Conoce el sitio que muestra la calidad del aire en la Ciudad de México en tiempo real

Diego Valle Jones, un especialista en información, ha creado un espacio accesible para que los ciudadanos conozcan de la calidad del medio ambiente.

Luego de cien años de realizar actividades industriales y cotidianas (como conducir un auto), que implican la alta quema de hidrocarburos, el medio ambiente (y nosotros) estamos pagando la factura. En la Ciudad de México en los últimos meses las contigencias ambientales están mostrando cómo es una necesidad apremiante cambiar el modelo y construir ciudades más ecoamigables.

Cuando surgen las contigencias ambientales la información se vuelve imprescindible tanto para generar conciencia como para tomar medidas que protejan nuestra salud. En este sentido la intrincada información gubernamental puede ser por demás confusa y engorrosa. ¿Cómo monitorear las zonas más afectadas y tomar precauciones?

Diego Valle- Jones, un especialista en tratamiento y visualización de información ha creado el sitio llamado Hoyo de Smog, un espacio para que los ciudadanos de la Ciudad de México puedan precisamente acceder a información entendible y en tiempo real sobre la calidad del aire de su ciudad.

La página muestra un accesible mapa donde es posible acercar la imagen por zonas y estas se dibujan de colores según la calidad del aire, señalando con colores los imecas pero también un lenguaje mucho más accesible como una especie de semáforo que especifica si la cantidad de imecas significa buena calidad del aire, regular, mala, muy mala o extremadamente mala.

También podrás ver cómo está el aire a nivel ozono con un rango de fechas de lo que va del mes en curso, conocer el tipo de contaminantes que más hay en el ambiente; la fuerza del viento en las distintas zonas y la temperatura.

El usuario no necesitará ser un experto para tener una idea más elaborada y especializada de la calidad del medio ambiente para que pueda tomar decisiones tanto a nivel salud individual como pequeñas acciones en favor del medio ambiente, cuyas repercusiones son colectivas.



La contaminación del aire: un sigiloso agente que está matando a más de 17 mil mexicanos al año

En el colmo de la paradoja, el aire nos está matando. ¿Por qué? ¿Y qué podemos hacer?

Para los habitantes de las ciudades y grandes metrópolis, escuchar la frase “aire puro” remite si acaso a la fantasía, o a parajes naturales como bosques y selvas, pero jamás a nuestros propios ecosistemas urbanos. El aire puro no es algo con lo que contemos cotidianamente, pese a que debería ser considerado un derecho humano.

Al momento que escribimos esta nota, la calidad del aire en el centro de la Ciudad de México verificada por Google en tiempo real es considerada “insalubre para grupos sensibles”, pues supera los 100 puntos, cuando apenas 150 ya se estiman como una contingencia ambiental:

contaminacion-aire-calidad-mexico-muertes

Es normal que los niveles de contaminación del aire sean todavía más altos que este nivel durante los 365 días del año, como asegura Greenpeace México, que pronto dará a conocer los resultados de un proyecto para medir los niveles de contaminación del aire en hora pico en la Ciudad de México.

Según activistas de esta organización, estamos respirando índices de contaminación del aire mucho más elevados de lo que es permisible según instancias internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y nos recuerdan que esto ocasiona directa e indirectamente la muerte de 17,700 personas en México, pues en estados como Ciudad Juárez, Monterrey y Guadalajara el número de partículas finas se ha incrementado.

La mala calidad del aire no es exclusiva de la Ciudad de México, es un problema que afecta a todo el país y que debería ser atendido de inmediato.

(Paloma Neumann, coordinadora de la campaña Revolución Urbana)

Al momento que escribimos esta nota, la calidad del aire en el centro de la Ciudad de México verificada por Google en tiempo real es considerada “insalubre para grupos sensibles”

 

Hace 5 años, en la Ciudad de México se registraron 248 días con una calidad de aire “buena”, debido a programas de transporte limpio y a iniciativas como el “Hoy no Circula”. Pero desde entonces, comenzó elevarse la contaminación otra vez.

Un habitante de la CDMX fuma involuntariamente 40 cigarrillos al día

cuando la calidad del aire es mala.

No obstante, los programas de movilidad sustentable siguen desarrollándose (como Metrobus y Ecobici en la Ciudad de México), y el incremento poblacional no puede haber ocasionado el aumento desmedido de la contaminación del aire en tan poco tiempo. Nos enfrentamos entonces a que el cambio de paradigma debe ser de mucha mayor envergadura para enfrentar este problema. Y nos debe comprometer a todos, pues las consecuencias son realmente tóxicas.

Las partículas de metal en el ambiente

provocan enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer.

Lamentablemente, en los centros de verificación la corrupción sigue siendo una constante, no sólo en la Ciudad de México, sino también en otras urbes del país. Esta práctica se multiplica debido a los bajos salarios de quienes ahí trabajan, como pudo verificar el portal Animal Político. Por ello, enfrentar la contaminación del aire en las ciudades depende de que elaboremos soluciones de conjunto que atiendan los problemas inmediatos, sociales y económicos de sus habitantes.

Es por eso que, aunque pareciera no estar conectado, elevar los salarios podría ayudar a disminuir los mortíferos índices de contaminación del aire, pues esto evitaría la corrupción en los centros de verificación y, por ende, la contaminación provocada por los automoviles, que es la más nociva, pues contribuye un 70% a la contaminación atmosférica.

contaminacion-aire-calidad-mexico-muertes

También es de vital importancia que tomemos acciones cotidianamente, realizando algunos cambios en nuestros hábitos que ayuden a disminuir la contaminación ambiental. Por ejemplo, reciclando basura, evitando el uso de plaguicidas y el consumo de tabaco, reduciendo el consumo de electricidad y utilizando la bicicleta (aunque en primera instancia parezca un gran reto).

Pero sobre todo debemos exigir (y más aún durante este período electoral) que se tomen medidas para proteger al medioambiente de nuestros ecosistemas urbanos, que sean tan amplias como lo es el problema y que lo resuelvan de raíz.

Porque el aire puro es un derecho no susceptible a negociaciones.

 

* Imágenes: 1) Violeta Amapola Nava; 2) Giphy; 3) City clock



¿Cuáles son las grandes lecciones sobre el aire tóxico que inmoviliza Nueva Delhi?

“La contaminación ha incrementado al grado de que afuera de las casas en Delhi parece una recámara de gas.”

Imagen principal: El Mundo

Esta mañana, el gobierno de India se declaró en “emergencia nacional” frente al nivel de contaminación en su capital, Nueva Delhi. Inclusive el primer ministro, Arvind Kejriwal, llamó a la ciudad como “recámara de gas“, pues el nivel de toxicidad en el aire ha sobrepasado 16 veces el límite de lo considerado saludable. Por ello, el 1 800 han cerrado con el esfuerzo de que los niños y adolescente se expongan a este nivel de toxicidad y numerosos expatriados comenzaron a emigrar de la ciudad. 

En palabras de Kejriwal, “la contaminación ha incrementado al grado de que afuera de las casas en Delhi parece una recámara de gas.” De modo que la ciudad se ha categorizado como una “zona roja” dentro del Índice de Calidad de Aire, encontrando dos principales partículas que han afectado a la población: 

PM10, son pequeñas partículas sólidas o líquidas de polvo, cenizas, hollín, partículas metálicas, cemento o polen, dispersas en la atmósfera, y cuyo diámetro es menor que 10 µm (1 micrómetro corresponde la milésima parte de 1 milímetro).

PM2.5, es la fracción respirable más pequeña del PM10.  Estas últimas están constituidas por aquellas partículas de diámetro aerodinámico inferior o igual a los 2,5 micrómetros, es decir, son 100 veces más delgadas que un cabello humano.

De hecho, de acuerdo con el System of Air Quality and Weather Forecasting and Research –SAFAR–, los niveles en Nueva Delhi de PM10 alcanza 876 μm/m3, y de PM2.5, 680 μm/m3. Es decir que una vez que el PM2.5 supere los 35.5 μg/m–aunque la Organización Mundial de la Salud no recomienda que sea superior a los 10 μg/m3–, habrá una serie de consecuencias serias en la salud. A través del humo y el polvo, estas partículas que se introducen en los pulmones de los habitantes, causan numerosos problemas en la salud; entre ellos, asma, enfermedades crónicas respiratorias e incluso muerte prematura. Además, hay evidencia que sugiere cómo partículas metálicas en la contaminación, provenientes de la gasolina en combustión, podría ser la principal causa del brote de Alzheimer en la zona. 

contaminacion-nueva-delhi
LaPatilla.com

 

Kejriwal atribuye esta situación a la constante y cada vez más seguida quema de campos agricultores en las regiones cercanas –como Punjab y Haryana–, así como a la de miles de cohetes lanzados en el festival Diwali –festejado anualmente a finales de Octubre–. Parece ser que en esta temporada, la neblina de contaminación solía durar entre dos y tres días; pero este año, el smog persistió hasta una semana. 

A lo largo del día, y desde hacía meses, las personas protestan con el fin de que el gobierno local tomen control de la situación. Parece ser que las medidas, por el momento, incluyen la restricción de vehículos en las calles así como la adquisición de nuevas medidas ecosustentables en las granjas de alrededor. 

De modo, ¿cuáles son las lecciones sobre el aire tóxico que inmoviliza a Nueva Delhi

  • Nueva Delhi es una alerta para otras ciudades que viven también con altos niveles de contaminación. Un ejemplo de ello es la Ciudad de México, la cual se encuentra entre montañas: esto provoca que la contaminación de las regiones de alrededor y la misma que se genera en ella, se quede congestionada en un espacio tan diminuto como el de la CDMX. 
  • La importancia de la consciencia social –tanto gubernamental como civil– para tomar medidas de contención y prevención en relación a la contaminación de las ciudades. Por ejemplo, no sólo reducir el uso de automóviles y aumentar el del transporte público, bicicletas o caminatas; también apoyar a compañeros o familiares usando un solo auto para el mismo destino –dar “aventones”–. 
contaminacion-cdmx
Imagen: Ciudad de México por Diario Noticias Web
  • Brindar y buscar información fehaciente sobre los efectos negativos de la contaminación a nivel salud y económico en una ciudad cosmopolita como Nueva Delhi o CDMX. ¿Cuál será el impacto económico derivada de la imposibilidad de salir a la calle por la toxicidad del ambiente? 
  • Evitar el uso de cohetes o petardos, pues no sólo genera una capa de contaminantes tóxicos que afectan a la salud de humanos y biodiversidad tanto animal como vegetal, también impacta en la salud emocional de las mascotas. Principalmente de los perros, los cuales tienden a asustarse mucho con el sonido de estos instrumentos festivos. 
  • La urgencia al desarrollar nuevos métodos ecológicos y sustentables en relación con la agricultura, ganado y otras actividades comerciales. Incluyendo la reducción de consumo de bolsas y envases de plástico.