Trucos gastronómicos para ayudarte a dormir toda la noche

Para aumentar las posibilidades de mejorar el sueño, existen actividades y alimentos que estimulan al cuerpo.

Dormir no sólo brinda numerosos beneficios para el cuerpo, también para la salud psicológica de las personas. Gracias a esta deliciosa actividad, el cuerpo se encarga de regular todos los sistemas que proveen una salud óptima para el desempeño diario. Sin embargo, frente a causas estresantes, emocionales o fisiológicas, hay ocasiones que nos cuesta trabajo dormir bien.

Para aumentar las posibilidades de mejorar el sueño, existen actividades y alimentos que estimulan al cuerpo. Te compartimos al menos los alimentos que facilitarán el sueño:

Plátano

5

Avena

img_0224

Leche tibia

leche bebiendo

Pollo

pechugas-de-pollo-rellenas

Pavo

receta-sandwich-pavo-mayonesa-citrica--613x342

Miel

Miel_en_la_belleza-1

Semillas de Lino

La cocinera novata_galletas integrales con semillas de lino y sésamo (5)

Almendras

Almendras

Pan Integral

pan-integral

Té de manzanilla

love-pen-bed-drinking



¿Por qué hoy debes dormir las horas que necesitas?

Sin las suficientes horas de sueño, tanto el cuerpo como la mente no son capaces de regenerar y renovar células, quemar calorías y descansar de todas las actividades de la vigilia

Ante la presión de una deadline, muchos de nosotros sacrificamos horas de sueño para cumplir responsablemente con el objetivo. Somos capaces de sentir un flujo de adrenalina (a veces mezclado con un poco de fatiga) por nuestro cuerpo, como si nos supiéramos invencibles con un cuerpo y una mente inquebrantables.

No obstante, sin las suficientes horas de sueño, tanto el cuerpo como la mente no son capaces de regenerar y renovar células, quemar calorías y descansar de todas las actividades de la vigilia; ya que, como recordaremos, con esta actividad pasiva el cuerpo genera energía que nos protege de virus y gérmenes que perjudican a nuestra salud integral.

De acuerdo con el investigador Matt Walker, de la Universidad de Berkley, es muy fácil medir las discapacidades en el funcionamiento del cerebro y del cuerpo en caso que durmamos menos de, al menos, siete u ocho horas por cada ciclo de 24 horas. Y es que dormir es un hecho biológico necesario que se vio perjudicado por premisas culturales como la asociación del trabajo excesivo y el éxito, así como la invención de la electricidad (y ahora del internet) para mantenernos despiertos durante más tiempo en la oscuridad.

Desgraciadamente, las horas de sueño perdidas son difíciles de recuperar después. Sin importar cuántas horas duermas al día siguiente, no podrás retroceder el daño al cuerpo… En especial cuando se trata del aspecto cognitivo. Y es que, el buen dormir juega un papel importante en la consolidación de las memorias. En su libro The Organized Mind, Daniel Levitin explica que si no dormimos (bien) durante tres noches seguidas, probablemente nos cueste trabajo recordar eventos que vivimos en ese lapso de tiempo. Esto se ve mayormente afectado cuando el cerebro está en pleno desarrollo, como es en el caso de los niños.

Otra de las afectaciones de la falta de sueño es la alta incidencia de enfermedades. De hecho, de acuerdo con la OMS (Organización Mundial de la Salud), el trabajo nocturno incrementa el riesgo en mujeres de contraer cáncer de mama. Esto sucede ya que el cuerpo interrumpe la producción de melatonina, este antioxidante capaz de reducir el nivel de estrógeno y, por tanto, del cáncer de mama. Así mismo, el sistema inmune pierde su vitalidad hasta en un 70 por ciento si sólo consigues dormir cuatro horas de sueño por noche: se vuelve cada vez más difícil para tu cuerpo el metabolizar los carbohidratos, desencadenando un cuadro de diabetes.

Por estas razones es indispensable adquirir horarios estables de sueño, donde permitamos relajarnos y renovar la energía invertida en el día. A veces sacrificamos nuestro autocuidado por preocupación o exceso de trabajo, provocando sensación de insomnio. En caso que lo sufras o te interese el tema, te compartimos los siguientes enlaces para combatir las pocas horas de sueño:

¿Quieres ser una persona sana? Entonces necesitas dormir más 

¿Cuántas horas necesitas dormir según tu edad?



¿Ya sabes cuáles son los alimentos que curan el insomnio?

Durante el sueño el cuerpo puede optimizar el funcionamiento del sistema inmunológico, cardiovascular, endócrino, digestivo, sexual, etcétera

Dormir es un proceso vital para todo ser vivo, ya que permite al cuerpo descansar, recuperando energía y regenerando células necesarias para las actividades de la vigilia. De ese modo, el cuerpo puede optimizar el funcionamiento del sistema inmunológico, cardiovascular, endócrino, digestivo, sexual, etc. E inclusive, es uno de los mejores métodos para quemar calorías. 

Con el fin de procurar una buena salud integral es importante desarrollar ciertos hábitos de sueño, como establecer un horario adecuado, realizar algunos estiramientos o practicar meditación antes de acostarse y alejar todo estresante o estimulante 10 minutos antes de dormir, entre otros, incluyendo la alimentación, para descansar mejor. Por ello, te compartimos estos alimentos que fomentan el sueño: 

– Jugo de cereza. De acuerdo con un estudio de la Louisiana State University, al consumir este jugo dos veces al día durante 2 semanas, es posible descansar en la noche durante 84 minutos más.  

– Kiwi. Consumir esta fruta 1 hora antes de dormir puede generar resultados sorprendentes en relación a las horas de sueño (42.4% de mejoría, de acuerdo con Psychology Today). 

– Algas. La Universidad de Oxford encontró una incidencia en el consumo de algas y el aumento de omega-3 DHA en la sangre, lo cual facilita el sueño. 

– Almendras. El Journal of Orthomolecular Medicine encontró que si un cuerpo sufre de bajos niveles de magnesio, normalmente presenta también problemas de sueño, por lo que se recomienda incluir almendras en la dieta. 

– Nueces, las cuales son una fuente increíble de melatonina (hormona del sueño), fomentando la regulación del ciclo cicardiano.