“El Hoy No Circula en la CDMX es ‘un parche’ al problema de la concentración de ozono”

Frente a la presencia de tóxicos en el aire, la CAME registró anualmente 22 mil muertes prematuras y 23 mil ingresos hospitalarios asociados a con una alta radiación solar, intensa estabilidad atmosférica y poca humedad en el ambiente.

Por segunda vez en el 2016, en zona metropolitana del Valle de México se activó la Fase I de Contingencia Ambiental Atmosférica. Se trata de la segunda ocasión en los últimos catorce años, que la capital del país se enfrenta a una contingencia atmosférica por ozono; por lo que la Comisión Ambiental de la Megalópolis volvió a implementar el Programa Hoy No Circula y lanzar la propuesta de mejorar el transporte público como incentivo para reducir el uso del automóvil. 

programa hoy no circula

El coordinador de Transporte Eficiente de El Poder del Consumidor, Daniel Zamudio, sostiene que un plan integral de transporte y movilidad sería implementar una mejora del transporte público que incentive la reducción del uso del automóvil –principal fuente de contaminantes– a mediano y largo plazo. Mientras que Gabriela Niño, del Centro Mexicano de Derecho Ambiental –CEMDA–, los cambios y las acciones estratégicas que se requieren a corto plazo no son asequibles debido a los presupuestos asignados al transporte público y al sector ambiental: “Es muy poco el presupuesto que se le asigna a los sistemas de transporte masivo urbano. En los últimos 30 años no ha habido una inversión grande a nivel federal”. 

Por otro lado, Martín Alberto Gutiérrez Lacayo, coordinador ejecutivo de la Comisión Ambiental de la Megalópolis –CAME–, aclaró que en abril urgió implementar un programa de transporte público eficiente; sin embargo, esta intervención resultó ser “un parche” al problema de la concentración de ozono (Zamudio, 2016), el cual corre el riesgo de que la entrada de vehículos en circulación aumente: “En 1992 [cuando también se estableció un Hoy No Circula extraordinario] la compra de autos nuevos y usados fue exponencial, y eso ha sido año tras año. Cada año entran un promedio de 250 mil autos nuevos al Valle de México”. En otras palabras, el programa de transporte público debe incluir también una política pública que controle definitivamente el crecimiento descontrolada de la huella ecológica de la urbe; principalmente desde que las personas se mudan a la periferia y compran un auto para poder acercarse a su trabajo o centro de estudios. 

Para el CEMDA, las acciones que se requieren tomar son:

  • Tomar en cuenta el espacio y la vialidad al designar un carril exclusivo para transporte público, rediseñar las avenidas con mayor demanda de transporte;
  • cobrar por el uso de autopistas urbanas; 
  • restringir la circulación vehicular como medida complementaria;
  • poner en vigor todas las normas “que el Gobierno federal tiene paradas” para reducir la contaminación; 
  • apoyar a a los automóviles poco contaminantes que están exentos del programa Hoy no Circula, como los automóviles híbridos y eléctricos, así como los que operen con gas natural o gas LP;
  • expandir y modernizar las líneas existentes del transporte público masivo, como el Sistema de Transporte Colectivo Metro;
  • incidir en una educación ambientalista que permita la toma de consciencia en relación con la disminución del uso de automóviles y el respeto al reglamento de tránsito y verificación. 
contaminacion cdmx
contaminacion cdmx

Frente a la presencia de tóxicos en el aire, la CAME registró anualmente 22 mil muertes prematuras y 23 mil ingresos hospitalarios asociados a con una alta radiación solar, intensa estabilidad atmosférica y poca humedad en el ambiente las cuales favorecen el aumento de episodios y duración de contingencias ambientales. En los últimos años, los capitalinos se han enfrentado a graves daños del sistema respiratorio, pues “hay un índice altísimo de eventos de asma, infecciones respiratorias, se bajan las defensas y somos más propensos a virus como el Zika, o el de la influenza”; además de problemas cardiovasculares, derrames cerebrales y obstrucción en vías y coágulos. 

Para concluir, Gutiérrez Lacayo demandó a establecer en el marco normativo una planeación urbana territorial megapolitana, pensando en una visión de desarrollo del transporte con el fin de fortalecer las normas para mejorar la calidad del aire: “porque el Programa “Hoy No Circula” sólo es una medida transitoria”. 



Nosotros, la salud y la contingencia ambiental atmosférica

De acuerdo con la OMS y la Coalición del Clima y Aire Limpio, en el mundo fallecen 6.5 millones de personas por contaminación atmosférica.

La Contingencia Ambiental Atmosférica no es ninguna novedad en la Ciudad de México, ya que durante varios años ha sido una estrategia para disminuir las concentración de partículas contaminantes en el aire, sin embargo, esta medida correctiva es una acción aislada que no forma parte de ninguna estrategia integral que contemple la permanencia de un programa de mejora en la calidad del aire.

Si bien es cierto que la vida en las grandes ciudades es divertida, interesante y dinámica, la mala planeación de su infraestructura, el desabasto o poca respuesta de servicios, la carencia de recursos naturales, así como el crecimiento desmedido de la población se ven reflejadas en la calidad de vida de las personas, principalmente en la salud.

Diversas actividades antropogénicas (realizadas por el ser humano), generan impactos negativos al medio ambiente y en consecuencia a nuestra salud. En las grandes ciudades, como la Ciudad de México, la contaminación sonora, visual e incluso lumínica son una constante, sin embargo, una de las más constantes y peligrosas es la contaminación atmosférica.

La Organización Mundial de la salud reveló que la contaminación del aire está vinculada con muertes prematuras por enfermedades del corazón, cáncer de pulmón y diversas enfermedades respiratorias. Incluso se estimó que las muertes prematuras han incrementado de 2 a 3.7 millones en sólo 5 años.

El Centro Internacional de Investigaciones sobre Cáncer de la OMS dio a conocer que la contaminación del aire es cancerígena para los humanos y las partículas contaminantes del aire están estrechamente relacionadas con el cáncer de pulmón, e incluso de vías urinarias y vejiga.

Un dato interesante revelado por la OMS es que una de las principales fuentes emisoras y contaminantes del aire en las zonas urbanas son las fuentes móviles, como los vehículos. Es por ello que cuando se detectas altos niveles de contaminantes se activa la Contingencia Ambiental Atmosférica para reducir el flujo de vehículos.

Sin embargo, aún cuando no se ha activado esta alarma, en la Ciudad de México los índices de contaminantes en el aire permanecen elevados, más allá de lo que podría resultar un poco menos peligroso a la salud de las personas. Lamentablemente, las afectaciones a la salud están directamente relacionadas con el nivel de exposición a dicha contaminación.

En diversos estudios se ha identificado que las mujeres embarazadas tienen hijos con bajo peso, altamente vulnerables a enfermedades e incluso expuestas a la mortalidad perinatal.

De acuerdo con la OMS y la Coalición del Clima y Aire Limpio, en el mundo fallecen 6.5 millones de personas por contaminación atmosférica. Tan solo en México mueren 16,798 personas por esta misma causa.

Lamentablemente la contaminación atmosférica es tan común que parce que las personas dejan de notarla a simple vista o se acostumbran a vivir de esa manera. La única reacción parece manifestarse cuando hay una Contingencia Ambiental Atmosférica, donde a pesar de peligrar la salud de todos, las personas emiten quejas quejas por no poder utilizar su vehículo, sin estar dispuestos a llevar una vida cotidiana más amigable con el medio ambiente.

Si bien es cierto que la mayor cantidad de contaminantes al aire es por los vehículos en la Ciudad de México, es importante que el cuidado de la calidad del aire sea una actividad cotidiana para todas las personas, a fin de que todos los días gocemos de una mejor calidad de vida y salud. ¿Qué haces tú a diario para reducir la contaminación del aire?

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

Earthgonomic
Autor: Earthgonomic


Desaparecerán 430 árboles en la CDMX para ampliar la línea 5 del Metrobus

La Secretaría de Medio Ambiente –Sedema– de la Ciudad de México autorizó la remoción de aproximadamente 430 árboles en la capital mexicana.

Frente a una crisis grave en torno al calentamiento global, la Secretaría de Medio Ambiente –Sedema– de la Ciudad de México autorizó la remoción de aproximadamente 430 árboles en la capital mexicana. Esto con el fin de extender la línea 5 del Metrobus, la cual recorrerá desde San Lázaro hasta la Glorieta de Vaqueritos. 

La Sedema, bajo la tutela del gobierno de Miguel Ángel Mancera, acaba de autorizar la retirada de 91 fresnos, 61 jacarandas, 55 eucaliptos y 43 casuarinas; así como el transplanto de 33 de árboles, 990 plantas ornamentales y siete podas a lo largo de 20 kilómetros. Además, con el fin de “resarcir los daños causados por los planes de movilidad de la extensión de la Línea 5 del Metrobus”, se compensarán con 1 402 árboles nuevos a lo largo de la intersección en Eje 3 Oriente y calzada Ignacio Zaragoza –en donde correrá hasta Calzada del Hueso y un tercer tramo de Canal Nacional y Mar Tranquilidad–. Esta ampliación del Metrobus parece que comprenderá 34 estaciones, 80 espacios para bicicletas y tres ciclovías. 

Este proyecto, que aún se encuentro en proceso de licitación, es impulsado por el gobierno de la Ciudad de México y financiado por el Banco Mundial; tendrá un costo de 2 483 millones de pesos y una afluencia estimada de 120 000 usuarios. No obstante, ¿se trata realmente de una expansión sustentable que ayudará a disminuir la contaminación en un espacio cosmopolita como la CDMX?