8 remedios naturales y caseros para la tos asmática

Las personas que padecen de esta enfermedad, tienden a sufrir de episodios en que se obstruye la respiración.

El asma, esta enfermedad que dificulta la respiración, puede convertirse en una enfermedad crónica de los pulmones que inflama y estrecha las vías respiratorias. Puede afectar a personas de todas las edades, aunque se presenta principalmente durante la infancia. Afortunadamente existen remedios caseros para la tos, y para la tos asmática en especial, que podrían ayudarte a disminuir o incluso curar este padecimiento. 

Las personas que padecen de esta enfermedad, tienden a sufrir de episodios en que se obstruye la respiración. Es decir que durante un ataque de asma, las paredes de las vías respiratorias en los pulmones se hinchan y las vías respiratorias se contraen. Esto trae, en consecuencia, menos aire en el cuerpo y una mayor cantidad de mucosidad que obstruye, a su vez, las vías. Las causas de estos episodios pueden reducirse en factores como el humo de tabaco, ácaros del polvo, contaminación del aire exterior, humo de las fábricas, cucarachas, moho, ejercicio físico, etcétera.

images_234

Si bien no se puede eliminar por completo esta enfermedad, se puede mantener bajo control previniendo los episodios asmáticos. A continuación te compartimos diez remedios caseros para prevenir y reducir la tos o bronquitis asmática:

1. Jengibre. El té de jengibre es una alternativa natural para aliviar el asma, pues posee propiedades broncodilatadoras que ayudarán a respirar mejor. Este efecto inhibe una enzima que hace que los músculos de las vías respiratorias se contraigan, y al mismo tiempo activa otra enzima que relaja las vías respiratorias.

DSC_9821

2. Cebolla. Gracias a que posee un flavonoide llamado quercetina, la cebolla ayuda a relajar los bronquios y a disminuir la constricción de las vías respiratorias. Entre sus compuestos, también se encuentra los tiosulfinatos, el cual se le conoce por sus propiedades antiasmáticas.

cebolla 5

3. Ajo. Anteriormente, el ajo era usado como medicamento natural gracias a sus propiedades anti-inflamatorias. De hecho, el extracto de ajo reduce significativamente la inflamación de las vías respiratorias.

ajo2

4. Jugo de limón. Ayuda a evitar que la mucosidad se acumule en los bronquios, mejorando la respiración y limpiando el aparato respiratoria de bacterias y gérmenes que dificultan el paso del aire.

mojito isolated on white
mojito isolated on white

5. Miel. Es un expectorante y antiinflamatorio natural que ayuda a eliminar las flemas. Es útil para sacar el moco que se acumula en las vías respiratorias y bloquea el flujo de aire que podría desencadenarse o agravar un ataque de asma.

miel

6. Ginkgo biloba. La hoja inhibe una sustancia que se encuentra en los pulmones y provoca la inflamación de las vías respiratorias. Actúa como broncodilatador y reduce la inflamación, por lo que se recomienda tomar dos veces al día una infusión de hojas de Ginkgo biloba.

ginkgo-biloba-faydaları

7. Cúrcuma. Es una especia con propiedades antiinflamatorias y expectorantes, la cual ayuda a controlar naturalmente el asma. La cúrcuma tiene una acción protectora en el sistema respiratorio.

curcuma-2

8. Té verde. Es una fuente natural de teofilina, la cual es una sustancia con acción broncodilatadora que forma parte de numerosos fármacos usados para el tratamiento del asma. Relaja los músculos que soportan los tubos bronquiales, y se usa para prevenir y tratar el resoplo, la respiración entrecortada y la dificultad para respirar.

te_verde_843113294



El intestino tiene mente propia: ¿de qué te sirve saberlo?

Cultiva la inteligencia de este extenso órgano (y te sabrá responder en agradecimiento).

Cuando los seres humanos comenzamos a razonar más profundamente fue cuando generamos una especie de idolatría por el cerebro. Por mucho tiempo consideramos que el intelecto era sólo la capacidad, alojada en el cerebro, de usar la razón para aprender y conocer. Pero ahora sabemos que algunos órganos tienen mente propia.

Es el caso del intestino: un órgano que tiene más neuronas que la espina dorsal.

cuidar-intestino-segundo-cerebro-probioticos-salud-mental

Por eso lo apodan “el segundo cerebro”, y sus funciones van mucho más allá de procesar la comida que ingerimos. Aunque, contrario a lo que pensaba Leonardo da Vinci, el intestino no nos ayuda a respirar, lo que es cierto es que sí puede interferir en nuestra salud psíquica.

Este órgano está repleto de serotonina… ¡más aún que el cerebro! Aproximadamente el 80% de este neurotransmisor se produce y se encuentra en el intestino: no sólo regula el humor, sino también las funciones digestivas.

Por eso, muchas investigaciones están estudiando la correlación entre la salud del intestino –que depende de las bacterias buenas– con la salud mental, pues además las bacterias interactúan con el sistema nervioso central, el cual comunica directamente con el cerebro.

Existe otra razón por la que el intestino es llamado el segundo cerebro: tiene su propio sistema nervioso

cuidar-intestino-segundo-cerebro-probioticos-salud-mental

El intestino puede funcionar solo y tomar decisiones sin la interferencia del cerebro. El intestino es dominado por el sistema nervioso entérico, un tejido que recubre el estómago y que está destinado sólo a dar órdenes al aparato digestivo. 

Esta autonomía intestinal tiene consecuencias insólitas. Según expertos como la doctora Megan Rossi, entrevistada por la BBC, el intestino reconoce cuando comes cosas con miedo de que te hagan daño. Aunque no seas intolerante al alimento en cuestión, tu intestino reaccionará como si lo fueras y tendrás problemas digestivos.

Así que es necesario no mandar señales de estrés a nuestro intestino, por lo cual expertos como Rossi recomiendan realizar meditación o yoga para reducir los niveles de cortisol, la hormona del estrés que afecta directamente al intestino.

Otro factor a considerar sobre la inteligencia intestinal es que el intestino es el hábitat de miles de bacterias: una forma de vida que forma en este largo órgano su propio ecosistema. Tomando eso en cuenta, es importante respetar nuestro reloj biológico y nuestro cronotipo, pues si los alteramos estaremos alterando también la vida de las bacterias y su trabajo en el intestino –y, como ya vimos, esto afecta también al cerebro.

En ese sentido también debemos comer muchos alimentos probióticos –microorganismos buenos para el organismo– del tipo que incluyen las dietas para la longevidad. Algunos de estos son la sopa miso, el yogurt, el pan y los alimentos fermentados. Los probióticos regeneran la flora intestinal, o lo que es lo mismo: equilibra el ecosistema de bacterias en tu aparato digestivo.

Ya lo sabes: alimenta la inteligencia de tu intestino con buenos hábitos –como meditar, dormir a tus horas y comer bien–, y él te sabrá responder en agradecimiento.



En este Día mundial del asma, estos sencillos consejos te ayudarán a controlar los síntomas

Tan sólo en México, 11 millones de personas sufren de episodios asmáticos, de los cuales 9 millones son infantes menores de ocho años de edad.

Imagen: http://www.regionnet.com.ar/

Cada primer martes de mayo, el mundo rinde homenaje a las víctimas del asma. Esta enfermedad crónica provoca la inflamación y angostura de las vías respiratorias, provocando periodos de sibilancias –silbidos al respirar–, presión en el pecho, dificultad para respirar y tos. 

Sin importar la edad, sexo o condición social, el asma termina afectando a numeras personas, principalmente en los inicios de la infancia. Tan sólo en México, 11 millones de personas sufren de episodios asmáticos, de los cuales  9 millones son infantes menores de ocho años de edad. Y de acuerdo con un estudio del Instituto Nacional de Pediatría –INP–, se calcula que en la región de América Latina, existen 3 000 millones de asmáticos, y de los ellos sólo 2.4 por ciento de ellos controla correctamente la enfermedad. 

Por ello te compartimos diez consejos sencillos que te ayudarán a prevenir y controlar un ataque de asma: 

Haz ejercicios respiratorios habitualmente. Principalmente aquellos te ayuden a controlar la respiración y la ansiedad cuando llegue la crisis. Por ejemplo, sincroniza la respiración al tiempo de este gif. 

tumblr_nsj9tcMOgY1qkv5xlo1_500

– Evita alergénicos que te afectan, tal como polvo, ácaros, hongos o el pelo de algunos animales. Por ejemplo, no tender la cama al despertar. Conoce aquí por qué. 

– Modera el ejercicio. Antes de realizar cualquier deporte o actividad física, recuerda hacer calentamiento y estiramientos. Y poco a poco incrementa la intensidad del ejercicio, con el fin de preparar las vías aéreas para el esfuerzo. 

– Aléjate de los ambientes con humo. Y por tanto, reduce el consumo de cigarro, pues incrementa la inflamación bronquial. 

-Nunca abandones el tratamiento y consulta siempre a tu médico antes tomar nuevos fármacos.

-Aprende a usar bien tu inhalador, en especial si contiene corticoide pues deberías enjuagarte la boca al terminar. 

 

 

 

Pon en práctica estos 8 remedios naturales y caseros para la tos asmática

asthma_sp_May2015

Más en Ecoosfera

Después de leer esto, no volverás a tender la cama al levantarte

¿Cada cuánto deberías lavar las sábanas de tu cama?