¿LSD, un tratamiento efectivo para la depresión?

El Dietilamida del ácido lisérgico –LSD– posee ciertas propiedades para inhibir temporalmente la conectividad las regiones en el cerebro responsables en mantener la atención en el pasado.

Imagen: www.alltreatment.com

En la depresión, este estado letárgico de tristeza y desasosiego, es común estar constantemente reviviendo el pasado con oleadas de lamento, arrepentimiento, decepción y penitencia. Por ello, las terapias para la depresión pretenden lograr que el paciente esté en el aquí y ahora, con un mayor y mejor entendimiento de su pasado. 

De acuerdo con Daniel Siegel, gracias a que la mente del humano está dotada de resiliencia, las terapias enfocadas en el aquí y ahora permiten liberar al cuerpo –y cerebro– de creencias irracionales asociadas con la depresión. Esto permite comprender cómo, en caso de un trauma psicológico, la persona no pueda liberarse de sus experiencias displacenteras y sentimientos negativos asociados con ellas; sin embargo, con el tratamiento adecuado, la mente desensibiliza los patrones neuronales para crear unos más funcionales y saludables. 

Para la formación de este tipo de patrones existen terapias neurosecuenciales; aunque, según un estudio publicado en Journal of Psychopharmacology y realizado por el departamento de fisiología de la University of Dundee, el centro de neuropsicofarmacología del Imperial College y el Beckley Foundation, en Reino Unido, el Dietilamida del ácido lisérgico –LSD– posee ciertas propiedades para inhibir temporalmente la conectividad las regiones en el cerebro responsables en mantener la atención en el pasado. 

En este estudio, los investigadores consideraron que el efecto del LSD, el de hacer viajar temporalmente a la mente, es una habilidad que permite al humano proyectarse mentalmente en diferentes momentos de la vida, recolectando episodios autobiográficos e imaginando experiencias en el futuro.  Para los estudiantes encargados de la investigación, esta habilidad de acceder e involuntariamente reproducir eventos del pasado juega un papel significativo en el sentido del self y de la identidad  –ego– de una persona; de manera que tener el control de esos eventos permite empoderar a la persona, mejorando su autoconcepto. 

Durante la investigación se descubrió que las personas con una mayor conectividad la default-mode network –DMN–, la cual resulta ser un componente clave para el viaje en el tiempo como un proceso mental, tienden poseer una mayor cantidad de creencias irracionales sobre su autoconcepto, sufriendo de depresión y un estado de ánimo bajo. Sin embargo, de acuerdo con las imágenes de resonancia magnética –fMRI–, el cerebro de las personas bajo los efectos de la sustancia psicodélica, disminuye la actividad de la DMN y, por tanto, disuelve la distorsión del ego y el autoconcepto. Y gracias a ello, se facilita la experiencia de una reestructuración saludable y funcional del self. 



Si una experiencia psicodélica cambió tu vida, la ciencia te está buscando

Experiencias místicas detonadas por el consumo de sustancias psicoactivas podrían tener un enorme potencial terapéutico; la Universidad Johns Hopkins lo está investigando.

Investigadores de la Universidad Johns Hopkins están buscando a personas que hayan tenido experiencias psicodélicas que hayan cambiado su vida. ¿Por qué? Esta universidad (por cierto, una de las más prestigiadas del mundo de la medicina) realiza actualmente un extenso estudio para analizar las implicaciones de una experiencia mística y una revelación interior en la mente de una persona.

Una teoría en boga advierte que este tipo de experiencias pueden acarrear profundos cambios en el ánimo y conducta de los individuos. Este fenómeno psicológico, conocido como “cambio cuántico” (quantum change), se refiere a la sincronía de ambas vivencias. Esta coyuntura podría generar cambios radicales a nivel conductual y cognitivo, con el enorme potencial terapéutico que ello sugiere.

Alan Davis, uno de los investigadores, habla sobre esta teoría para el sitio Motherboard:

Una revelación psicológica ocurre al mismo tiempo que una experiencia mística, y suele producir cambios aún más profundos [en una persona]. La importancia de este modelo del cambio cuántico es increíble, ampliará nuestro actual espectro de modelos de terapia psicodélica y aportará evidencia de que las experiencias místicas y visionarias que pueden detonar los psicodélicos podrían explicar por qué están tan poderosamente asociadas a un cambio conductual, emocional y colectivo. 

Precisamente el estudio se encuentra en fase de recopilación de testimonios sobre experiencias de este tipo, con frecuencia asociadas al consumo de sustancias psicoactivas o alucinógenas, que es a lo que está abocado el equipo de científicos; así que si has tenido una de ellas y quieres compartir tu vivencia, puedes hacerlo anónimamente aquí.

 

El reencuentro entre ciencia y psicodélicos

Desde hace unos pocos años, por fortuna, la ciencia ha abierto nuevamente sus brazos a las experiencias psicodélicas. El uso de sustancias psicoactivas fue condenado durante décadas como parte de una campaña propagandística que incluyó la prohibición no sólo de su consumo, sino también de su estudio formal. Pero ahora que la mente científica, renovada, se ha volcado a investigar el potencial terapéutico de estas sustancias (LSD, psilocibina, DMT, etc.), la salud mental podría contar con un nuevo y prometedor aliado



7 maneras comprobadas y naturales de curar la depresión

Esta condición es más que un desbalance químico y curarla con métodos naturales puede ser el primer paso para aumentar el bienestar emocional.

La depresión no es sólo un desbalance químico. Se trata de un estado que parte de la tristeza, una conducta totalmente típica en el ser humano.

Lamentablemente, la depresión ha sido tratada principalmente con antidepresivos, lo cual sigue siendo una tendencia preocupante. Ya en el 2005, la World Health Organization advertía que esta condición debía ser abordada de otras maneras: que los pacientes debían hablar, y no limitarse sólo a ajustar los químicos en su cerebro mediante pastillas.

maneras-remedios-naturales-curar-la-depresion

Aunque está comprobado que el cerebro reacciona fuertemente a estímulos externos (y de ahí el desbalance químico), si no conocemos qué lo provoca difícilmente podremos tratar adecuadamente la depresión.

Curarse implica voluntad, valentía y mucha disciplina, cosas que ningún medicamento otorgará mágicamente. En ese sentido, se pueden seguir estas prácticas naturales y comprobadas para equilibrar los químicos del cerebro y aumentar el bienestar emocional.

 

7 maneras comprobadas y naturales de curar la depresión

1. Desarrolla una actitud de gratitud

7-maneras-naturales-de-curar-la-depresion

Cuanto más agradecida sea una persona, menos deprimida estará. Practicar la gratitud crea una oleada de sustancias químicas cerebrales estimulantes del estado de ánimo como la dopamina, la serotonina y la oxitocina. La gratitud puede reducir las emociones tóxicas subyacentes, como la envidia, la frustración, el resentimiento y el arrepentimiento.

 

2. Prueba remedios herbales para la depresión

Ginseng-alimentos-hierbas-plantas para-impulsar-apetito-sexual

En la medicina tradicional china, la raíz ártica (Rhodiola rosea), el ginseng asiático (Panax ginseng) y el ginkgo (Ginkgo biloba) se han usado para la depresión durante miles de años. La raíz ártica aumenta la actividad de los neurotransmisores que mejoran el estado de ánimo: serotonina, norepinefrina y dopamina. La raíz ártica reduce los síntomas de la depresión más rápidamente que los medicamentos antidepresivos, y a menudo brinda alivio en tan sólo 1 semana. El ginkgo es uno de los remedios herbales más populares en el planeta. Es más comúnmente utilizado como un refuerzo de memoria, pero es aún más eficaz para la depresión.

 

3. Usa remedios homeopáticos

aceitesesenciales-remedios naturales curar depresion

La clave de la homeopatía es encontrar el remedio específico que funcione para ti. Para obtener los mejores resultados, busca el asesoramiento profesional de un homeópata. Algunos de los mejores remedios homeopáticos para la depresión son: Arsenicum album, Aurum metallicum, Ignatia amara, Lachesis muta, Natrium muraticum, Pulsatilla nigricans y Sepia officinalis.

 

4. Evita los alimentos procesados

comer-menos-carne-salvar-medio-ambiente-cambio climatico impacto-produccion-carne-planeta

Eliminar los alimentos procesados de tu dieta aumenta en gran medida las posibilidades de obtener las vitaminas, minerales, aminoácidos y otros nutrientes que el cerebro necesita para funcionar. A la par, deja de consumir los aditivos que contribuyen a la depresión, como el azúcar blanco, el glutamato monosódico y los edulcorantes artificiales.

 

5. Come grasas saludables

7-maneras-naturales-de-curar-la-depresion

Come muchas grasas saludables, como nueces, aguacates, aceite de coco, aceite de oliva y salmón. En una investigación se descubrió que mientras más grasas trans consumas, mayor será el riesgo de desarrollar depresión. El simple acto de reemplazar los aceites vegetales que contienen grasas trans, como el aceite de canola, con aceite de oliva, o comer nueces y aguacates, reduce el riesgo de depresión en casi un 50%.

 

6. Haz ejercicio

mejores-ejercicios-para-salud-juventud-cerebro-corazon-kegel-yoga

El ejercicio físico es una de las mejores cosas que puedes hacer para elevar tu estado de ánimo. Con el ejercicio aumenta la circulación y entra más oxígeno, glucosa y nutrientes al cerebro, mientras se eliminan toxinas y desechos metabólicos. Si es posible, haz ejercicio al aire libre, que es considerablemente más beneficioso que el ejercicio en interiores pues aumenta la vitalidad, el entusiasmo, el placer y la autoestima, al tiempo que reduce la tensión.

 

7. Medita

7-maneras-naturales-de-curar-la-depresion 2

Un grupo de investigadores de la Universidad Johns Hopkins revisó más de 18,000 estudios de meditación y concluyó que la meditación es beneficiosa para los trastornos mentales de todo tipo, y una de sus mejores virtudes es que ayuda a combatir la depresión. La meditación aumenta los niveles de serotonina, la “molécula de la felicidad”, y de ácido gamma-aminobutírico (GABA), el neurotransmisor relajante, y reduce los niveles de cortisol, la hormona del estrés, que contribuye significativamente a la depresión.