Mitos y verdades de la vitamina C

¿Realmente previene los resfriados?

Existe la creencia popular que la vitamina C es aliada en prevenir enfermedades respiratorias como la gripe común. Sin embargo, esta teoría ha sido puesta en entredicho por algunos estudios científicos. 

La afirmación de que la vitamina C tiene propiedades antigripales nació en la década de 1970 cuando el Premio Nobel de Química y de la Paz, Linus Pauling, publicó una obra titulada La vitamina C y el resfriado común, en la cual postulaba que consumir 3,000 miligramos al día evitaban padecimientos, como bronquitis, alergia, fiebre, neumonía y resfriados. 

No obstante, 29 estudios científicos han demostrado que la vitamina C no elimina el virus que causa la gripe, una vez adquirida la enfermedad no acorta la duración de la misma. A pesar de ello, sus cualidades ayudan a mantener un cuerpo saludable, por lo que fortalece la prevención de enfermedades. 

Por ejemplo, Samuel Campbell, biólogo de la Universidad de Alabama, Estados Unidos, ha comprobado que el consumo de vitamina C tiene un efecto desestresante, ya que reduce los niveles sanguíneos de cortisol, hormona que producida en forma crónica, puede anular las defensas contra enfermedades. 

Otro mito que circula alrededor de la vitamina C, es que la naranja es el fruto más rico de este nutriente. La realidad es que una pieza de este cítrico aporta 69 miligramos de dicha vitamina, mientras que una taza de fresas contiene 84 miligramos y un mango contribuye con 122 miligramos. 

thumbnail_16-04-14 vitamina C

Ahora bien, lo cierto es que la vitamina C es uno de los elementos más nutritivos en el planeta, porque auxilia en muchas funciones del cuerpo humano, especialmente en la reparación y crecimiento de tejidos, por lo que es ideal para la piel, tendones, ligamentos y vasos sanguíneos. Además, ayuda a cicatrizar heridas, mantener cartílagos, huesos y dientes. 

También se ha comprobado que la vitamina C auxilia en la lucha contra el cáncer. El oncólogo Chi Dang, de la Universidad Johns Hopkins, demostró que esta vitamina tiene un efecto antioxidante y bloquea la proteína HIF-1, causante del crecimiento de células cancerígenas por falta de oxígeno. 

La vitamina C se encuentra en melones, naranjas, toronjas, kiwis, mangos, papaya, piña, fresas, moras, sandía, brócoli, coles, pimientos, espinacas, nabos verdes, papas y jitomates. 

Esta vitamina en conjunto con los diferentes nutrientes de la Tierra son ejemplos de que la riqueza natural brinda lo necesario para mantener un cuerpo sano. La protección a la biodiversidad es parte de un estilo de vida saludable. 

 

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

Earthgonomic
Autor: Earthgonomic


10 citas de Alan Watts para reencontrarte en el aquí y ahora

Divulgador del zen en Occidente y maestro laico del asombro, Alan Watts es un árbol abundante cuyos frutos nos invitan a sumergirnos en el momento presente.

Alan Watts es una de las figuras más fascinantes y controversiales del pensamiento del siglo XX. A pesar de que se le conoce como un gran divulgador de la filosofía oriental (especialmente el zen) en Occidente, Watts dejó una vasta obra filosófica, así como charlas, conferencias y programas radiales en temas como filosofía de la ciencia, historia de las religiones, taoísmo, ecologismo y la música de vanguardia.

Resumir su pensamiento en un puñado de frases sería imposible. Sin embargo, como todo gran pensador, el germen de sus enseñanzas puede encontrarse también en sus fragmentos.

Esta breve compilación de frases ofrece no sólo un abanico de los intereses de Alan Watts, sino también una miríada de ventanas a través de las cuales podemos observarnos a nosotros mismos y reencontrar el asombro de ser sencillamente quienes somos, en el aquí y el ahora.

10 citas para reencontrarte en el aquí y el ahora

Alan Watts

1

El hombre aspira a gobernar la naturaleza, pero mientras más estudiamos la ecología, más absurdo parece hablar de cualquier característica de un organismo, o de un organismo/terreno medioambiental, como si este gobernara sobre los otros.

2

El verdadero esplendor de la ciencia no es tanto que esta designe y clasifique, archive y haga predicciones, sino que observa y desea conocer los hechos, cualesquiera que resulten ser.

3

Nosotros no ‘llegamos’ a este mundo; salimos de él, como las hojas de un árbol. Como el mar ‘hace olas’, el universo ‘hace personas’. Cada individuo es una expresión del ámbito completo de la naturaleza, una acción única del universo total.

4

El agua enfangada se aclara mejor dejándola reposar.

5

Uno se siente mucho menos ansioso si se siente perfectamente libre de estar ansioso, y lo mismo puede decirse sobre la culpa.

6

Si no puedes confiar en ti mismo, entonces tampoco puedes confiar en tu desconfianza sobre ti mismo; de modo que, sin esta confianza subyacente en el sistema completo de la naturaleza, simplemente estás paralizado.

7

Encuentro que la sensación de mí mismo como un ego dentro de una bolsa de piel en realidad es una alucinación.

8

El zen es una liberación del tiempo. Pues si abrimos los ojos y observamos claramente, se vuelve evidente que no existe otro tiempo que este instante, y que el pasado y el futuro son abstracciones sin ninguna realidad concreta.

9

Pues nunca existe otra cosa que el presente, y si uno no puede vivir en él, no puede vivir en ninguna parte.

10

No estás bajo ninguna obligación de ser la misma persona que fuiste hace cinco minutos.

Bonus track

La paz sólo puede hacerse por aquellos que son pacíficos, y el amor puede mostrarse sólo por aquellos que aman. Ninguna obra de amor surgirá a partir de la culpa, el miedo o la vacuidad de corazón, así como ningún plan válido para el futuro pueden hacer aquellos que carecen de la capacidad de vivir en el ahora.

 

*Imagen principal: Ecoosfera



¿Cuáles son las vitaminas que necesitas y dónde están? (INFOGRÁFICO)

Con un práctico recuadro conocerás las fuentes de vitaminas y sus imprescindibles funciones.

La raíz del latín de la palabra vitamina nos habla de su importancia imprescindible: significa sustancia de la vida. Estas son esenciales en el funcionamiento fisiológico. 

La mayor fuente de vitaminas se encuentra en los alimentos naturales, sobre todo frutas y verduras. En esta época de una cotidianidad acelerada quizá no tomamos el tiempo necesario para conocer aquello que es imprescindible para nuestro cuerpo. Los infográficos pueden darte una gran ayudada con ello. 

El siguiente elaborado por el sitio infografíasyremedios es una increíble opción para memorar o conocer el funcionamiento de la vitaminas y dónde se encuentran (para tenerlo muy presente al momento de hacer el súper, por ejemplo). Se trata de conocimiento básico de nutrición que te dará valiosas herramientas. 

cc1cb49b5caf87da9425704f8daced15