Descubre los increíbles beneficios de acariciar las orejas (o la auricoloterapia)

De acuerdo con la medicina tradicional china, uno de los órganos y sentidos que conforman la base del microsistema del cuerpo humano es el oído.

La acupuntura auricular china es una práctica que busca corregir los desbalances en el cuerpo a través de la acupuntura, la dieta y otras prácticas holísticas como la auricoloterapia. Se trata de estimular ciertas zonas del cuerpo que están interconectadas con órganos y procesos corporales, con el fin de no sólo reducir los síntomas que están afectando a la salud de una persona, también  prevenir una serie de desórdenes o trastornos. 

De acuerdo con la medicina tradicional china, uno de los órganos y sentidos que conforman la base del microsistema del cuerpo humano es el oído. Por lo que estimular ciertas zonas de las orejas podrían generar un impacto en la globalidad del cuerpo. De acuerdo con el neurólogo Paul Nogier, el oído está compuesto de manera similar al cuerpo de un feto, logrando asociar cada punto de la oreja con una parte del cuerpo del feto. Esto quiere decir que alrededor de 100 puntos de la oreja influyen en el funcionamiento del cuerpo, por lo que su correcta estimulación puede alterar positivamente a un individuo –principalmente del punto Shen Men. 

Shen Men es uno de los puntos de las orejas que se le ha relacionado con “la puerta al cielo” o “la puerta espiritual”, el cual se encuentra en el vértice de la región de la fosa triangular –en la parte superior de la oreja, justo arriba del canal de apertura y los pliegues concéntricos–. Y como si se tratase de reflexología, cuando se estimula con masajes el Shen Men, se vive una serie de beneficios, tales como: 

  • Reduce la sensación de estrés, facilitando el estado de armonía y serenidad; 
  • combate el dolor y la tensión corporal; 
  • previene enfermedades inflamatorias, como artritis o el síndrome de intestino irritable;
  • facilita el sueño –disminuyendo los efectos del cansancio e insomnio–; 
  • regula las emociones, principalmente las que se relacionan con la ansiedad y depresión;
  • y en ciertos casos, es una herramienta para calmar los síntomas de abstinencia del abuso de sustancia o alcoholismo. 

Para Skyle Abbate, el Shen Men “silencia el Corazón, calma al Espíritu y coloca al paciente en un estado de receptividad al tratamiento para estrés, ansiedad, insomnio o hipersomnia, pesadez en el pecho, dificultad para enfocar la atención, etcétera.” Además parece ser que ayuda a mejorar el acné y perder el peso asociado por las emociones de estrés y ansiedad. Es como si fuera un desintoxicante de un estilo de vida de mucha tensión. Shen Men ayuda así a encontrar un camino espiritual de tranquilidad y meditación, no sólo reduciendo las enfermedades físicas, también ofreciendo una sensación de bienestar global y salud plena. 

¿Cómo se debe estimular el Shen Men?

Para estimular de manera adecuada el Shen Men, requieres estar sentadx en un lugar silencioso –lejos de la distracción– y comenzar a respirar profundamente. Conforme inhalas y exhalas profundamente, deja ir toda la pesadez que se encuentra en tu cuerpo. Y una vez que hayas localizado el Shen Men, usa un cotonete o el dedo pequeño para masajear dando círculos en sentido del reloj. Hazlo de manera suave, sintiendo el contacto con la oreja mientras mantienes los ojos cerrados. Y conforme haces esto, mueve tu cabeza a la derecha y a la izquierda inhalando y exhalando respectivamente. Experimenta el cuerpo relajarse. 

 

 



La vergüenza tiene una sorprendente (y humillante) función social

La vergüenza que sentimos frente a la devaluación social asegura la cohesión y unidad del grupo (pero también impide la innovación).

¿Has soñado que estás de pie frente a toda tu escuela sin ropa? ¿Has hecho algo que te ha provocado vergüenza? Según un nuevo estudio realizado en 15 sociedades distintas del planeta, esa incómoda sensación de deshonra y humillación podría ser un rasgo importante para mantener la cohesión social.

verguenza-humillacion-funcion-social-ciencia
Anna Dunn

Daniel Sznycer y un equipo de investigadores de la Universidad de Montreal, en Canadá, analizaron las concepciones de la culpa y la vergüenza de 899 participantes de 15 sociedades distintas, del Ecuador a Siberia. Aplicaron un cuestionario de 12 situaciones hipotéticas sobre cuánta vergüenza sentirían por otra persona de su mismo género si estos fueran flojos, feos o cometieran actos ilegales, como robar.

Los participantes también debían evaluar estas situaciones hipotéticas en una escala de cuatro puntos, según qué tan devaluada socialmente estaría una persona que incurriera en ellos. Como grupo de control, los investigadores le preguntaron a otro grupo de participantes de cada comunidad cómo se evaluarían a sí mismos si incurrieran en dichas situaciones hipotéticas.

Los investigadores encontraron una conexión importante entre el nivel de vergüenza que despertaron los comportamientos hipotéticos y el grado de devaluación social con que se penalizaría a quienes incurrieran en ellos. Para efectos del estudio, esto tiene la implicación de una “selección natural” al interior de una sociedad.
Y no se trata solamente de una sociedad, sino de un rasgo compartido. En el estudio puede leerse: 

El hecho de que el mismo patrón se encuentre en comunidades tan mutuamente remotas, sugiere que la coincidencia de la vergüenza con la devaluación pública es un rasgo inherente producido por la selección [natural], y no un producto del contacto cultural o de evolución cultural convergente.

Esto quiere decir que la vergüenza es, de alguna manera, necesaria para mantener la cohesión e identidad del grupo; una forma en la que los individuos son señalados por incurrir en prácticas que pongan en peligro la identidad del grupo, y en muchas ocasiones, también un motivo de expulsión del grupo mismo.

Como mecanismo para la toma de decisiones, la vergüenza busca prevenir nuestra expulsión del grupo al advertirnos del sentimiento de devaluación que podemos experimentar al romper una regla, así como para llevarnos a actuar de acuerdo a los intereses de largo plazo del grupo.

Habría que pensar, sin embargo, que en la era actual en la que vivimos, la culpa y la vergüenza también funcionan como mecanismos de control al interior de cada individuo. Y después de todo, ¿los grandes inventores y artistas no han tenido que remontar la vergüenza y padecer la “letra escarlata” de la humillación con el fin de innovar?

 

 

*Ilustración principal: © Eleonor Davis



Estudio científico comprueba la efectividad de la reflexología para aliviar el dolor

Un grupo de investigadores de la Universidad de Portsmouth realizó un estudio sobre el efecto analgésico de la reflexología.

reflexologia

Investigadores de la Universidad de Portsmouth descubrieron que la gente siente 40% menos dolor y muestra 45% más resistencia cuando utilizan la reflexología como método para aliviar dolor.

La reflexología es un tratamiento complementario a la medicina que consiste en aplicar presión en diferentes puntos del cuerpo, especialmente manos y pies.

La Dra. Carol Samuel, reflexóloga que estudia las técnicas de medicina alternativa como parte de su PhD, dice que es la primera vez que se prueba científicamente este tipo de terapia para el dolor.

Pacientes voluntarios fueron a dos sesiones en donde se les pidió sumergir su mano en agua con hielo. En una de las sesiones se sometieron a un tratamiento de reflexología antes de sumergir la mano y, en otra sesión, se les dijo a los pacientes que el alivio  del dolor era proporcionado por una máquina Tens, pero éstos no sabían que la máquina no estaba conectada.

Cuando un nuevo medicamento es probado, el procedimiento es muy parecido al estudio de la Universidad de Portsmouth; en una sesión se prueba el medicamento y en otra se da un placebo para asegurase de que los resultados en los pacientes no se deben a la mera sugestión.

Los investigadores encontraron que cuando los participantes recibieron reflexología aguantaron por más tiempo mantener su mano bajo el agua.

Dr. Ebenezer coautor del estudio, dijo: “Nos sentimos satisfechos con los resultados puesto que esperamos que el estudio sea la base para futuras investigaciones de reflexología”.

En la medicina alópata difícilmente se aceptan técnicas alternativas, de ahí la importancia de estudios como el de la Universidad Portsmouth que abren camino a tratamientos complementarios.

[The Telegraph]