años, se ha registrado la muerte de más de 20 defensores de la tierra.

defensores-tierra-muertes-activismo-ambiental
Berta Cáceres, ambientalista hondureña asesinada.

Entre ellos se cuenta a Gabriel Ramos Olivera, un guardabosque del parque nacional de Chacahua en Oaxaca. Él fue presuntamente asesinado por cazadores furtivos. Ramos Olivera, era un biólogo dedicado a la protección y conservación de las lagunas encontradas en el parque, en donde habitan tortugas y cocodrilos, ambos en peligro de extinción. También relata The Guardian, el asesinato de Isidro Baldenegro López, campesino tarahumara y protector del bosque. Ganó el premio Goldman por sus campañas pacíficas en contra de la deforestación. La historia de Baldenegro siempre ha estado ligada al activismo medioambiental, pues su padre también fue asesinado por luchar en contra de la explotación forestal de la Sierra Madre de Oaxaca.

defensores-tierra-muertes-activismo-ambiental

Hacer visibles estas devastadoras historias es mucho más que un homenaje a la vida de los defensores de la tierra: es un llamado a la acción. Este llamado apela a las autoridades, responsables de aplicar estrategias para terminar con la violencia y  parar la impunidad con la que operan las industrias que explotan los recursos naturales; pero también nos habla a todos. La conciencia sobre lo que está ocurriendo en nuestros ecosistemas, nos invita a pensar en los recursos que estamos consumiendo. Cada uno de nosotros puede elegir productos fabricados con materias primas sustentables, extraídas de forma legal y socialmente responsable. Son muchos los que están defendiendo a la tierra, pero desafortunadamente son más los que continúan financiando la violencia que conlleva la explotación desmedida de nuestro entorno.

defensores-tierra-muertes-activismo-ambiental

También en Ecoosfera: 

Un recuento de activistas ambientales asesinados en América Latina

 

*Imagen principal:  Luis Cortés



Los jóvenes pueden salvar al mundo

El cambio está en nuestras manos; desde adoptar medidas en nuestra vida cotidiana que sean eco-amigables hasta acercarnos a las organizaciones o instituciones que velan por todos aquellos que no pueden defenderse.

El próximo 12 de agosto se celebra el Día Internacional de la Juventud, y en el marco de esa celebración, es momento de reflexionar. En el mundo, aproximadamente la mitad de la población tiene menos de 30 años; los jóvenes representan el 50.5% del total de habitantes, de acuerdo a cálculos hechos en el 2012. En nuestro país hay 37, 504, 392 jóvenes que son menores de 30; constituyen poco más del 30% del total de los mexicanos.

Sabemos que son las generaciones más jóvenes las que han adoptado posturas a favor del progreso en muchos ámbitos. Y una de las preocupaciones primordiales de los jóvenes es el medio ambiente y todos sus rubros; la flora, los animales, los recursos naturales, los ecosistemas, etc. Con herramientas y medidas diversas tratan de mitigar la huella humana en el planeta que surgen como nuevos estilos de vida y modelos de desarrollo amigable con el entorno natural; alimentación vegana, productos ecológicos, reciclaje, propuestas verdes, mejora en la calidad de los procesos comerciales e industriales, reforestaciones, etc. Todo esto, con la preocupación del deterioro ambiental que ha surgido con el paso de los años después de la revolución industrial, ha llevado a los jóvenes a participar activamente en la salvaguardia del planeta.

A diario somos testigos de los estragos de la contaminación, el desperdicio de recursos naturales, el maltrato a los animales que tienen como causa la apatía de muchas personas por cuidar su entorno. A pesar de la preocupación de los jóvenes, aún queda mucho trabajo por hacer; en nuestro país la extinción de especies vegetales y animales, la escasez de agua, la emisión de gases contaminantes, la generación de residuos, el maltrato a los animales domésticos y el poco respeto hacia las normas que tratan de atender todas estas problemáticas, son obstáculos reales que debemos superar.

Por lo tanto, el cambio está en nuestras manos; desde adoptar medidas en nuestra vida cotidiana que sean eco-amigables hasta acercarnos a las organizaciones o instituciones que velan por todos aquellos que no pueden defenderse, como Earthgonomic México; simplemente debemos actuar ya.

Recordemos que el futuro de todos los seres vivos está en juego, si queremos dejarles un mundo mejor a las generaciones futuras el momento de hacer algo es ahora, es momento de salvar al mundo.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

Earthgonomic
Autor: Earthgonomic