Cada vez más adolescentes son veganos en Inglaterra gracias a Instagram

La información en las redes sociales ha sumado simpatizantes a este tipo de dietas, especialmente adolescentes.

Foto: upsocl.com

Cuando anteriormente la educación, y luego la publicidad, fueron quizá las principales influencias en la creación de hábitos e incluso mentalidades, hoy a la mano contamos con herramientas que están influyendo en la psique colectiva y de manera masiva: las redes sociales.

Como ejemplo, en Gran Bretaña está ocurriendo un fenómeno que un estudio de The Guardian sitúa como una clara muestra del poder de las redes sociales. Quizá podríamos pensar que el periodismo, en su papel de investigador, ha generado, por ejemplo, que cada vez más personas comprendan la devastación ambiental por comer carne (sobre todo por la cantidad de cultivos cuya vocación es la alimentación del ganado), sin embargo al parecer las redes sociales en su papel de divulgación (en este caso de bondades) han estado haciendo que cada vez más personas se sumen al veganismo: en particular los adolescentes.

Según las cifras en 2005 en Gran Bretaña habían unas 150 mil personas veganas, hoy hasta 542 mil lo son, un incremento de 350% en nueve años. The Guardian se propuso investigar quienes integran este sector y ha encontrado que el 42% de los veganos tienen entre 15 y 34 años; solo 14% arriba de los 64 años y el 67% de los 474 encuestados tiene menos de 34 años.

El estudio según las propias respuestas de los encuestados adolescentes, revela que su mayor influencia para convertirse al veganismo son las redes sociales, sobre todo instagram, pues va mostrando la variedad de recetas y sus beneficios nutricionales.

[The Guardian]



Por qué comer menos carne verdaderamente salva especies y ecosistemas

Comer menos carne puede ser la acción más certera contra la crisis ecológica, según la WWF.

Las especies animales están tan amenazadas actualmente (por cuestiones como la producción y consumo de carne), que por primera vez una era geólogica ha sido conceptualizada por el impacto específico de una especie, y no por el desarrollo natural de la biósfera en su conjunto.

Se trata de la era del Antropoceno, la era del hombre, que aunque aún no es oficialmente admitida por la comunidad científica, pareciera bastante certera. Sobre todo cuando pensamos en los daños mayores que ha implicado el desarrollo del sistema capitalista, el cual ha transformado nuestras formas de habitar el mundo de tal manera que incluso ha modificado nuestra dieta.

La dieta proteica y la extinción de especies

comer-menos-carne-bueno-medio-ambiente-impacto-produccion-carne-planeta
(Foto: Institute for Critical Animal Studies)

No es casual que desde hace varias décadas la industria de la carne haya repuntado, volviéndose enorme y colocando las proteínas como el alimento indispensable en las dietas de muchísimos países. Según el Instituto Heinrich Böll:

Las clases medias en el mundo consumen demasiada carne. No solo en Estados Unidos y Europa, sino que cada vez más en China, India y otras naciones emergentes.

Por eso, varias organizaciones y académicos alrededor del mundo están alertando sobre esta cuestión, no sólo por sus impáctos en la salud, sino por sus radicales consecuencias en el medio ambiente. En un nuevo informe publicado el mes de octubre de 2017 por el WWF del Reino Unido, se asegura que los cultivos para alimentar al ganado dañan el ecosistema y esto ha ocasionado la extinción de más de 30 especies en el mundo (por lo cual algunos hablan que en la era del Antropoceno habrá una probable extinción masiva).

Esto porque la producción de carne es la más demandante de las industrias alimentarias. En torno a ella gira la agricultura e incluso la pesca, pues los cultivos (cereales y semillas), así como el pescado, son usados para la engorda del ganado, lo que amenaza la biodiversidad y los ecosistemas.

La carne, mucho más que un alimento

comer-menos-carne-bueno-medio-ambiente-impacto-produccion-carne-planeta-5

Sin embargo, según la WWF, si la gente redujera el consumo de proteínas a las cantidades recomendadas, los granjeros necesitarían un trece por ciento menos de tierra para producir alimento para el ganado y las piscifactorías, área equivalente a 1.5 veces el tamaño de la Unión Europea. Esa es la principal razón por la cual se promueven campañas para reducir el consumo de este alimento, pues en la decisión de comer carne están implicadas cuestiones de interés global

No obstante, también debe tomarse en cuenta que alimentarse de carne es algo incluso tradicional, como puede verse en cientos de festividades que giran alrededor de cocinar este alimento (por ejemplo, en las “pampas” del Cono Sur). Así que la discusión es mucho más amplia, pero requiere de acciones y pensamientos colectivos, y no de herméticas posturas en torno al problema o de unilaterales soluciones al mismo.

comer-menos-carne-bueno-medio-ambiente-impacto-produccion-carne-planeta-3



¿Los veganos tienen mejor sexo?

De acuerdo con la data científica e incluso la práctica tántrica, la dieta cotidiana ejerce una influencia poderosa tanto en la psique, el cuerpo y la sexualidad.

Parece insulso, pero una salud sexual requiere de una constante instrospección y autocuidado; inclusive numerosas preguntas relacionadas con nuestra posición acerca de la sexualidad, las prácticas sexuales que llevamos a cabo en nuestra cotidianidad, los vínculos con los que nos relacionamos a través del sexo e inclusive nuestros estilos de vida –niveles de estrés, dieta diaria, horas de sueño, etcétera–. 

De hecho, y de acuerdo con la data científica e incluso la práctica tántrica, la dieta cotidiana ejerce una influencia poderosa tanto en la psique, el cuerpo y la sexualidad. En su libro Tantra. El cuerpo como manifestación de la Realidad Suprema, Stella Ianantuoni enlista una serie de alimentos que “conviene consumir para mantener una buena salud y que influyen en los procesos hormonales sexuales”; tales como: 

– Miel, 

– polen, 

– zanahoria, 

– espárragos, 

– frutillas, 

– ajo, 

– cebolla, 

– apio, 

– ginseng, 

– avena,

– nueces,

– cacao, 

– cardamomo,

– sésamo (o ajonjolí), 

– pimienta. 

Sin embargo, ¿por qué se cree que las personas veganas tienen mejor sexo que los carnívoros u otras tendencias alimenticias? Aquí te compartimos cinco posibles razones: 

– Las frutas y verduras poseen nutrientes que mejoran tanto el olor como sabor de algunos fluidos corporales; tales como el semen, que de ser ácido se vuelve un poco más dulzón.  

Aumenta la lubricación natural. Alimentos como el pepino, melón y sandía hidratan la piel. Mientras que para la lubricación vaginal, se recomiendan alimentos ricos en omega 3, como semillas de girasol, salmón, calabaza, etcétera. 

Se incrementa el deseo sexual, gracias a los altos niveles de zinc y vitamina B –los cuales elevan los niveles de testosterona y el deseo sexual. Puede incluir la albahaca, higos, piñones, aguacate, almendras, espárragos, ajo, apio, semillas de calabaza, garbanzos y plátanos. 

Mejora el desempeño sexual. Una dieta vegana ayuda a eliminar la placa en las arterias causada por un consumo de carne. También disminuye los niveles de colesterol, mejorando la circulación y el desempeño sexual.  

Disminuye el estrés, y por tanto la calidad sexual. El consumo de frutas y verduras  aumenta los niveles de serotonina, reduciendo así el estrés y, por tanto, del deseo sexual. Esto se debe a la ausencia de ácidos grasos en los animales, lo cual promueve los cambios positivos de humor en el cerebro. 

 ¿Tú qué crees?