Los niños de esta tribu tailandesa pueden ver bajo el agua como un delfín

Son capaces de cerrar al máximo posible sus pupilas, muy simular a la adaptación ocular de los delfines.

Foto: Alamy

En 1999 la investigadora sueca de la Universidad de Lund, Anna Gislen, llegó a la costa oeste de Tailanda, específicamente a los archipiélagos en el mar de Andaman. Su empresa fue investigar un fenómeno curioso que había llegado a sus oídos sobre la capacidad de los niños de la tribu Moken de ver con una claridad impresionante debajo del agua salada.

Gilsen encontró que los miembros de esta tribu desde pequeños pasaban horas bajo el mar pescando, principalmente. El mar, así, era prácticamente una manera de vida. Comenzó a hacer algunas pruebas donde los niños se sumergían y debían mirar algunos dibujos de líneas lejanos y luego indicar si estos llevaban trazos horizontales o verticales.

Cada vez que los niños bajaban al agua las líneas se hacían cada vez más delgadas, y los resultados continuaban siendo favorables. Según las investigaciones de Gilsen las pupilas de los niños revelaron que son capaces de llegar el límite máximo de estrechamiento dentro de las posibilidades humanas.

Normalmente cuando entras al agua todo es tan borroso que el ojo ni siquiera trata de adecuarse, es un reflejo normal. Pero los ñoños Moken son capaces simultáneamente de hacer que sus pupilas se hagan mas pequeñas y cambiar la forma de su enfoque. Los delfines hacen una adaptación similar.

BJG30P Myanmar sea-gypsies, the nomadic hunter-gatherers of South East Asia live their lives in or on water.  Young girl at play.. Image shot 2007. Exact date unknown.
Foto: Alamy

Luego Gilsen hizo un experimento similar con niños europeos y encontró que sus ojos tienen también la capacidad de ver más bajo el agua, sin embargo estos presentaban una irritación mientras los Moken ninguna (llegaron a sumergirse hasta 30 veces sin ningún tipo de irritación de por medio).

Cabe apuntarse que los adultos Moken también fueron perdiendo esta capacidad de nitidez visual bajo el agua.

Con la edad nuestros “lentes” se vuelven menos flexibles, ello hace que tenga sentido que los adultos pierdan la habilidad de adaptarse bajo el agua.

[BBC]



Tribus vírgenes: las comunidades que aún no han sido contactadas (FOTOS)

Pareciera irreal que con la apabullante globalización aún existan tribus arcaicas que viven con un gran apego a la naturaleza y sin una ambición expansionista como en Occidente.

Foto: © G Miranda/FUNAI/Survival

Estos nativos de Brasil fueron captados por una expedición del gobierno de ese país en mayo de 2008.

Sobre todo por el vuelo de helicópteros, y muy cercanamente gracias a los drones, se sabe que en el mundo existen unas 130 tribus no contactadas por otras culturas (hacia 1500 existían unas 2000). Lo anterior es un poco paradójico pues las fotografías mostradas son quizá su primer contacto con otras civilizaciones; podría decirse que estas al ver un helicóptero o cámara fotográfica han encontrado que el mundo también son otros mundos, a menos que le hayan atribuido necesariamente algún significad divino, pero eso no lo sabemos.

The Indpendent ha publicado una serie de fotografías que muestran a tribus vírgenes, la mayoría asentadas en Brasil, gracias al poder de la frondosidad de la selva Lacandona, un resguardo por siglos absoluto. Pero quizá solo hasta ahora, pues como sabemos, la deforestación está amenazando sus hábitats.

Aquí algunos ejemplos:

Awá

Es una de las últimas tribus cazadoras nómadas de Brasil, quedan solo unos 355 miembros de su comunidad en el este del amazonas. Sus amenazas son proyectos agroindustriales, ranchos de ganado, asentamientos, leñadores y enfermedades.

28816-teeklt

Foto: © Domenico Pugliese/Survival.

Sentinelese

Se cree que han vivido en las islas Andaman hasta por 60 mil años. Cuando el tsunami de 2004, un helicóptero captó a miembros de esta tribu al norte de la isla Sentinel en la India.

28816-h43f0y

Foto: © Indian Coastguard/Survival

Korowai 

Distintiva por el tipo de casas que construyen colgando de los árboles en Papúa Nueva Guinea. Sus amenazas son la invasión de las mineras, plantaciones, leñadores y otros buscadores de sus recursos naturales.

28816-1eqndx7

Foto: © Flickr/Creative Commons

Kawahiva

En la selva amazónica, se cree que solo existen unos 50 miembros. Esta foto se tomó entre un encuentro bizarro entre agentes del gobierno  brasileño y la tribu. Las amenazas son los leñadores y enfermedades que puedan llevar externos que busquen hacerse de sus recursos.

28816-1c6osdk

Foto: © FUNAI



“Antes de que desaparezcan”, imágenes de grupos étnicos próximos a la extinción

“Before They Pass Away” es el nuevo libro del fotógrafo Jimmy Nelson. En el se encuentran algunas de las fotos más encantadoras de las pocas tribus étnicas que aún existen en el planeta. Antes de que desaparezcan.

Al margen de que la civilización moderna está acabando con casi todos los territorios no-civilizados del planeta, aún queda mucha belleza en lo salvaje. Desde la montañas de Mongolia al desierto de Namibia, en las profundidades del bosque de Papúa Nueva Guinea y las selvas de Ecuador, personas viven en comunidades tan remotas que no han sido tocadas por la civilización occidental. En su monumental libro “Before They Pass Away” (Antes de que desaparezcan), el fotógrafo británico Jimmy Nelson viaja a estos lugares con la esperanza de inmortalizar a las últimas tribus auténticas del planeta antes de que desparezcan (porque casi seguramente, lo harán).

portrait

En el proceso también nos muestra cuántas cosas hemos perdido en el camino hacia la  modernización y nos confronta con lo más humano de nuestra humanidad. Con un mundo donde hay mucho más pureza de la que la mayoría de nosotros hemos visto junta.

Sus fotografías, es verdad, tienden al romanticismo y al punto de vista icónico. Pero, quizá por lo mismo, funcionan como catalizadores de reflexión y discusión. Estos grupos étnicos no deben desaparecer y abandonar su cultura al mundo moderno (como otras ya lo han hecho). Tienen una riqueza que nosotros perdimos hace mucho tiempo. Estas tribus, aunque no tengamos que estar personalmente interesadas en ellas, representan una individualidad y un balance que ya no tenemos. En conjunto, este libro es un gran recordatorio de las maravillas de la Tierra y al mismo tiempo es un disparador de asombro, algo que también hemos olvidado sentir.

portrait2