Un eclipse total de Sol impactará el 8 de marzo del 2016: descubre dónde

Pese a su mala fama, los eclipses solares marcan la perfección del Universo al alinear el Sol, la Luna terrestre y la Tierra. Es un fenómeno casi hipnótico.

Los eclipses solares, además de cautivadores, han generado un gran impacto en la humano a lo largo de su historia. Desde las antiguas culturas, los eclipses eran considerados símbolos de destrucción o de creación. En palabras de John Milton, en Paradise Lost, los eclipses eran:

As when the Sun, new risen,

Looks through the horizontal misty air,

Shorn of his beams,or from behind the Moon,

In dim eclipse, disastrous twilight sheds

On half the nations, and with fear of change

Perplexes monarchs.

Pese a su mala fama, los eclipses solares marcan la perfección del Universo al alinear el Sol, la Luna terrestre y la Tierra. Es un fenómeno casi hipnótico, el cual provoca que todo nuestro alrededor, desde las plantas hasta nuestros vecinos, tenga cambios –mínimos–.

Estos cambios podrán ser experimentados en ciertas partes del mundo los próximos 8 y 9 de marzo del 2016; principalmente en Indonesia, Papua Nueva Guinea, Borneo y la mitad del océano Pacífico. El eclipse de sol comenzará un poco después de las 18h (AEST) sobre Indonesia, y se irá moviendo en dirección al norte a lo largo de tres horas sobre Borneo y finalmente el océano Pacífico. Cada lugar experimentará una oscuridad total de 1.5 a 4 minutos.

 



De la biodiversidad depende lo que comes (y de lo que comes depende la biodiversidad)

Una dialéctica de la naturaleza para comprender por qué defender la biodiversidad es urgente.

Todo esta interconectado: la vida se sustenta en los intercambios que día a día se realizan entre las 1,4 millones de especies vegetales y animales que poblamos la Tierra. Ya sea entre peces y aves, entre aves e insectos o entre insectos y flores… todos tenemos una relación de dependencia mutua, porque la naturaleza es un gran organismo vivo. Y eso es la biodiversidad.

De este delicado equilibrio depende una de las cuestiones clave de la vida:
la alimentación.

Mucho hemos oído de la “cadena trófica”, o “cadena alimenticia”, y normalmente la concebimos como un proceso que sucede en un ecosistema dado. No obstante, si pensamos a la naturaleza como un gran todo holístico, también podemos pensar que el planeta entero tiene su propia gran cadena trófica. Ésta cadena vendría siendo la biodiversidad total de planeta, de la cual depende también nuestra alimentación. Así que también depende de ello nuestra cultura, pues mucho de ella se sustenta en la variedad alimenticia.

La biodiversidad es clave para la agricultura y la producción de alimentos.
Por tanto, también lo es de nuestra cultura.

Si de la biodiversidad depende nuestra alimentación eso quiere decir que de nuestra alimentación también depende la biodiversidad. Sería muy arrogante pensar que nosotros estamos fuera de esta gran cadena trófica que une a todas las especies. No hay mejor ejemplo de ello que los cultivos de arroz. Porque los arrozales, según ha podido comprobar la FAO, son un microcosmos de vida. Ahí se han encontrado 700 especies de insectos y otros organismos.

Así que no somos sólo un mal para el planeta, siempre y cuando la agricultura como práctica no se entrometa con los ciclos de la naturaleza –algo que, lamentablemente, ocurre cada vez con más frecuencia–. Pero en la dialéctica que supone la biodiversidad, nosotros también somos necesarios. Si queremos conservar esta cadena trófica funcionando y seguir nutriéndonos como es necesario, defender la biodiversidad es un imperativo.

¿Qué está poniendo en riesgo a la biodiversidad?

El alto consumo de carne

Según la WWF, los cultivos para alimentar al ganado dañan el ecosistema. Esto ha ocasionado la extinción de más de 30 especies en el mundo. Es por ello que comer menos carne verdaderamente salva especies y ecosistemas. Por tanto, es una forma de proteger la biodiversidad y asegurar nuestra alimentación, que no debe basarse en la proteína animal.

La modificación genética

La tecnología genética pretende adueñarse de la naturaleza, e incluso de sus bases más profundas. Y por si eso no fuese suficiente motivo de indignación, hay que agregar que, a dicho crimen, se suma el hecho de que los transgénicos son una sentencia de muerte para cientos de cultivos. Entre ellos las 64 razas de maíz que hay en México, ya que el maíz modificado es capaz de matar y sustituir a las especies nativas para siempre.

Por eso es muy importante evadir a toda costa los transgénicos. Comprar orgánico es la mejor forma de hacerlo, y de paso le estaremos haciendo un bien a nuestro organismo.

El uso desmedido de pesticidas químicos

La ONU ha sido tajante: los pesticidas son catastróficos para el ambiente, para la salud humana y la sociedad. Éstos sólo han provocado colapsos en miles de cultivos alrededor del mundo, ya que matan indiscriminadamente a toda la población de insectos en los cultivos: incluso aquellos que son necesarios para la salud de las plantas y la tierra. Además, contaminan a los ecosistemas más allá de las granjas, desestabilizándolos por completo.

La poca variación en lo que comemos

Según la FAO, sólo 14 especies de mamíferos y aves componen el 90 por ciento del suministro de alimentos de origen animal que consumen las personas. Y apenas cuatro especies –el trigo, el maíz, el arroz y las patatas– proporcionan la mitad de la energía que obtenemos de las plantas. Estas prácticas, al no promover la diversidad genética, pueden provocar colapsos ambientales a mediano plazo, algunos de los cuales ya se han dejado sentir.

Por eso es importante variar lo más posible nuestra propia dieta y, sobre todo, incluir insectos en ella. Entre otras cosas, los insectos son el alimento del futuro por ser de gran ayuda para conservar la biodiversidad.

Un planeta biodiverso es un planeta donde todos los seres vivos podemos alimentarnos dignamente.

*Imágenes: 1) BiodiversidadLA; 2) Madras Courier; 3) Neil Palmer



Septiembre tendrá el segundo y último eclipse solar del 2016

El 1 de septiembre tendrá el segundo y último eclipse solar del 2016. Este eclipse solar anular ocurrirá 15 días antes y después de un eclipse lunar.

El próximo eclipse tendrá lugar el 1 de septiembre del 2016. Será un eclipse solar anular que se podrá ver en la zona tropical sur de las regiones de África y Madagascar. Se tratará de un movimiento en que la luna nueva pasará directamente en frente del disco solar, aunque el cielo no se oscurecerá por completo dado que el astro terrestre no cubrirá del todo a la Estrella madre. Esto hará que el Sol parezca un anillo ante la silueta de la luna nueva. 

Es el segundo y último eclipse solar del 2016. Este eclipse ocurrirá 15 días antes y después de un eclipse lunar. Este fenómeno volverá a suceder hasta el 2018, en las siguientes fechas: Julio 13: eclipse solar parcial; julio 27, eclipse lunar total y agosto 11, eclipse solar parcial.

De acuerdo con Mark Filippi, doctor y autor del Método somático, existe una conexión entre las fases de la Luna, cuatro neurotransmisores básicos del humano y, por tanto, con la salud psíquica y la conducta de una persona. De modo que, frente a estas premisas, parece ser que los eclipses lunares podrían influir en la toma de decisiones emocionales en función de la salud plena. 

Esta nueva luna en Virgo, un signo de tierra, busca brindar una mayor atención a la organización y en cumplir la mayoría de los objetivos establecidos. Por ello se trata de una oportunidad de replantear, organizar y canalizar meticulosamente la energía en este nuevo ciclo lunar. En palabras de Kate Rose, “Hay algo que hemos lamentado algo en nuestro pasado porque hicimos movimientos muy rápidos. Quizá no teníamos que movernos o quizá no aprendimos las lecciones y la información de cada evento; pero no importa, algo estará regresando en esta temporada de eclipses para realizar un poco de introspección.” 

En otras palabras, es encontrarnos en la oscuridad del Sol con el fin de resolver aquellos problemas del pasado que nos atan a la sensación de estancamiento y caos. Como una manera de reinvindicar una mala decisión durante una nueva luna, un nuevo inicio y un nuevo presente. Sin urgencia, con tranquilidad y paz. 

Más en Ecoosfera

Neurocientífico explica cuánto influye la luna en las emociones