5 posiciones yoga para mejorar el metabolismo (y bajar de peso)

La yoga restaurativa quema calorías permitiendo la pérdida de peso en casos de sobrepeso.

La yoga posee una de las herramientas más poderosas que permite transformar facetas de nuestra esencia humana. Gracias a la regulación de la respiración, la constante consciencia de la unión mente-cuerpo y traer al presente las vivencias, esta práctica ancestral ayuda a reducir síntomas de ansiedad y estrés en la vida diaria, a aliviar el dolor corporal, entre otros beneficios. Entre los menos conocidos, se encuentra la capacidad de brindar orden al estilo de vida.

Hay ciertas asanas o técnicas pranayamas que ayudan a manejar o prevenir condiciones de salud o enfermedades consecuentes de un estilo de vida sedentario y hábitos alimenticios insalubres. De hecho, de acuerdo con The Fractal Enlightment, la yoga restaurativa quema calorías permitiendo la pérdida de peso en casos de sobrepeso.

A continuación te compartimos una serie de asanas y técnicas de respiración que puede usarse para acelerar el metabolismo –y bajar de peso–:

Paripurna Navasana. A lo largo de la posición, recuerda mantener una línea recta desde la espina hasta el cuello, permitiendo que el vientre se mantenga contraído. A lo largo de esta posición, realiza entre cinco y siete respiraciones profundas. Esta posición estimula el sistema digestivo, que conlleva a la tonificación de los músculos.

9b693c41286d70cebfd6369857040541

Kumbhakasana. Mantén recta la línea del cuello con la espina y las piernas. Practica esta posición durante 30 segundos –hasta un minuto–, y luego exhala lentamente hasta llegar al suelo para descansar unas cuantas respiraciones. Al volver a subir, inhala y coloca las manos a la altura del pecho hasta volver a la misma posición inicial. Esta posición ayuda a la reafirmación de los músculos cercanos a la espina, las muecas y los hombros.

yoga_plank_yogamama_web

Virabhadrasana. Para realizar esta posición, es necesario ponerte en pie separando las piernas a una distancia de un metro. Respira profundamente, doblando la rodilla derecha asegurándote de formar una línea recta. Haz un esfuerzo para mantener la pelvis hacia abajo. Esta posición ayuda a tonificar la parte baja del cuerpo así como del pecho, los brazos, los hombros y la parte superior de la espalda.

Virabhadrasana II, virabhadrasana 2, warrior II, warrior 2, australia, breath, breathing, chakra, chant, classes, contemplation, courses, divine, emotions, health, ihana yoga, jenni, jenni juokslahti, magical, mantra, meditation, melbourne, mind, mindfulness, posture, practice, shanti, spiritual, yoga, yoga teacher, yogi, ashtanga, astanga, ashtanga yoga, ashtanga vinyasa yoga, vinyasa flow, ashtanga primary series, ashtanga first series, st kilda, albert park, melbourne CBD, asana, surya namaskara A

Utkatasana. Inhala y eleva los brazos hacia el techo, alargando la espina. A continuación, exhala y dobla las rodillas hasta llevar la cadera hacia abajo como si se estuviera sentando en una silla imaginaria. Mantén esta posición entre cinco y siete respiraciones. Repite esta posición dos veces más para fortalecer y tonificar cadera, piernas, rodillas, torso y espalda baja. También ayuda a estirar los hombros y a abrir el pecho.

Sentadilla

Ardha Chandrasana. Mantén esta posición a lo largo de cinco y siete respiraciones, exhalando y lentamente llevando la pierna derecha y el torso hacia atrás. Repite esta posición con la pierna izquierda. Recuerda mantener la cabeza en posición neutral, mirando siempre hacia enfrente. Esta posición estira y fortalece el abdomen, isquiotibiales, espina, cadera y muslos. Esto ayuda a mantener balance, mejorando el sentido de coordinación, liberando el estrés y estabilizando la digestión.

0ee5af1cd5974d8a4fbdca0899f605d6

 



5 posiciones de yoga para niños que abrirá la mente y el corazón

El yoga canaliza la energía reafirmando su autoestima, aprendiendo a relajarse, dominando la concentración y abriéndose al universo que nos rodea.

El yoga es una actividad recomendada para adultos –jóvenes y mayores– y niños, ya que su objetivo es la búsqueda del equilibrio y la armonía como base de una vida saludable y alegre. Esto con el objetivo de canalizar la energía reafirmando su autoestima, aprendiendo a relajarse, dominando la concentración y abriéndose al universo que nos rodea. Y es que, sin darse cuenta, el yoga comienza a impactar en: 

– la rapidez de los movimientos; 

– la regularización de las funciones fisiológicas, como sueño, hambre, etcétera; 

– la reacción a experiencias nuevas; 

– la expansión de la energía hacia sus emociones, estados de ánimo, deseos, etcétera; 

– el mantenimiento de atención central sin interrupciones hacia actividades simples y complejas; 

– el encuentro del estímulo necesario para llamar la atención para realizar una actividad nueva;

– la recurrencia de una actitud positiva;

– entre otros…

En caso de querer introducir a los niños o incluso a un adulto al mundo del yoga, estos son las cinco posiciones ideales que sólo requieren unos minutos para mejorar tanto postura como abrir el cuerpo y la mente.

–  Posición del gato a la vaca. Comenzando con poner manos y rodillas sobre el suelo, lo único que se tiene que hacer es arquear hacia arriba la espalda metiendo el mentón hacia el pecho como si fuera un gato; y luego, arquear hacia abajo la espalda abriendo el pecho y el mentón. Esta es una manera para fortalecer la espina dorsal y empezar con la sensación del corazón abierto. 

 

– Posición del perro mirando hacia arriba. Colocando el estómago contra el piso y las palmas de las manos a un lado de los hombros, elevarás la parte superior del cuerpo mirando hacia arriba. Esto fortalecerá los brazos y abrirá el pecho. 

– Posición del puente. Se trata de una posición que abre ampliamente el corazón, en donde lo primero que se tiene que hacer es poner la espalda contra el piso, la planta de los pies bien puestos en el suelo, los brazos inversos a la altura de los hombros y el mentón hacia el pecho. Con esta preparación ayudará a levantar la espalda del suelo para dar la forma de un puente. 

– Posición del camello. Esta posición ayuda a abrir el corazón mientras se arrodilla sobre el piso, echando el cuerpo y la cabeza atrás lentamente y colocando las manos sobre los tobillos. Inclina tu cabeza hacia arriba, abre tu pecho y respira.

– Posición del arco. Acuéstate boca abajo, dobla las rodillas y levanta el pecho. Lleva las manos hacia atrás, apuntando los dedos de los pies. Deja que tu corazón se abra. 

 



¿Qué ejercicios de yoga ayudan para el dolor de espalda baja?

Adquirir una mala postura a la hora de caminar, estar sentados, quedarnos quietos o dormir, puede impactar en una serie de problemas en la salud. Para ello, te compartimos una serie de posiciones de yoga para reducir los dolores de la espalda.

Sin darnos cuenta, la postura influye en nuestro bienestar y estado de ánimo. Adquirir una mala postura a la hora de caminar, estar sentados, quedarnos quietos o dormir, puede impactar en una serie de problemas como lumbago, escoliosis, lordosis y dificultades en la respiración y digestión; sin mencionar que puede acentuar dolores en la espalda baja. 

Una manera efectiva de cambiar la postura es practicar mindfulness, el cual permite traer a consciencia las sensaciones y posturas del cuerpo. Mientras que para calmar los dolores de la espalda y prevenir enfermedades cardíacas y glucocémicas, se puede realizar una serie de posturas de yoga que te compartiremos a continuación: 

  • Estiramiento de los músculos isquiotibiales en posición supina

 

  •  Giros de la rodilla

 

  • Esfinge

 

  • Enhebrar la aguja

 

  • Piernas hacia arriba contra la pared