¿No te dan envidia esos momentos en que te encuentras con personas que en la mañana se ven radiantes? ¿Como si de pronto te surgiera una angustia por querer ser más dinámico en estas tempranas horas del día, pero la realidad es que a veces los ánimos o la fatiga lo impiden por completo? Y es que quizá ya no se trata de despertarse temprano para ser más dinámico sino de despertarse –mínimo– de buen humor o, al menos, con menos pesadez o fatiga. 

Aunque es importante considerar la calidad y cantidad de horas de sueño que uno tiene, también hay una serie de actividades que, al convertirlas en costumbres, pueden mejorar nuestro ánimo a la hora de separarnos de los brazos de Morfeo. Te compartimos estos sencillos remedios contra el mal humor de las mañanas

 

Bebe agua tibia con limón en ayunas 

Además de ser delicioso, también brinda múltiples beneficios para el cuerpo y la mente. Da clic aquí para leer sobre algunos beneficios de tomar agua con limón. 

 

Diario escribe a mano todos tus pensamientos en 3 páginas

Esto te permitirá estar más en contacto con tu psique, lo cual facilitará la transición de la somnolencia a la vigilia. Quienes practican esta costumbre han notado que al despertar pasan del enojo a una especie de gratitud, tranquilidad y autoconciencia de las emociones vividas. 

 

Haz ejercicio

Más allá del objetivo de un cuerpo admirable, la realidad es que la actividad física provee de numerosos beneficios a la psique. Se trata de un momento flexible y fluido en que el cuerpo expresa sus necesidades de autocuidado. Danza, yoga o caminar un poco en la mañana; todo es útil para que el cuerpo se mueva según sus necesidades. 

 

Haz un desayuno sustancioso 

Ante las prisas del trabajo o la escuela, a veces uno deja de lado el desayuno. Sin embargo, el cuerpo ha pasado más de 8 horas sin consumir ningún alimento ni bebida, por lo que no tiene los nutrientes suficientes para producir energía calórica. Un desayuno saludable puede cambiar tu estado de ánimo por el resto del día. Te compartimos desayunos sencillos, deliciosos y veganos que querrás intentar hacer

 

Ponte un objetivo en el día y procura cumplirlo

Esto elevará tu motivación y, por lo tanto, los niveles de serotonina en la corteza prefrontal del cerebro. Simplemente te sentirás feliz, sin más. Sólo recuerda establecer un objetivo diario (aunque sea pequeño). 

 

Crea tu propia rutina en la que prevalezca la estructura y la flexibilidad 

Esto no sólo te permitirá cumplir los objetivos del día, sino que también podrás hacerlo según tus capacidades, ritmos y tiempos. Recuerda que es indispensable disfrutar de esto a lo largo del día, sin sentir presiones (principalmente de uno mismo).