Derrame de petróleo en Golfo de México, afecta a la salud de los trabajadores y habitantes de la región

Las personas que limpian derrames son las que en mayor riesgo se encuentran, pues pueden sufrir de una serie de afectaciones.

Imagen principal: http://medioambienteconsejos.blogspot.mx/

El pasado martes, un derrame de petróleo de más de 88 000 galones de petróleo –alrededor de 2 000 barriles– inundó el Golfo de México, al sur de Port Fourchon en Louisiana, EE.UU. Se cree que el responsable de esta crisis es la compañía de combustibles, Shell, la cual comentó que espera que el crudo no alcance la costa y, por tanto, afecte a la economía de los personajes involucrados en la pescadería. 

Los derrames petroleros son causantes de desastres naturales, problemas ambientales, económicos y de salud. Principalmente puede llegar a dañar el ecosistema acuático así como la biodiversidad de la tierra, afectando la salud, a largo plazo, de las personas que viven y laboran cerca de la región afectada. 

Limpiar un derrame de petróleo no sólo es caro, lo cual afecta a las agencias gubernamentales y a organizaciones sin fines de lucro, también crea un problema en el sector salud. Por ejemplo, las personas que limpian derrames son las que en mayor riesgo se encuentran, pues pueden sufrir de irritación cutánea y ocular, problemas neurológicos y respiratorios, estrés, entre otras afectaciones. 

De acuerdo con CDC, los trabajadores deben ser incentivados a reportar todo tipo de síntomas, conatos de accidente, lesiones y enfermedades. Estas notificaciones deben analizarse para evaluar las tendencias en tiempo real con el fin de que se tomen medidas para prevenir incidentes similares.

Los principales síntomas físicos por exposición excesiva al crudo son: 

  • Irritación de ojos, nariz y garganta,
  • dolor de cabeza,
  • mareo,
  • malestar estomacal,
  • tos o dificultad para respirar.

Mientras que los efectos psicoemocionales al enfrentarse a situaciones de desastres naturales, podrían ser los siguientes: 

  • Dificultades de razonamiento, provocando que sea difícil concentrarse afectando su capacidad para trabajar, razonar y poseer la conciencia de tiempo y espacio, alterar la lucidez mental, contar con lucidez mental e identificar personas u objetos familiares, hacer cálculos matemáticos o resolver problemas. 
  • Inquietudes emociones, por emociones intensas causadas por reacciones normales frente a una situación fuera de lo común o traumática. Esto puede ocasionar ansiedad, culpa, negación, dolor, temor, irritabilidad, pérdida del control de las emociones, depresión, sensación de fracaso, sentirse abrumado, culpar a los demás o a sí mismo, fácil de sobresaltar, estar hipersensible, demasiado precavido o sentir pánico intenso.
  • Cambios en el comportamiento, hacia la ira, retraimiento, estallidos emocionales o agresión, cambios en el apetito, consumo excesivo de alcohol, cafeína o tabaco, consumo inadecuado de medicamentos, consumo de drogas ilegales, imposibilidad de descansar, caminar de un lado al otro o cambios en la conducta sexual. 

[CDC]

Más en Ecoosfera

Estos son los derrames tóxicos más graves de los últimos 2 años en México

 



BP logra detener por primera vez el derrame de petróleo del Golfo

Después de 87 días y millones de galones de petróleo en el mar, BP, la empresa más aborrecida del mundo en este momento (Monsanto respira), ha logrado contener el derrame del Golfo de México, al menos provisionalmente.

Después de 87 días y millones de galones de petróleo en el mar, BP, la empresa más aborrecida del mundo en este momento (Monsanto respira), ha logrado contener el derrame del Golfo de México, al menos provisionalmente.

Read more



Como en una cápsula de tiempo, Steven Seagal habla en contra de las petroleras en 1994

Nunca fue más lúcido Steven Seagal, ni más actual un discurso que el dado por el actor en su papel de líder nativo americano en una de las peores películas de la historia. Como si lo estuviera diciendo en este instante a British Petroleum y a la mafia de los combustibles alíada con los gobiernos. […]

Nunca fue más lúcido Steven Seagal, ni más actual un discurso que el dado por el actor en su papel de líder nativo americano en una de las peores películas de la historia. Como si lo estuviera diciendo en este instante a British Petroleum y a la mafia de los combustibles alíada con los gobiernos. En este escena de On Deadly Ground, de 1994 Seagal habla de la energía alternativa, de los motores que trabajan con otras sustancias, los cuales de ser usados acabarían con el Big Oil, la corporatocracia “que influye a los medios para poder controlar nuestra mente”.

Read more