Antes de comenzar a cambiar nuestra dieta carnívora a una vegetariana –o vegana–, es importante hacerlo de manera consciente e informada. Este switch tiene un impacto importante en nuestro cuerpo, pues no sólo la alimentación funge como energía para el óptimo funcionamiento del cuerpo, sino también de nuestros estados de ánimo, mente y espíritu. Así pues, ¿qué tipos de alimentos son los que resultan indispensables en una dieta libre de carne? 

La carne es una fuente de proteínas, sin embargo, no es el único alimento que provee estos nutrientes. Las proteínas, cuyo nombre significa “de primera importancia” en griego, son moléculas que constituyen aproximadamente el 50% del peso seco de las células; es decir, se encargan de mantener la integridad de las células para que éstas puedan defenderse de agentes externos, reparar daños, controlar y regular funciones corporales –por ejemplo, facilitan el transporte de sustancias en la sangre y de los neurotransmisores, regulan la expresión de los genes, proveen colágeno en los tejidos fibrosos, elastina en los tejidos elásticos y queratina en la epidermis–. 

Si dejamos de consumir carne, fuente principal de proteínas, estaremos dejando de darle nutrientes indispensables al cuerpo, por lo que necesitamos conseguir proteínas de otras fuentes; en este caso, de proteínas vegetales. Éstas tienen numerosos beneficios, tales como: 

proteina vegetal, dieta vegana, dieta vegetariana

– son menos acidificantes en nuestra sangre, pues poseen mayor cantidad de minerales; 

– contienen menos purinas, lo cual permite eliminar mejor las toxinas; 

– se fermentan en los intestinos, reduciendo el riesgo de pudrirse como la carne; 

– poseen menos grasas saturadas, por lo que son más beneficiosas para la salud; 

– no tienen colesterol; 

– contienen mucha fibra; 

– no sobrecargan al hígado ni a los riñones; 

– son más fáciles de digerir;  

– son más baratas tanto para la cartera como para el planeta. 

 

Los alimentos y las fuentes principales de proteínas vegetales son

– Soya (y sus derivados)

– Tofu

– Tempeh

– Miso

– Germinados de soya

– Seitán

– Legumbres (lentejas, garbanzos, chícharos)

– Frutos secos (cacahuates, nueces, almendras, nueces de la India, semillas de calabaza o de girasol)

– Algas marinas

– Levadura de cerveza

– Maíz tierno

– Brócoli y coles de Bruselas

– Coliflor

– Alcachofas

– Espárragos

– Cereales integrales

– Berro

proteina vegetal