¿Por qué el cacao blanco de Perú podría ser el mejor del mundo?

Las condiciones climáticas del norte de Perú hacen que su cacao blanco tenga un sabor especial.

Foto: .botconsult.de

Las bondades y delicias del chocolate las conocemos y en materia de sabor y propiedades el cacao blanco últimamente ha llamado la atención del mundo.

Lo anterior es curioso porque el cacao blanco históricamente ha sido considerado como defectuoso, como una anormalidad en las vainas de cacao, y ha sido relegado para venderse en el mercado internacional como polvo. Lo anterior podría estar cambiando porque, en especial el cacao blanco de Perú, está sorprendiendo.

Hablando genéticamente, el cacao blanco tiene antiocianinas menos amargas y produce un chocolate menos ácido. Suele producirse solo en árboles que no han sido tocados por cientos de años.

En los útlimos años empresas chocolateras mundiales de gran prestigio han comprado cacao blanco del norte de Perú, entre ellas Pierre Marcolini, Pierrick Chouard, Jean Paul Hevin, Philippe Bernachon, Stéphane Bonnat, and Valrhona. Lo anterior por el sabor distinto y también por que el cacao del norte de Perú es bastante especial.

En esta región, cercana a Piura, la mayor parte del año el clima es seco pero en los meses de enero, febrero y marzo tiene altas precipitaciones, lo que hace que conserve finalmente un clima tropical.

El cacao blanco del norte de Perú tiene una textura delicada y suave, aunque a su vez espesa; el sabor es mucho menos amargo. Además, este cacao es mezclado con chocolate negro entre en un 65 y 70%, lo que resulta en una intensidad parecida a la de un delicioso “espresso italiano”.

[eatwineblog]

 



México ha perdido la tercera parte de sus selvas y un cuarto de sus bosques en tan sólo 30 años

¿Este es el precio del progreso?

La pérdida de las zonas vírgenes de nuestro planeta es un asunto real y sus efectos se pueden percibir en México. Según el Inegi, en 1985, la vegetación intacta ocupaba el 60% del territorio mexicano; hoy, el número se ha reducido al 48%.

Este porcentaje se despliega en una disminución considerable en las selvas y bosques del país. En un rango de 30 años, la superficie de la selva ha caído en 30%, mientras que la extensión de los bosques se ha visto reducida en un 27%

¿A qué se debe? En gran medida a los pastizales cultivados en los que se desarrollan las actividades agrícolas. Estos terrenos han sustituido a las selvas y bosques en diversas regiones del país.

Las localidades más afectadas según el Inegi son Tabasco, Veracruz y Sinaloa

Otros datos indican que la entidad de Tlaxcala es la que mayor uso de suelo dedica a la agricultura (con un 73%). Pero no todo es pérdida. Baja California Norte aún conserva el 95% de su vegetación primaria, compuesta principalmente por matorrales. 

Nada en este mundo es blanco y negro; como tal, el crecimiento urbano y la expansión de la agricultura no son en sí prácticas completamente negativas. Sin embargo, la conservación de los ecosistemas mexicanos, considerados de los más diversos del mundo, debe importarnos por varios motivos.

México cuenta con un gran número de especies endémicas de fauna y flora que no se encuentran en ningún otro sitio del planeta. La variedad de ecosistemas en nuestro país lo convierte en un espacio realmente único y, por ende, muy valioso. 

Además, las tierras vírgenes son un factor crucial en la mitigación del cambio climático.

La vegetación es fundamental para la captura de carbono; ese gas cuya acumulación contribuye al calentamiento global

La pérdida de las áreas naturales es dañina por donde se la vea, pero más si se piensa en las selvas tropicales, los bosques templados, las hectáreas de pastizales y matorrales que conforman la belleza de México. Es por ello que proteger los paraísos que todavía nos quedan debe ser una prioridad.

 



¿Por qué el cacao estimula el deseo sexual?

Más allá de los mitos, esto es lo que lo vuelve afrodisiaco.

Desde hace siglos hay quienes comparan la sensación de comer chocolate con un momento sexual placentero. Al comer cacao en forma de chocolate liberamos endorfinas, que también se liberan durante el sexo. Sin embargo, ¿qué tan cierto es que comer cacao es afrodisiaco?

Lo anterior es real, pues las hormonas que se encuentran en el cacao, la feniletilamina (FEA) y la serotonina, son responsables de estimular la sensación de bienestar en el cerebro; aumentan la excitación y el placer durante el orgasmo. Es decir, verdaderamente se trata de un combo afrodisiaco.

Un estudio del  Journal of Sexual Medicine de 2006 encontró que 163 mujeres que consumieron chocolate experimentaron mayor deseo y placer sexual que las que no lo hacían en el periodo de prueba.

También, el cacao aumenta la circulación sanguínea, disminuye los ritmos de oxidación y aumenta los niveles de resistencia y energía, y por ello, también tu vigor sexual.