DIY: Cómo hacer mantequilla clarificada o ghee

Estas alternativas son sabrosas a la hora de cocinar pescado, hamburguesas, huevos, boniatos o cualquier turbérculo, raíces, etcétera.

Imagen: http://foreverconscious.com/

A diferencia de la mantequilla clarificada, el ghee es un producto natural que al calentarse durante más tiempo para que sus ingredientes se tuesten, tiende a poseer un sabor más ahumado y dulzón. Sin embargo, ambos, son una alternativa deliciosa y saludable de la mantequilla, pues se les han retirado proteínas, azúcares y gua. Por decirlo de algún modo, es una grasa ideal para las personas que no puedan consumir lactosa ni caseína. 

 

Estas alternativas son sabrosas a la hora de cocinar pescado, hamburguesas, huevos, boniatos o cualquier turbérculo, raíces, etcétera. Y dado que  la mantequilla clarificada o ghee son lácteos tradicionales, ricos en vitaminas liposolubles –A,D, E y K2– y CLA –Ácido Linoléico Conjugado–, a diferencia de los modernos lácteos pasteurizados, desnatados, homogeneizados y creados con cereales. Además, estimula al sistema digestivo, pues permite que la secreción de ácidos estomacales aligeren el proceso de digestión –en vez de hacerlo sentir los alimentos muy pesados–. Además de ser una fuente natural anticancerígeno, el ghee contiene ácidos grasos que combaten el cáncer, ayudan a reducir la grasa en el cuerpo y a prevenir enfermedades del corazón. 

 

Si bien es posible comprar ya hecha la mantequilla clarificada o el ghee, estos son productos fáciles de hacer en casa. Pues inclusive de esa manera se tiene la posibilidad de elegir mantequilla sin sal, de categoría y con un valor nutricional que beneficiará al cuerpo en su totalidad. A continuación te compartimos la receta para hacer ghee casero o mantequilla clarificada casera: 

Ingredientes para 500g: 

  • 750 gramos de mantequilla sin sal
  • Una cazuela de fondo grueso
  • Una cuchara de madera
  • Un bote de cristal para el ghee
  • Un colador fino
  • Un trozo de tela o gasa de quesero de algodón

Instrucciones: 

Pon la mantequilla en la cazuela a fuego medio, sin calentar previamente la cazuela. Una vez que empiece a fundirse, empezarás a ver cómo se va combinando con el agua evaporada que va flotando hacia la superficie.

En caso que quieras obtener mantequilla clarificada, deberás apagar el fuego para así retirar la capa blanquecina y espumosa que se formó; filtrando la grasa con un colador forrado con tela. Deja que se enfríe antes de tapar el bote y conserva la mantequilla clarificada en la nevera. 

En caso que quieras obtener ghee, continúa en el proceso de someterlo a fuego medio, de manera que la mantequilla derretida comience a hervir. Mientras hierve la mantequilla y se evapora el agua, los sólidos lácteos comenzarán a desintegrarse y se volverá a ver la grasa amarilla. Ahí, con las burbujas grandes y transparentes, notarás que empezará a hervir con fuerza. Reduce un poco el fuego y remueve de vez en cuando para que los sólidos no se peguen al fondo ni a los bordes de la cazuela. Ahora, la capa espumosa y cada vez más densa se formará en la superficie, la cual deberás bajar aún más la temperatura y dejar que hierva a fuego lento. A partir de ese momento, los cambios serán rápidos. Apaga el fuego pero deja la cazuela en su sitio: el calor de la placa terminará la cocción del ghee hasta que esté listo. En la superficie ahora se tendrá una capa de espuma muy fina y los sólidos se volverán marrones. Nuestra señal es el líquido de color ámbar, con un poco de espuma flotando por encima, para saber que casi hemos acabado. Ten cuidado para que no se quemen los sólidos en el fondo, lo cual estropearía el aroma del ghee. Deja que se enfríe un poco y filtra el ghee usando el colador forrado con tela. Y antes de que tapar el bote, enfríalo por completo. Puedes guardarlo sin problemas a temperatura ambiente. 

[Eva muerde la manzana]



Medita en movimiento haciendo manualidades o artesanías

Tejer, bordar, modelar, son solo algunas de las actividades que verdaderamente conectan mente y cuerpo.

Las manualidades son algo que hacemos desde muy pequeños, cuando nos dan libros para colorear y tijeras sin filo para recortar. Pero eso que empieza siendo una inocente recreación para estimular la psique infantil es algo que deberíamos seguir practicando toda la vida.

Para muchos, sin embargo, puede que las manualidades no sean sino una actividad para niños, o incluso –y no sin un toque de machismo encubierto– “cosas de mujeres”.

No obstante, los mundos de las manualidades, y más detallado aún, las artesanías, están ahí para quien quiere verles y conocerles. Y no sólo se pueden hacer infinidad de objetos útiles y personalizados, sino que podemos mejorar repentinamente nuestra salud.

Haciendo manualidades o artesanías obtenemos un estado psíquico único, llamado flujo.

manualidades-beneficios-salud-meditacion-activa
(Foto: el observador)

En psicología se conoce como flujo a un momento inmersivo, donde la mente logra concentrarse 100% en la actividad que se ejecuta. Tal concepto fue acuñado por el psicólogo Mihály Csíkszentmihályi en 1975, y  desde entonces se le ha prestado atención a las actividades donde se presentan experiencias de flujo, estudiándose a profundidad sus beneficios.

Manualidades como tejer, bordar, el modelado, el origami o la confección son algunas de las actividades que nos permiten experimentar el estado psíquico y físico del flujo.

Por ser una manera de experimentar el flujo y, por ende, de conectar cuerpo y mente, las manualidades constituyen una forma de meditación en movimiento. La clave en este tipo de meditación no es borrar todo pensamiento, sino encontrar equilibrio y paz mental a través de la actividad corporal.

manualidades-beneficios-salud-meditacion-activa

El caso del tejido ejemplifica perfectamente esta intensa conexión mente-cuerpo y los estados a los que se puede llegar practicando manualidades.

Por eso es que tejer es una de las manualidades cuyos beneficios para la salud mental ha despertado más interés en la comunidad científica. Investigaciones recientes destacan que, para quienes tejen, el alivio a la ansiedad y el estrés se halla en poder hacer una actividad que los desconecta de los asuntos personales.

Beneficios adicionales

  • Relajación rápida y prolongada
  • Felicidad –se libera dopamina y serotonina
  • Sentido de logro
  • Mayor confianza y autoestima
  • Mejoramiento de habilidades cognitivas
  • Mejoramiento de habilidades manuales

    manualidades-beneficios-salud-meditacion-activa

Además de estos beneficios –comprobados en decenas de investigaciones–, también se ha demostrado, científica y empíricamente, que hacer manualidades ayuda a disminuir síntomas de estrés postraumático, e incluso trastornos tan complejos como la anorexia.

La confección, por ejemplo, ha ayudado a tratar la fatiga crónica, al ser una actividad más diversificada que otras, mientras que los colores usados en el quilting –que es además una de las manualidades menos conocidas y más hermosas–, tienen un impacto emocional sumamente positivo.

Si quieres meditar en movimiento, ¡suma las manualidades a tu rutina! Y si eres hombre, aprovecha para romper estereotipos y ejercitar tus capacidades de autotransformación atreviéndote a hacer manualidades –como los hombres tejedores de Chile.

Pon manos a la obra. Conecta mente y cuerpo.

*Imagen de portada: Wassermoth, edición Ecoosfera



Esto ocurre en tu cuerpo cada 60 segundos (Video)

¿Te han llamado flojo? Muéstrales lo que cada minuto tienes que hacer para mantenerte con vida.

El cuerpo humano funciona de una manera tan milimétricamente perfecta que por siglos ha buscado ser imitado por la tecnología. Hasta ahora, no obstante, nada se le compara.

Desde los huesos y hasta la epidermis, pasando por órganos y tejidos: el cuerpo humano es un todo de cien trillones de células que realiza cientos de funciones todos los días para mantenernos con vida.

En 25 horas respiramos 20 mil veces, el corazón late 14 mil veces, y nuestros riñones procesan 190 litros de sangre para filtrar agua y residuos

cuerpo-funciones-vitales-minuto

Estas funciones vitales las realiza nuestro cuerpo constantemente. Pero, ¿cuáles realiza cada minuto? En un didáctico video animado, Infographics Show nos lo muestra.

Desde cuántas veces parpadeamos, hasta cuántas células de piel perdemos: este es un recorrido sobre lo que está pasando ahora mismo en tu cuerpo que te invitamos a ver. Adicionalmente es un gran argumento para demostrar que no eres perezoso.

El cuerpo humano es una increíble hazaña evolutiva, ¿pero qué hace esta compleja máquina cada minuto?