Turistas extranjeros limpian playas mexicanas

Róxel Pérez, surfista del lugar, sentenció que la Semana Santa es un espectáculo sucio e indigno, en el que los organizadores ni las autoridades se preocupan por el buen estado de los lugares turísticos.

En Puerto Escondido, Oaxaca, numerosos habitantes mostraron enojo e indignación ante el descuido de turistas nacionales al dejar grandes cantidades de basura tirada en las playas durante la temporada vacacional de Semana Santa. A través de las redes sociales, los habitantes de Puerto Escondido intentaron crear consciencia a favor del medio ambiente de la zona. 

Pese a las necesidades ecológicas del lugar, los habitantes recibieron insultos y críticas por parte del público mexicano. Como consecuencia, los turistas extranjeros decidieron apoyar, desde muy temprana hora, a recoger la basura que los visitantes nacionales dejaron en la Playa Zicatela. 

Róxel Pérez, surfista del lugar, sentenció que la Semana Santa es un espectáculo sucio e indigno, en el que los organizadores ni las autoridades se preocupan por el buen estado de los lugares turísticos: “Decir que la certificación de playa Zicatela es posible, es mentir. La certificación se tiene que cuidar, es un proceso lento y de mucha constancia y disciplina. Si las autoridades y la población no están coordinadas no sucederá.”

 

 



Gobierno de Bolsonaro llama “mala brasileña” a modelo por defender la Amazonía

…y con esta sofisticación respondió la defensora ecologista.

Sabemos que Jair Bolsonaro es un peligro para la Amazonia. Pero también lo es para la libertad de expresión.

La supermodelo y activista medioambiental, Gisele Bündchen, es una de las primeras víctimas mediáticas del gobierno de Bolsonaro. Se le intentó callar aunque –por ahora– sólo con sutiles amenazas. La ministra de Agricultura del nuevo gobierno, Tereza Cristina Dias, realizó un acto de censura camuflada al declarar en una entrevista que la modelo no debería “andar por ahí criticando a Brasil sin conocer los hechos”, pues la supermodelo se ha pronunciado en contra de los planes del nuevo gobierno en temas de agricultura y conservación.

Cristina Dias llamó a Bündchen una “mala brasileña” 
y afirmó que Brasil es una “vanguardia de la conservación”.

gisele-bundchen-bolsonaro-brasil-agricultura-mala-brasilena

Lo cierto es que ninguna vanguardia ecologista que verdaderamente lo sea podría tener un presidente que piense que el cambio climático es producto de un “mala planificación familiar y no de, por ejemplo, la deforestación en la Amazonía ocasionada por la tala legal e ilegal. Ni mucho menos aún un “país vanguardia” podría salirse de los Acuerdos de París.

Pero Gisele Bündchen respondió en su cuenta de Twitter con una gran sofisticación. Nos recordó que, ante los arranques de gobernantes como Trump y Bolsonaro –y de sus colaboradores–, nosotros tenemos la cortesía:

Me causó sorpresa ver mi nombre mencionado de forma negativa por defender y manifestarme a favor del medio ambiente. Desde el 2006 vengo apoyando proyectos y me he volcado a causas socioambientales, lo que siempre he hecho con mucha responsabilidad.

Siempre estoy buscando el conocimiento a través de lecturas y el contacto con científicos, pescadores, agricultores, organizaciones corporativas y ambientales, de forma que en mi camino he podido aprender mucho y sigo aprendiendo todos los días. Estoy de acuerdo en que la producción agropecuaria y la conservación ambiental deben juntarse, estar lado a lado. Nuestro desarrollo, prosperidad y bienestar dependen de ese equilibrio y la agricultura, tan importante para nuestro país, también depende de las condiciones climáticas adecuadas para su crecimiento.

Brasil tiene todo para liderar el movimiento en pro de un desarrollo más sustentable, capaz de suplir las necesidades de la generación actual sin comprometer a las futuras generaciones. Hago un llamado a divulgar acciones positivas en este sentido.

Necesitamos entender que los recursos naturales son finitos, que los bosques tienen un papel fundamental en el equilibrio del clima y la tierra. Y, consecuentemente, también en nuestras vidas.

Preservar la naturaleza, por tanto, significa preservar la vida.

Por cierto, Giselle recibirá un premio por su activismo ecologista en febrero, por parte del UCLA Institute of the Environment & Sustainability. Así que mejor que Bolsonaro y su gobierno se preparen. Porque esta agente de cambio cuenta con mucho respaldo y censurarla no será cosa fácil.



Lista de las playas más contaminadas y más limpias de México

El nivel de contaminación en las playas puede tener un impacto negativo en la salud de los visitantes durante estas vacaciones.

Las vacaciones ya no están tan lejos  y varios sitios turísticos de México –especialmente las playas– están recibiendo a visitantes que planean pasar un buen tiempo. Si bien esta temporada es importante para el flujo económico de estas zonas, el costo es a veces muy alto: cantidades desbordantes de basura que provocan el cierre temporal o definitivo del lugar.

Aunque se pueden visitar las playas, se recomienda a los turistas que no tengan contacto con el mar. Esto se debe a que, según estudios de la COFEPRIS y la SEMARNAT, hay grandes cantidades de bacterias Enterococcus faecalis en las playas más concurridas, proveniente de las heces fecales de humanos y animales. 

Cuando estas bacterias superan los 200 NMP por cada 100 mililitros, impactan negativa y gravemente en la salud de los visitantes.

Hasta ahora, algunas playas de los estados de Guerrero, Nayarit y Michoacán se encuentran por superar el límite apto de contaminación. Por otra parte, las playas menos contaminadas cuentan con sólo 10 enterococos por cada 100 mililitros de agua.

 

A continuación, te compartimos una lista con las playas más contaminadas y las más limpias de México: 

 

Las playas más contaminadas

 

1) Playa Papagayo, Acapulco, Guerrero, con 198. 

2) Playa Nuevo Vallarta II, en Bahía de Banderas, Nayarit, con 191. 

3) Playa Icacos, de la zona de Acapulco, Guerrero, con 189.

4) Playa Copacabana, en Acapulco, Guerrero, con 183.

5) Playa Chuquiapan, ubicada en Lázaro Cárdenas, Michoacán, con 173.

6) Playa Bucerías, en Bahía de Banderas, Nayarit, con 165. 

7) Playa Chacala, de la zona de Compostela, Nayarit, con 163.

8) Playa Hornos, ubicada en Acapulco, Guerrero, con 158.

9) Playa Caletilla, en Acapulco, Guerrero, con 154.

10) Playa Carabali, de la zona de Acapulco, Guerrero, con 152.

 

Las más limpias (10 esterococos/200 ml)

1. Chankanaab, Quintana Roo

2. Zipolite 1, en Oaxaca

3. Miramar, Tabasco

4. Pichilingue, Baja California Sur

5. Chelem II, Yucatán

6. Champotón, Campeche

7. Puerto Arista, Chiapas

8. El Palmar III, Guerrero

9. Juluapan, Colima

10. La Bajada, Sonora.

 

No está de más recordar que acabar con la contaminación está en nuestras manos. Evitemos tirar desechos y recojamos la basura para conservar la delirante belleza de nuestras playas.