¿Por qué encontraron un león marino desnutrido en un restaurante de San Diego?

Robinson declaró que el león marino, “muy malnutrido y deshidratado, estaba quizá tratando de encontrar un lugar caliente y seco para dormir”.

Un tierno y cachorro león marino fue encontrado esta mañana en un restaurante de San Diego, en California, EE.UU., El staff del restaurante descubrió al pequeño cliente a la hora de abrir el local: estaba acostado en uno de los sillones como si estuviera esperando su comida. 

Llamaron al equipo de rescate animal de Sea World San Diego, quienes llegaron al poco tiempo de haber recibido la llamada. Cuenta Kevin Robinson, miembro del equipo de rescate, que una vez que rescataron al pequeño león de tan sólo ocho meses de edad, se dieron cuenta que pesaba y medía menos de lo que debería ser de acuerdo con su edad. Pesa menos de 10 kg. Sin embargo, el equipo de rescate se muestra optimista. Se tiene planeado llevarlo al centro de rehabilitación, en donde veterinarios y especialistas animales podrán estabilizarlo e hidratarlo.

12669525_10154687672429762_3229733365888296588_n

Robinson declaró que el león marino, “muy malnutrido y deshidratado, estaba quizá tratando de encontrar un lugar caliente y seco para dormir”. Pero parece ser que el problema es más grave de tan sólo buscar cobijo por una noche. Con las olas más fuertes y las aguas más calientes debido a El Niño, los leones marinos están teniendo problemas para encontrar comida. En consecuencia, cada vez más, estos animales suben a las playas y las calles citadinas de California para encontrar, de alguna manera, un alimento. 

Sea World ha rescatado tan sólo en San Diego a 40 leones marinos desde el inicio de este año. En 2015, a 990. 

 



¿Cuánto puede cambiar la mente en una década? Susan Sontag, lo que creía a los 14 y a los 24 años

La evolución del pensamiento juvenil de la escritora Susan Sontag revela la dureza de su carácter y su apuesta por el arte como soporte existencial.

La escritora y activista estadounidense Susan Sontag fue una de las voces más lúcidas de su generación. En 2009 se publicaron sus diarios y cuadernos “Reborn: Journals and Notebooks, 1947-1963. En ellos podemos descubrir el riguroso proceso que la llevó a madurar su pensamiento crítico, a veces implacable.

Una de las primeras entradas de su diario publicado, de 1947, cuando tenía 14 años, enlista sus creencias, en temas religiosos, filosóficos y políticos. Dieza años después Sontag vuelve a hacer el mismo ejercicio. Es notable la capacidad racional y la solidez intelectual que tenía ya a los 14 años:

  1. No existe un dios personal o vida después de la muerte
  2. La cosa más deseable en el mundo es libertad para ser uno mismo. Honestidad.
  3. La única diferencia entre seres humanos es la inteligencia.
  4. El único criterio para realizar una acción es su efecto en hacer a un individuo feliz o infeliz.
  5. Está mal privar al hombre de la vida.
  6. Creo, más allá, que un Estado ideal debe de ser uno fuerte y centralizado con el control gubernamental de las utilidades públicas, bancos, minas, transporte, subsidio al arte, un salario mínimo confortable, apoyo a los discapacitados y a los ancianos. Cuidado estatal a las mujeres embarazadas sin distinción entre hijos legítimos e ilegítimos.

La Sontag de 1957, a los 24 años, revisita su credo, con una madurez menos absoluta y más poética.

“¿En qué es lo que creo?

En la vida privada.

En sostener la cultura.

En la música, en Shakespeare, en viejos edificios.

¿Qué es lo que disfruto?

La música.

Estar enamorada.

Los niños.

Dormir.

Mozart.

La carne.

Mis fallos

Nunca a tiempo.

Mentir, hablar demasiado.

Desidia.

Sin voluntad para rechazar.

Lo cual se lee como un desordenado poema de vanguardia. Aceptando los defectos y afirmando las pasiones. Como en otros artistas, la duda existencial, la falta de creencias absolutas es atemperada por un refugio en el arte, que es también un poder.



La posible vida extraterrestre podría verse afectada por el cambio climático, estudio

El efecto invernadero es un fenómeno que impide la vida y que, además, afecta el clima de otros planetas.

Considerando que absolutamente todo está unido no resulta extraño que lo que ocurre en un planeta puede afectar al universo (y viceversa). Un nuevo estudio publicado por journal Nature Communications ha encontrado que para conocer las probabilidades de vida en un planeta, no solo es necesario calcular la posibilidad de agua en él, midiendo la distancia entre la estrella en la que orbita, también calculando su nivel de efecto invernadero.

El mismo estudio apunta a que cuando el dióxido de carbono alcanza 1500 partes por millón en la atmósfera el clima del planeta comienza a ser inestable. Para que esto sucediera en la Tierra falta mucho, habríamos de quemar aún más de todas las reservas de hidrocarburos que existen. Ello, aún resulta muy lejano. Sin embargo sería catastrófico para la vida en cualquier planeta y este efecto podría influenciar a los planetas vecinos.

Así, un aumento importe en la cantidad de dióxido de carbono podría ser tan letal como el acercamiento de los planetas del universo a sus propios soles. Este estudio ha arrojado pistas importantes en la búsqueda de la vida extraterrestre, con un nuevo indicador por tomar en cuenta. Una imprescindible para la vida.

[Space.com]