El cardo mariano, un verdadero aliado del hígado

Disminuye la producción de los radicales libres a nivel hepático (que son resultado forzoso de la labor destoxificante del hígado, pero que a su vez pueden autodestruirlo.

Imagen: http://www.cardomariano.net/

Esta planta, crece en Europa, África y Asia, y ha sido utilizada desde el siglo XVII como hepatoprotector. En 1965 fue aislado su principio activo más importante: La silimarina, cuyas propiedades hepatoprotectoras han sido confirmadas por numerosos estudios científicos modernos.

La “Comisión E”, es un grupo de científicos que fue encargado por el gobierno alemán de estudiar y regular en dicho país el uso de las plantas medicinales. Después de investigaciones que se prolongaron por más de 15 años este organismo generó un cuerpo de más de 300 monografías científicas sobre las plantas y sus usos, que ha servido de guía para la legislación sobre plantas medicinales en numerosos países.

En 1986 la “Comisión E” aprobó el uso medicinal del Cardo Mariano. Dicha comisión considera que la intoxicación por alcoholismo crónico representa el 71% de los casos de hepatotoxicidad, seguida por la intoxicación por fármacos (18%) y de la intoxicación con diversas sustancias (11%). El Cardo Mariano fue aprobado por la comisión E, después de la revisión exahustiva de la literatura científica existente, como un tratamiento adecuado y no tóxico para problemas digestivos y hepatobiliares (nauseas, recargo del hígado, congestión de la vesícula biliar, cálculos biliares, etc.), para daño del hígado por sustancias tóxicas y como coadyuvante en casos de inflamación del hígado, hepatitis y cirrosis.

Una anécdota ilustra las fabulosas propiedades hepatoprotectoras de esta planta. Esta historia fue publicada en el diario Santa Cruz Sentinel, el 14 de enero del 2007 y reportada en le revista Herbagram #74, (agosto 2007).

https://biocuidados.files.wordpress.com
https://biocuidados.files.wordpress.com

Una familia de 6 miembros resultó intoxicada en Santa Cruz, California luego de consumir unos tacos elaborados con hongos venenosos, que ellos mismos habían recolectado en el campo. Al ingresar al Hospital Dominicano, en dicha localidad, rápidamente fue establecido que los pacientes sufrían de intoxicación generada por el hongo llamado Amanita phalloides, que puede dañar el hígado y causar la muerte en cuestión de días.

El Dr. encargado del caso, Tod Michell, sabiendo de la gravedad del caso, y a d falta de un buen tratamiento farmacológico, tuvo la buena idea de hacer una búsqueda en internet sobre el tema. Por fortuna, dio con información sobre el Cardo Mariano, y sus efectos (hepatoprotectore. Finalmente, el Dr. Mitchell contactó una compañía fitofarmaceutica, Madeus Pharma, en Bélgica, que elabora un extractó de Cardo Mariano para aplicación intravenosa. La compañía accedió ante el llamado del Dr. Mitchell, a donar producto suficiente para tratar a esos 6 pacientes.

Mientras se llevaron a cabo los tramites para introducir el producto en los E.E.U.U. [se requería una licencia especial como “Nueva Droga en Investigación”] los pacientes recibieron Cardo Mariano por vía oral. Y aunque las posibilidades de obtener dicha licencia eran de 1 en 1000, ocurrió que en el lapso de unas cuantas horas el Hospital Dominicano de Santa Cruz fue autorizado a administrar el tratamiento intravenoso proveniente de Bélgica. El producto se llama <<Legalon-sil>>.

Los pacientes fueron tratados con dicho extracto, combinado con, carbón activado (que ayuda a eliminar tóxicos por vía intestinal), penicilina y un antídoto contra la sobredosis de tylenol (paracetamol, que a dósis altas genera daño hepático).

En pocos días 5 de los 6 pacientes fueron dados de alta y se recuperaron totalmente. Solo una señora de 83 años de edad falleció a causa de una insuficiencia renal aguda, a pesar de que su hígado estaba en franca recuperación.

Lo más probable es que todos hubieran fallecido si no se hubiese aplicado el Legalon-Sil.

Antes de pasar a explicarles a mis lectores como actúa a nivel hepático el cardo mariano, quisiera resaltar la importancia de este caso: una muestra clara de lo que puede ser la medicina del futuro: una amalgama entre los recursos naturales y la ciencia moderna, entre la farmacología y la medicina natural.

http://www.ortoflor.com/
http://www.ortoflor.com/

Acción antitóxica del Cardo Mariano.

La silimarina ha mostrado efecto protector de las células hepáticas contra diversas sustancias tóxicas como los componentes venenosos del hongo amanita muscaries, y otras variedades de hongos tóxicos, del paracetamol (fármaco que a dosis elevadas destruye a la célula hepática) y otros medicamentos, la galactosamina (una sustancia que produce hepatitis en ratas), el tetracloruro de carbono (cancerígeno) y otras.

Además de inhibir el ingreso de los tóxicos a las células del hígado la silimarina protege a este órgano por otros caminos:

* Disminuye la producción de los radicales libres a nivel hepático (que son resultado forzoso de la labor destoxificante del hígado, pero que a su vez pueden autodestruirlo. Así se produce, por ejemplo, la muerte por consumo del venenoso hongo amanita muscaries: en su intento por neutralizar los tóxicos, el hígado genera tal cantidad de radicales libres, destructores de las células hepáticas, que termina autodestruyéndose).

* Inhibe la producción de sustancias proiflamatorias al interior del hígado.

* Incrementa la producción del glutatión por parte del hígado, los intestinos y el estomago. El glutatión es un poderoso antioxidante, protector celular y estimulante del sistema inmunológico (encargado de nuestras defensas).

* La silimarina, en estudios con animales, ha demostrado que estimula la síntesis del ADN y por lo tanto, la regeneración de las células hepáticas.

¿EN QUÉ CASOS ESTÁ INDICADO RECURRIR AL USO DE ESTA PLANTA?

Por su efecto como hepatoprotector el cardo mariano alcanza una amplia gama de indicaciones:

* Recargo hepático y biliar.

* Congestión de la vesícula biliar, y/o cálculos biliares, Icteticia.

* Consumo de alcohol.

* Exposición a tóxicos medio ambientales (Como antídoto vs intoxicación por amanita muscaries).

* Hepatitis.

* Cirrosis hepática.

* Todo tipo de padecimientos en los cuales tenga sentido mejorar la destoxificación hepática, como problemas cutáneos e intestinales.

* También es útil en el tratamiento del colesterol elevado.

* En Europa se le han atribuido tradicionalmete los siguientes usos:

* Hepatoprotector y digestivo hepático(colagogo).

* Para tratar el estreñimiento crónico.

* Para combatir los cálculos biliares y la ictericia.

* Para combatir alergias.

* Para combatir el asma.

* Para mejorar la circulación y combatir las hemorroides.

* Como tónico cardiaco.

¿TIENE EFECTOS SECUNDARIOS EL CARDO MARIANO?

El Cardo Mariano es una planta muy segura.

La literatura no reporta efectos secundarios.

Autor: Andres Sierra
Andrés Sierra es licenciado en Etnología. En 1983, por necesidades de cuidado de su propia salud, se acercó a las Medicinas Alternas. Desde entonces se ha dedicado al estudio, la práctica y la enseñanza de la Medicina Natural, con especial énfasis en el uso curativo de los alimentos. Ha participado en numerosos programas de radio, y ha impartido múltiples cursos y diplomados en la materia. Actualmente funge como subdirector académico de la Licenciatura en Medicinas Alternativas y Complementarias, impartida en la Escuela de Estudios Superiores en Medicinas Alternativas y Complementarias MASHACH en la ciudad de Puebla, y dirige el Centro Naturista “Naturalmar” en esa misma ciudad.


¿Qué es el kratom, cuáles son sus efectos y por qué se considera una planta peligrosa?

Esta planta medicinal ha llamado la atención últimamente por las intenciones del gobierno estadounidense de restringir su uso.

En lo que concierne al uso de las plantas medicinales, es fundamental informarnos y usarlas de forma responsable. Sus efectos son reales y muy poderosos, y dependiendo de cómo sean consumidas será la experiencia que se tenga. Es el caso del kratom, la hoja de un árbol tropical nativo del sureste de Asia que comparte linaje con el árbol del café y los opiáceos.

Por su ingrediente activo, la mitragyna, el kratom es usado ya sea en polvo, en cápsulas, masticada o en infusiones para focalizar la mente y energizar el cuerpo. Pero la mitragyna es un sedante, por lo cual, las dosis muy altas pueden provocar los efectos contrarios: cuerpo pesado, mente nublada y efectos más parecidos a los de la morfina.

Debido a estos paradójicos efectos es que el gobierno estadounidense, concretamente la Drug Enforcement Adminstration (DEA) ha incluido el kratom en la lista de drogas no reguladas con riesgos para la salud. Además, la dependencia que esta planta puede ocasionar aún no ha sido estudiada a profundidad, y los casos de abuso han subido significativamente en Estados Unidos.

kratom-hoja-que-es-peligrosa-droga

Las declaraciones del gobierno estadounidense apuntan a que no hay evidencia de los efectos positivos del kratom, y en cambio, esta planta sí ha demostrado tener malos efectos sobre las funciones cardiovasculares y neuronales. No obstante, hay una dimensión que parece nunca estar presente cuando se aborda la problemática de los psicoactivos: su uso tradicional.

 

¿Cómo se ha usado milenariamente el kratom?

Las hojas de kratom, como muchas otras sustancias tan cotidianas como el café, han sido utilizadas milenariamente en las culturas asiáticas para potenciar las habilidades humanas. En el caso del kratom, se trata de una hoja que se usa de manera similar a la hoja de coca en las regiones andinas: se masca para obtener sus beneficios paulatinamente durante las jornadas laborales. Es un uso que los pueblos originarios de Malasia y Tailandia le han dado al kratom desde hace siglos y que conviene tener presente cuando se debate cómo y por qué regularizar una sustancia.

Por supuesto que la utilización de los psicoactivos y las plantas medicinales puede volverse contraproducente, incluso en las regiones rurales donde están asentados los pueblos originarios que las usan. Algunos estudios han verificado que los abusos de esta sustancia han provocado ataques en quienes habitan estas regiones asiáticas.

https://ecoosfera.com/2015/01/descubre-una-gran-cantidad-de-plantas-medicinales-y-sus-usos/

Pero habría que tomar en cuenta que ingerir sustancias es una práctica social; como tal, se desarrolla al interior de sociedades cuyas dinámicas han cambiado vertiginosamente en poco tiempo y han hecho cada vez más necesario el uso de todo tipo de estimulantes y drogas, desde el café hasta el Prozac.

Entonces, ¿no es el ritmo de la vida contemporánea lo que lleva a las adicciones, más que las sustancias en sí mismas? Habría que discutirlo colectivamente. Porque debemos recordar que detrás de la criminalización (o legalización) de muchas sustancias hay intereses económicos y políticos. Por eso hace falta más investigación, así como un uso informado y responsable de todo lo que consumimos.

Así que por ahora podemos decir que el kratom no es peligroso si se consume sin excesos. Pero, sin duda, habrá que seguir indagando colectivamente en estas vitales cuestiones que nos comprometen a todos.

 

* Imágenes: 1) Redicecreations; 2) CC; 3) Next Generation Village