¿Quiénes son las hembras que dominan el mundo animal?

Algunos teóricos explican que los machos temen el inmenso poder de las hembras, pues los puede poner en desventaja y poner en riesgo su existencia cimentada en la supremacía.

A lo largo de la historia el “sexo débil” ha sido ninguneado, rechazado, destrozado. Algunos teóricos explican que los machos temen el inmenso poder de las hembras, pues los puede poner en desventaja y poner en riesgo su existencia cimentada en la supremacía. Otros señalan que la coexistencia de la supervivencia es realmente un equilibrio entre la fuerza del macho y la habilidad de la hembra. ¿Qué nos dice la naturaleza al respecto?

Existen sociedades de especies animales organizadas que han logrado sobrevivir exitosamente a lo largo de los tiempos. Pese a que han pasado por un proceso de evolución, poseen numerosos recursos de adaptación gracias al liderazgo de sus hembras. A continuación, una lista de esta especies:

Las abejas. Reconocidas por ser una de las sociedades más organizadas de la naturaleza, están bajo el liderazgo de la abeja reina. Ella se encarga de la logística y operación de la colmena. La mayor parte de la población de abejas está compuesta por hembras. Los machos, que existen en menor cantidad, sólo tienen un fin reproductivo; una vez que cumplen su función, mueren.

Documentation of bees and beekeepers in Slovakia.
Documentation of bees and beekeepers in Slovakia.

Los bonobos. Comunidad de amor libre, que es comandada por hembras: resuelven sus conflictos con favores sexuales, aun si se trata de dos hembras. El ancestro de los bonobos se dividió debido a la formación del río Congo, en África; quienes se quedaron del mismo lado que los gorilas –los chimpancés– se convirtieron en una especie agresiva que compite por comida y territorio, y quienes se quedaron del otro lado, adoptaron un estilo de paz. De hecho, los bonobos son de las pocas especies de la naturaleza que no tienen sexo sólo con fines reproductivos, pues además mantienen vínculos sociales y familiares.

bonobos

Las orcas. Pese a su fama de ballenas asesinas, las orcas poseen también vínculos afectivos con amigos y familiares. Son de los pocos animales que pasan gran parte de su vida junto a sus madres, aun después de tener a sus propias crías. Un grupo de orcas suele conformarse por varias familias lideradas por la hembra mayor, de modo que las otras orcas cazan y cuidan a sus crías juntas.

orcas

Los elefantes. Acostumbradas a ser lideradas por la hembra mayor, las manadas de elefantes se guían por la experiencia de su matriarca. Gracias a su sabiduría, ella sabe en dónde encontrar agua y cómo defender a las crías. Inclusive, puede liderar desde ocho hasta 100 elefantes.

elefante

Las hienas. Las matriarcas, más grandes y agresivas que los machos, comandan grupos de hasta 60 hienas. Son ellas quienes se quedan con la mayor parte de la comida que han cazado en grupo. Cuando matan a su presa, las hembras dominantes comen primero; y si los machos no consiguen comer lo suficiente, buscan alguna carcasa abandonada en la sabana.

Spotted_Hyenas_In_The_Okavango_600

Los lémures de cola anillada. Pese a que las hembras y los machos poseen el mismo tamaño y la misma oportunidad de luchar por ser líderes, esta especie es liderada por la hembra. ¿Por qué? Aún falta por descubrirse.

Lemur_de_cola_Anillada_03

Los leones. Mantienen una sociedad matriarcal, dividiendo sus tareas de manera comunitaria. En promedio, una manada cuenta con 13 hembras, quienes sostienen una sociedad matriarcal cuidando en conjunto a las crías. Son excelentes cazadoras, acechando y matando a las presas. Son ellas quienes eligen al león reproductor y más fuerte, y son capaces de enfrentar y ahuyentar a un macho indeseado.

13157694fv

Las hormigas. Tienen sociedades matriarcales similares a las abejas, y los pocos machos que existen cumplen funciones reproductivas (y en ocasiones, ni eso). La mycocepurus smithii es una especie de hormigas que se reproducen de manera asexual, sobreviviendo, así, sin machos. Se trata de una característica evolutiva.

soñar-con-hormigas



Los volcanes de Bali están conectados (a pesar de las millas de distancia)

A pesar de la astronómica distancia, estos volcanes están conectados y han logrado dinamitar juntos, por ejemplo, con la erupción masiva de 1963.

El azoro que la cercanía de un volcán puede despertar es sorprendente pero, ¿y si te enteraras que, a pesar de las millas, los volcanes pueden estar conectados bajo tierra? Algo así como un acto poético de la tierra por mantener unido lo que es evidente y debe estar junto…

En Bali, el Agung y el Monte Batur se encuentran a 11 millas (18 km) de distancia, pero su separación es sólo aparente. Unas fotografías de satélite han revelado que debajo de su imponente aspecto yace una compleja estructura que los mantiene unidos. Así es: hay un vínculo entre ambos que trasciende la distancia.

¿Qué une a estos dos gigantes? Al parecer, se trata de un lazo de fuego. Expertos de la Universidad de Bristol teorizan que el magma contenido en ellos no se mueve sólo hacia arriba, sino que viaja también en sentido horizontal. Esta unión interna provoca reacciones vinculadas más allá de la localización. El Agung puede hacer que el Monte Batur “despierte” y viceversa.

Esta unión explicaría por qué el Agung lanzó súbitas humaredas en el 2017 después de años de dormitar. También es la razón detrás de uno de los eventos más trágicos del siglo pasado. En 1963, el Agung explotó en una erupción masiva que arrasó con todo a su paso. Pocos momentos después del incidente, el Monte Batur también entró en erupción. El infortunado incidente sirvió para avivar la curiosidad de los geólogos. Ahora, se piensa que la conexión de estos volcanes puede servir para predecir erupciones futuras.

El motivo detrás de este vínculo que supera la distancia sigue investigándose. Lo que es cierto es que prueba que los vínculos en la naturaleza no necesariamente se rigen por las reglas espaciales que conocemos. Además de las posibilidades de prevención que ofrece este hallazgo, la idea de pensar en un mundo interconectado más allá del espacio-tiempo es fascinante. 



En Siberia cae nieve negra (y es tan bella como perturbadora)

¿A qué se debe este oscuro fenómeno?

Ver el negro –la ausencia de todos los colores, que sin embargo es percibida– siempre nos confronta. Entre las muchas sensaciones de las que nos provee observar el negro, sin duda una de ellas entraña un goce estético, ya que la oscuridad encierra una belleza pura, y por eso se le puede ver sacralizada en el arte.

En la naturaleza también tenemos muchos ejemplos de encantadora oscuridad. Algunos son azares genéticos, que proveen de pelaje negro a animales como el leopardo. Pero, ¿puede haber azares naturales que hagan de lo más blanco, lo más negro?

Parece que sí, como pudo observarse en Siberia, donde cayó una extraña nieve negra:

Algunas fotos de este extraño fenómeno son poesía pura. Pero, ¿qué ocasiono esta nieve negra en Siberia?

Lamentablemente se trata de un evento no precisamente natural. Al parecer, la nieve originalmente blanca se contaminó debido a los residuos que arroja a la atmósfera la actividad minera en la región de Kemerovo, que es el centro minero más importante de Rusia y donde se encuentran la mayoría de las minas de carbón.

siberia-cae-nieve-negra-por-que-fotos-fenomenos-naturales

siberia-cae-nieve-negra-por-que-fotos-fenomenos-naturales

siberia-cae-nieve-negra-por-que-fotos-fenomenos-naturales

Así que la nieve negra de Siberia –un fenómeno que también fue visto en 2018 en Kazakhstan– es más bien una muestra más de la irresponsabilidad de las industrias que tanto han contaminado –y siguen contaminando– el medio ambiente.

Afortunadamente, la nieve negra es tan bella como perturbadora, y eso obligará al gobierno ruso y a sus industrias a tomar acción contra esta contaminación, haciendo caso al llamado de diversas organizaciones ambientalistas en este país que ya se han pronunciado contra la minería y sus consecuencias para la naturaleza.