La meditación mindfulness es una de las técnicas más efectivas para reducir el estrés, aquella sensación de adrenalina que en dosis elevadas y constantes puede tener consecuencias graves en la salud. De hecho, numerosas terapias regidas por el modelo biospicosocial han comenzado a integrar este tipo de meditación en sus tratamientos. 

La principal característica de la meditación mindfulness es estar en el aquí y el ahora generando una conexión entre la mente y el cuerpo. Es decir, lograr una conciencia de cada una de las sensaciones que recorren el cuerpo, aun si se están realizando actividades cotidianas. Quizá por eso, no sólo una reducida población de médicos y psicólogos están integrando este método a sus prácticas, también los científicos comienzan a investigar a profundidad los beneficios del mindfulness.

Se ha comprobado científicamente que el abrazo, un ritual afectuoso, libera la hormona de la oxitocina que ayuda a combatir los efectos del estrés ocasionado por el cortisol. Por lo que un abrazo, aplicando las enseñanzas del mindfulness, puede estimular el sistema inmune para protegernos de enfermedades y poder disfrutar de una salud plena. También ayuda a mejorar los vínculos interpersonales, pues provee una sensación de intimidad y armonía. 

earthing
https://40.media.tumblr.com

De esta manera, el mindfulness en los abrazos permite expresar el amor, “una de las expresiones más poderosas de espiritualidad”. Se trata de una comunicación profunda y sincera, que nos permite conectarnos con apertura y vulnerabilidad con otros. En palabras de Thich Nhat Hanh: 

Cuando nos abrazamos, nuestros corazones se conectan y sabemos que no somos seres separados. Abrazarse con atención plena y concentración puede traer reconciliación, sanación, entendimiento y mucha felicidad […] La práctica de atención plena durante el abrazo ayuda a reconciliarse entre padres e hijos, madres e hijas, amigos y muchos otros. 

Es decir que gracias a la sensación de la interconexión entre los seres activamos la corteza prefontal, región cerebral encargada de regular al cuerpo y la psique. De modo que estamos aprendiendo a experimentar a cada momento, a regularnos a través de un abrazo, como si estuviéramos vivos gracias a un “nosotros, tú y yo”. 

 

Más en Ecoosfera:

Mindfulness y otros remedios naturales para reducir los niveles de estrés

La meditación de 5 minutos que puede transformar tu vida