Este anillo vaginal podría detener la epidemia de VIH-SIDA

El anillo de silicona, el cual se coloca en la vagina como si fuera un preservativo femenino, libera pequeñas dosis de antirretovirales.

Similar a un anillo vaginal anticonceptivo, el nuevo anillo vaginal preventivo contra el VIH/SIDA emitirá una dosis constante y pequeña de antirretrovirales que evitarán el contagio del virus de inmunodeficiencia humana –VIH–. El desarrollo de este dispositivo forma parte de la incidencia en contra de la epidemia mundial de este virus que está atacando principalmente a mujeres de África Subsahariana, en donde casi el 70 por ciento del total mundial de nuevas infecciones se registra en esta región. 

Sin importar condición social, económica o sexual, el VIH es un virus que se contrae a través del contacto sexual con una persona portadora; de la transfusión de sangre o el compartir agujas con un portador; durante el periodo del embarazo, el parto y la lactancia entre madre e hijo. Esto quiere decir que el VIH no se transmite por contacto casual –como un abrazo– ni por mosquitos ni por actividades físicas como el deporte ni por tocar cosas que hayan sido tocadas con anterioridad por un portador del virus. 

Pese a que no hay cura total para el VIH, es posible controlar al virus ayudando a disminuir su transmisión a través de fármacos antirretrovíricos eficaces. En especial a regular una serie de síntomas, tales como: 

  • Fiebre y dolor muscular
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Sudoración nocturna
  • Úlceras bucales, incluso infección por hongos (candidiasis)
  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Diarrea

De esta forma, el anillo de silicona, el cual se coloca en la vagina como si fuera un preservativo femenino, libera pequeñas dosis de antirretovirales. Se trata de un punto de apoyo en la prevención de transmisión de ITS –Infecciones de Transmisión Sexual–, en la que mujeres son capaces de proteger su salud de manera segura y privada; principalmente en casos de abuso sexual –aún si es por parte de la pareja–. 

De acuerdo con la Asociación Internacional para los Microbicidas –IPM–, que se presentó en la conferencia Women Deliver, el anillo pretende ser usado como un refuerzo, mas no como un sustituto de los preservativos como método de protección contra las ITS. Por lo que, en caso lanzar el proyecto, se necesita acompañarse con una campaña de promoción y sensibilización al respecto. 

Si bien aún no están listas para su comercialización, apenas en el mes de julio se darán a conocer los resultados del estudio de efectividad. Esto será con la idea de que las mujeres que puedan adquirirlo, se sientan capaces de asumir control de su propia salud sexual, en vez de someterse a prácticas que ponen en riesgo a su salud. 

Para más información, dale click aquí



¿Los veganos tienen mejor sexo?

De acuerdo con la data científica e incluso la práctica tántrica, la dieta cotidiana ejerce una influencia poderosa tanto en la psique, el cuerpo y la sexualidad.

Parece insulso, pero una salud sexual requiere de una constante instrospección y autocuidado; inclusive numerosas preguntas relacionadas con nuestra posición acerca de la sexualidad, las prácticas sexuales que llevamos a cabo en nuestra cotidianidad, los vínculos con los que nos relacionamos a través del sexo e inclusive nuestros estilos de vida –niveles de estrés, dieta diaria, horas de sueño, etcétera–. 

De hecho, y de acuerdo con la data científica e incluso la práctica tántrica, la dieta cotidiana ejerce una influencia poderosa tanto en la psique, el cuerpo y la sexualidad. En su libro Tantra. El cuerpo como manifestación de la Realidad Suprema, Stella Ianantuoni enlista una serie de alimentos que “conviene consumir para mantener una buena salud y que influyen en los procesos hormonales sexuales”; tales como: 

– Miel, 

– polen, 

– zanahoria, 

– espárragos, 

– frutillas, 

– ajo, 

– cebolla, 

– apio, 

– ginseng, 

– avena,

– nueces,

– cacao, 

– cardamomo,

– sésamo (o ajonjolí), 

– pimienta. 

Sin embargo, ¿por qué se cree que las personas veganas tienen mejor sexo que los carnívoros u otras tendencias alimenticias? Aquí te compartimos cinco posibles razones: 

– Las frutas y verduras poseen nutrientes que mejoran tanto el olor como sabor de algunos fluidos corporales; tales como el semen, que de ser ácido se vuelve un poco más dulzón.  

Aumenta la lubricación natural. Alimentos como el pepino, melón y sandía hidratan la piel. Mientras que para la lubricación vaginal, se recomiendan alimentos ricos en omega 3, como semillas de girasol, salmón, calabaza, etcétera. 

Se incrementa el deseo sexual, gracias a los altos niveles de zinc y vitamina B –los cuales elevan los niveles de testosterona y el deseo sexual. Puede incluir la albahaca, higos, piñones, aguacate, almendras, espárragos, ajo, apio, semillas de calabaza, garbanzos y plátanos. 

Mejora el desempeño sexual. Una dieta vegana ayuda a eliminar la placa en las arterias causada por un consumo de carne. También disminuye los niveles de colesterol, mejorando la circulación y el desempeño sexual.  

Disminuye el estrés, y por tanto la calidad sexual. El consumo de frutas y verduras  aumenta los niveles de serotonina, reduciendo así el estrés y, por tanto, del deseo sexual. Esto se debe a la ausencia de ácidos grasos en los animales, lo cual promueve los cambios positivos de humor en el cerebro. 

 ¿Tú qué crees? 

 



Baños de vapor vaginales, sabiduría para disminuir dolores menstruales

Esta herencia maya usa el vapor que desprenden ciertas plantas medicinales, favoreciendo la salud tanto de la vagina como del útero.

Los baños vaginales, un remedio casero de origen maya, ha ayudado a mejorar la salud sexual de muchas mujeres con problemas como dolores menstruales, endometriosis, complicaciones post-parto e inclusive infertilidad. Esta herencia maya usa el vapor que desprenden ciertas plantas medicinales, favoreciendo la salud tanto de la vagina como del útero tales como: 

  • Reducir significativamente el dolor, la inflamación y el cansancio asociados a la menstruación,
  • reducir el volumen de sangre menstrual y los periodos pesados con coágulos en exceso,
  • regular los periodos menstruales irregulares,
  • acelerar el tiempo de recuperación y el tono muscular y el funcionamiento del sistema reproductivo después del parto o de un aborto,
  • disminuye síntomas de fibromas, quistes en ovarios, debilidad uterina, prolapso uterino y endometriosis,
  • ayudar a la recuperación del tejido vaginal en caso de rasgado en el nacimiento, episiotomía o con la recuperación de la cicatriz de la cesárea,
  • facilitar la recuperación y prevención de hemorroides,
  • acelerar la recuperación del piso pélvico o periné post-parto,
  • ayudar a combatir infecciones vaginales crónicas y a eliminar el mal olor vaginal,
  • disminuir los síntomas de la menopausia,
  • reducir la resequedad vaginal,
  • regular el flujo vaginal,
  • desintoxicar el útero y remueve toxinas del cuerpo,
  • disminuir el dolor pélvico, reduciendo dolores musculares y calambres uterinos,
  • combatir infecciones del tracto urinario y hongo vaginal,
  • aliviar el estreñimiento y otras condiciones inflamatorias del intestino.

El proceso del baño vaginal es como si se aplicara una vaporización que ayuda a despejar las vías respiratorias, salvo que el vapor de las hierbas llega a la vulva, vaporizando, literalmente, la vagina, de manera que la mujer los recibe sentada con las piernas abiertas y el contenedor debajo de ella. Dado que el tejido vaginal es poroso y absorbente, el vapor ayuda a suavizarlo y abrirlo hacia el torrente sanguíneo y el útero. Este vapor herbal permite acelerar la circulación, adelgazando la mucosidad, limpiando el sistema reproductor, eliminando el exceso de membranas y adherencias. 

diosa

¿Cómo hacer un baño vaginal?

Instrucciones: En un contenedor, pon a hervir lavanda, orégano, pétalos de rosa, romero, caléndula, tomillo, manzanilla y albahaca. Después, coloca debajo de ti de manera que el vapor alcance a la vagina –sin sentir la incomodidad de las quemaduras–. Se sugiere hacerlo sentada en una postura y silla o banco que permita que el vapor suba, se recomienda mantener el cuerpo envuelto en una cobija pesada durante toda la vaporización y dejar actuar el vapor durante 20 y 40 minutos. Para finalizar, acuéstate y permanece bien tapada. Las propiedades medicinales de las hierbas brindarán una profunda sensación de sanación y descanso. 

Antes de intentarlo en casa, consulta con un experto en naturopatía, herbolaria o una partera, pues ellos conocen qué combinación, cuánta cantidad de hierbas necesitas usar, cuán seguido y las contraindicaciones en cada caso. Lo ideal es comprar todas las hierbas en tiendas naturistas, libres de tóxicos químicos como el glifosato. 

El baño de vapor vaginal permite cuidar a todos nuestros órganos sexuales, innovando la fuerza vital creadora y revitalizante. ¿Por qué no brindarle ese abrazo a nuestro cuerpo y bienestar sólo porque lo merecemos?