El diente de león no sólo es una hierba floral muy común, también es una planta medicinal que tiene impresionantes beneficios para la salud. No sólo mejora la salud en general sino que también previene numerosas enfermedades e infecciones, como el acné. Para conocer a profundidad sus beneficios medicinales, dale clic aquí

El café de diente de león es una bebida similar al café que, al consumirse, ayuda a desintoxicar al cuerpo de las toxinas y radicales libres que lo dañan. Para prepararlo, necesitas lo siguiente:

 

Instrucciones

Primero, debes cosechar una gran cantidad de dientes de león para recuperar las raíces –la suficiente cantidad como para llenar un contenedor de 4 litros–.

Quita la planta de la raíz, y en caso de que quieras hacer una ensalada, aparta las hojas.

Limpia las raíces en por lo menos tres cambios de agua, cubriéndolas con agua de nuevo y permitiendo que se remojen durante varias horas; luego enjuágalas un par de veces más para que estén más limpias. Escoge y separa las raíces, quitando y desechando los “pelos” y cualquier parte dañada. Finaliza la limpieza con un cepillo de dientes viejo, hasta que lo consideres suficiente.

Corta las raíces en rajas de aproximadamente 2.5 centímetros de largo; colócalas en una bandeja para el horno y déjalas secar a 110ºC durante 4 horas, o hasta que las raíces tengan un color café oscuro por dentro y por fuera.

Muele las raíces y prepáralo como si fuera un café normal en prensa francesa, y guarda las raíces restantes en un frasco de vidrio hermético.