Un eclipse total de Sol impactará el 8 de marzo del 2016: descubre dónde

Pese a su mala fama, los eclipses solares marcan la perfección del Universo al alinear el Sol, la Luna terrestre y la Tierra. Es un fenómeno casi hipnótico.

Los eclipses solares, además de cautivadores, han generado un gran impacto en la humano a lo largo de su historia. Desde las antiguas culturas, los eclipses eran considerados símbolos de destrucción o de creación. En palabras de John Milton, en Paradise Lost, los eclipses eran:

As when the Sun, new risen,

Looks through the horizontal misty air,

Shorn of his beams,or from behind the Moon,

In dim eclipse, disastrous twilight sheds

On half the nations, and with fear of change

Perplexes monarchs.

Pese a su mala fama, los eclipses solares marcan la perfección del Universo al alinear el Sol, la Luna terrestre y la Tierra. Es un fenómeno casi hipnótico, el cual provoca que todo nuestro alrededor, desde las plantas hasta nuestros vecinos, tenga cambios –mínimos–.

Estos cambios podrán ser experimentados en ciertas partes del mundo los próximos 8 y 9 de marzo del 2016; principalmente en Indonesia, Papua Nueva Guinea, Borneo y la mitad del océano Pacífico. El eclipse de sol comenzará un poco después de las 18h (AEST) sobre Indonesia, y se irá moviendo en dirección al norte a lo largo de tres horas sobre Borneo y finalmente el océano Pacífico. Cada lugar experimentará una oscuridad total de 1.5 a 4 minutos.

 



Los volcanes de Bali están conectados (a pesar de las millas de distancia)

A pesar de la astronómica distancia, estos volcanes están conectados y han logrado dinamitar juntos, por ejemplo, con la erupción masiva de 1963.

El azoro que la cercanía de un volcán puede despertar es sorprendente pero, ¿y si te enteraras que, a pesar de las millas, los volcanes pueden estar conectados bajo tierra? Algo así como un acto poético de la tierra por mantener unido lo que es evidente y debe estar junto…

En Bali, el Agung y el Monte Batur se encuentran a 11 millas (18 km) de distancia, pero su separación es sólo aparente. Unas fotografías de satélite han revelado que debajo de su imponente aspecto yace una compleja estructura que los mantiene unidos. Así es: hay un vínculo entre ambos que trasciende la distancia.

¿Qué une a estos dos gigantes? Al parecer, se trata de un lazo de fuego. Expertos de la Universidad de Bristol teorizan que el magma contenido en ellos no se mueve sólo hacia arriba, sino que viaja también en sentido horizontal. Esta unión interna provoca reacciones vinculadas más allá de la localización. El Agung puede hacer que el Monte Batur “despierte” y viceversa.

Esta unión explicaría por qué el Agung lanzó súbitas humaredas en el 2017 después de años de dormitar. También es la razón detrás de uno de los eventos más trágicos del siglo pasado. En 1963, el Agung explotó en una erupción masiva que arrasó con todo a su paso. Pocos momentos después del incidente, el Monte Batur también entró en erupción. El infortunado incidente sirvió para avivar la curiosidad de los geólogos. Ahora, se piensa que la conexión de estos volcanes puede servir para predecir erupciones futuras.

El motivo detrás de este vínculo que supera la distancia sigue investigándose. Lo que es cierto es que prueba que los vínculos en la naturaleza no necesariamente se rigen por las reglas espaciales que conocemos. Además de las posibilidades de prevención que ofrece este hallazgo, la idea de pensar en un mundo interconectado más allá del espacio-tiempo es fascinante. 



Septiembre tendrá el segundo y último eclipse solar del 2016

El 1 de septiembre tendrá el segundo y último eclipse solar del 2016. Este eclipse solar anular ocurrirá 15 días antes y después de un eclipse lunar.

El próximo eclipse tendrá lugar el 1 de septiembre del 2016. Será un eclipse solar anular que se podrá ver en la zona tropical sur de las regiones de África y Madagascar. Se tratará de un movimiento en que la luna nueva pasará directamente en frente del disco solar, aunque el cielo no se oscurecerá por completo dado que el astro terrestre no cubrirá del todo a la Estrella madre. Esto hará que el Sol parezca un anillo ante la silueta de la luna nueva. 

Es el segundo y último eclipse solar del 2016. Este eclipse ocurrirá 15 días antes y después de un eclipse lunar. Este fenómeno volverá a suceder hasta el 2018, en las siguientes fechas: Julio 13: eclipse solar parcial; julio 27, eclipse lunar total y agosto 11, eclipse solar parcial.

De acuerdo con Mark Filippi, doctor y autor del Método somático, existe una conexión entre las fases de la Luna, cuatro neurotransmisores básicos del humano y, por tanto, con la salud psíquica y la conducta de una persona. De modo que, frente a estas premisas, parece ser que los eclipses lunares podrían influir en la toma de decisiones emocionales en función de la salud plena. 

Esta nueva luna en Virgo, un signo de tierra, busca brindar una mayor atención a la organización y en cumplir la mayoría de los objetivos establecidos. Por ello se trata de una oportunidad de replantear, organizar y canalizar meticulosamente la energía en este nuevo ciclo lunar. En palabras de Kate Rose, “Hay algo que hemos lamentado algo en nuestro pasado porque hicimos movimientos muy rápidos. Quizá no teníamos que movernos o quizá no aprendimos las lecciones y la información de cada evento; pero no importa, algo estará regresando en esta temporada de eclipses para realizar un poco de introspección.” 

En otras palabras, es encontrarnos en la oscuridad del Sol con el fin de resolver aquellos problemas del pasado que nos atan a la sensación de estancamiento y caos. Como una manera de reinvindicar una mala decisión durante una nueva luna, un nuevo inicio y un nuevo presente. Sin urgencia, con tranquilidad y paz. 

Más en Ecoosfera

Neurocientífico explica cuánto influye la luna en las emociones