¿El agua natural contiene el sabor de insectos, bacterias y descomposición de vegetales?

El sabor del agua para los humanos.

Se dice que el agua simple es inodora, incolora e insabora, sin embargo, esta última característica puede no ser del todo cierta. Investigaciones científicas han descubierto que algunas especies reaccionan al gusto del agua.

En 2015 un grupo de científicos de la Universidad de California, Estados Unidos, informó que ciertos insectos poseen un gen que fabrica proteínas para saborear el agua en las células del gusto. Esta investigación estuvo dirigida por el biólogo Peter Cameron y sus estudios se enfocaron en la mosca del vinagre. La proteína que producen estos insectos se nombró PPK28.

Por otro lado, algunos seres vivos cuentan con acuaporinas, que sirven para transportar y absorber agua a través de membranas celulares. Estas acuaporinas podrían ser clave para que el líquido vital estimule las células del gusto en ciertas especies.

Además, el fisiólogo Sidney Simon de la Universidad Duke, Estados Unidos, halló células para el agua en el cortéx gustativo de las ratas. A pesar de ello, gran parte del mundo científico afirma que estas células no se encuentran en la mayoría de los mamíferos, específicamente en los humanos.

thumbnail_16-03-31-agua-ecoosfera2-(2)

Inclusive, entre las décadas de 1960 y 1970, se demostró de forma sistemática que el gusto del agua en los humanos, depende de lo que se haya ingerido antes. Esta investigación estuvo a cargo de la psicóloga Linda Bartoshuk, quien publicó una serie de artículos sobre el postgusto o retrogusto del agua. De acuerdo con la investigadora de la Universidad de Florida, el agua tiene sabor, pero sólo tras haber probado otra cosa.

No obstante, el agua simple puede tener un efecto en las papilas gustativas de las personas por la presencia de algunos minerales. Por ejemplo, los cloruros provocan un sabor salado, el magnesio uno amargo y el aluminio uno terroso. 

Químicos, algas, bacterias, descomposición de vegetales y residuos inorgánicos, también pueden modificar el sabor del agua. En dicho caso la calidad del agua potable tiene que estar sujeta a medidas de revisión para prevenir enfermedades.

Sin duda, el agua es vital para todos los seres vivos independientemente de su sabor. Por ello, su cuidado y conservación son claves para la salud, higiene, alimentación y una larga lista de actividades diarias.

 

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic



El agua: uno de los recursos más importantes y el menos valorado

No hay que olvidar que cotidianamente requerimos del agua para la elaboración de productos o servicios del ser humano y que son indispensables.

Nuestro Planeta es abundante en recursos naturales y como especie humana dependemos de ellos para sobrevivir. El aire, el suelo, la regulación del clima y el agua, son algunos de los servicios ambientales que podemos obtener de la naturaleza, siempre y cuando seamos responsables en su uso y aprovechamiento.

Uno de dichos recursos, el agua, es fundamental para todas las formas de vida en nuestro planeta y aunque la Tierra posee alrededor de 525 millones de kilómetros cúbicos de agua, en la actualidad los recursos de agua potable se han vuelto escasos con el crecimiento de la población mundial y con el mal manejo de desechos y residuos industriales.

Se estima que sólo el 3% del agua en el Planeta es dulce y de esa cantidad únicamente el 0.007% es potable. Debido a esta situación más de 1,100 millones de personas en el mundo carecen de acceso directo a fuentes de agua potable.

Hay regiones del planeta donde se debe caminar más de 10 kilómetros diarios para conseguir agua potable, lo que causa la muerte de hasta 3 millones y medio de personas al año. El 98% de esas muertes se producen en los países en vías de desarrollo.

El agua es parte de nuestra vida, pero también de nuestra esencia. Se calcula que el cuerpo humano se conforma en un 60% de agua, por ello este líquido es vital para nuestra supervivencia, ya que una persona puede sobrevivir hasta un mes sin alimentos, pero sólo siete días como máximo sin beber agua.

Además, es importante recordar que el ser humano no es el único ser vivo en este Planeta que requiere agua para sobrevivir. Existen millones de formas de especies que también dependen de este valioso líquido y debemos asegurarnos de mantener el abasto de agua en todo el mundo, ya que de no hacerlo la existencia del equilibrio ambiental podría verse afectado y al ser una cadena interconectada de vidas, seguramente la desaparición de alguna especie o alteración climática por falta de agua causaría daños directos en los humanos.

Lamentablemnte las principales fuentes de contaminación del agua están asociadas con la actividad industrial posterior a la Segunda Guerra Mundial y actividades consecuentes. Se estima que cada año se arrojan al mar más de 450 kilómetros cúbicos de aguas servidas, es decir, el agua residual doméstica y que es el resultado de las actividades cotidianas que realizamos. Por si esto no fuera poco, para diluir esta polución se utilizan 6,000 kilómetros cúbicos adicionales de agua dulce.

No hay que olvidar que cotidianamente requerimos del agua para la elaboración de productos o servicios del ser humano y que son indispensables; por ejemplo se necesitan alrededor de 25,700 litros de agua por día para producir los alimentos que consume una familia de cuatro personas, 148,000 litros de agua para fabrica un automóvil, 5,680 litros para producir un barril de cerveza o 200 litros para producir un solo litro de Coca-Cola.

El hecho es que sin el agua no tenemos vida y no es un slogan, es un hecho. Hay que gestionar para proteger el agua y verla no como un producto de consumo, sino como un recurso indispensable para la vida de todos los seres del Planeta.

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos. Para más in información visita: www.earthgonomic.org @Earthgonomic y /Earthgonomic

Earthgonomic
Autor: Earthgonomic