Las 14 mejores fotografías National Geographic del mundo animal

Y a ti, ¿qué te transmiten los animales con sus portes, reacciones y esencias?

Las imágenes son poderosos contenedores de información. Impactan al primer contacto directo con el objetivo de enamorar, destrozar o generar conciencia; y cada una de ellas puede provocar diferentes emociones en las personas. Quizá por esta razón, las fotografías del mundo animal y vegetal requieren de una percepción detallada y sensible, en la que se pueda transmitir la inmortalidad de estas especies. 

Si bien hay especies más conocidas que otras, cada uno de ellas resaltan la belleza del planeta y una personalidad única. Quizá sólo baste con observarlas atentamente, reconociendo su sabiduría salvaje. A continuación te compartimos catorce fotografías de fauna favoritas de los artistas de National Geographic. Y a ti, ¿qué te transmiten los animales con sus portes, reacciones y esencias? 



Estas son las fotografías ganadoras del National Geographic’s Travel Photographer of the Year

Año con año, el concurso de fotografía de National Geographic’s Travel Photographer of the Year muestra la riqueza de la biodiversidad del planeta a través de la naturaleza, las ciudades y las personas. Se trata de un método que no sólo rinde homenaje a la creatividad fotográfica, también a la realidad que habita en la Tierra […]

Año con año, el concurso de fotografía de National Geographic’s Travel Photographer of the Year muestra la riqueza de la biodiversidad del planeta a través de la naturaleza, las ciudades y las personas. Se trata de un método que no sólo rinde homenaje a la creatividad fotográfica, también a la realidad que habita en la Tierra en el día a día y que requiere una toma de consciencia de su existencia.

Este año, el ganador de National Geographic’s Traver Photographer of the Year en la categoría de la Naturaleza, fue el mexicano Sergio Tapiro Velasco al inmortalizar “El poder de la Naturaleza”: la erupción de un volcán en Colima el pasado 13 de diciembre del 2015. Él explica que se encontraba en la ciudad de Comala, cuando “de pronto vi la incandescencia por encima del cráter del volcán y empecé a fotografiar. Segundos después, una poderosa explosión volcánica eruptó una nube de partículas de ceniza y relámpagos masivos que iluminaron la más oscura escena.”

El segundo lugar es para la japonesa Hiromi Kano, quien obtuvo el vuelo de cisnes a lo largo de las aguas de Kabukurinuma, Osaka, Japón. La importancia de esta fotografía radica en una región con una restingida cantidad de cuerpos acuíferos, la cual se ha convertido en un lugar para hibernar de especies como las aves y puede incluso ser el último paraíso para ellas: “Yo particularmente me impresioné por los cisnes, y con el cuidado de no alterarlas empecé a sacarles fotografías. Tomé en consideración la dirección del viento y la rapidez en que capturaba la longitud y elegancia de sus alas.”

En tercer lugar está Tarun Sinha, quien en el Río Tarcoles, en Costa Rica, capturó un grupo de 40 cocodrilos. Al caminar por un banco del río, sobre un puente movedizo y estrecho, el fotógrafo encontró varios cocodrilos entrando y saliendo del agua. 

Más de los ganadores en categoría Naturaleza: 



Increíble close-up de animales en bosques de Finlandia (FOTOS)

Casi como irreverencia, el proyecto fotográfico de Konsta Punkka demuestra no sólo la existencia, también la belleza de este mundo natural aunque no estemos, nosotros los humanos, a verlo.

“¿Hace ruido el árbol que cae cuando no hay nadie para escucharlo?”, este viejo adagio budista se acercó a cuestionarse sobre la existencia de las cosas si no están al alcance de las sensaciones corporales. Sin embargo, negar la existencia de una naturaleza, de un árbol, omnipresente, es negar la existencia de un mundo: el de la biodiversidad, la energía y la plenitud. 

Casi como irreverencia, el proyecto fotográfico de Konsta Punkka demuestra no sólo la existencia, también la belleza de este mundo natural aunque no estemos, nosotros los humanos, a verlo. Con su cámara, Punkka se adentró a los bosques de su natal Finlandia y comenzó a retratar la vida animal, en su paciencia y fineza, del lugar. 

Los resultados, además de extraordinarios, resaltan la manera en que la naturaleza confía en el humano y cómo el humano requiere confiar en ella –y en su libertad–. Conoce su trabajo: