Después de leer esto, no volverás a consumir el jugo Maggi

El sazonador salsa Maggi es uno de los más usados en las cocinas mexicanas; ya sea por su sabor o su practicidad, es un acompañante para numerosos platillos y bebidas. Sin embargo, al investigar sobre su valor nutrimental, la revista El poder del consumidor, encontró ciertas irregularidades… Primero que un jugo sazonado Maggie, 15 ml, […]

El sazonador salsa Maggi es uno de los más usados en las cocinas mexicanas; ya sea por su sabor o su practicidad, es un acompañante para numerosos platillos y bebidas. Sin embargo, al investigar sobre su valor nutrimental, la revista El poder del consumidor, encontró ciertas irregularidades…

Primero que un jugo sazonado Maggie, 15 ml, contiene tan sólo en una cucharada sopera 1 261 mg de sodio –es decir, el 60 por ciento del total del sodio diario recomendado para un adulto–. Así que, en la totalidad de un bote de 100 ml, hay 8 400 miligramos de sodio. Esto provocara padecimientos como la presión arterial alta, también conocida como hipertensión, insuficiencia cardíaca y renal, y finalmente la muerte prematura.

Segundo, que entre sus ingredientes se encuentra el caramelo IV, el cual es usado para brindar un tono café a sus productos, contiene sulfuros y amonio. Por lo que, al calor, el sazonador tiene reacciones químicas produciendo 2-metilimidazol y 4-metimidazol, químicos tóxicos asociados con enfermedades como el cáncer. De hecho, en el estado de California, en EE.UU., este colorante se clasificó como cancerígeno; no obstante, la etiqueta de la salsa Maggi no establece su vinculación con este tipo de afecciones. 

la foto 3

Tercero, el tipo de proteína que contiene el producto, proteína vegetal hidrolizada de soya líquida, es de producción transgénica ya que es la más rentable a nivel comercial. Dado que la salsa Maggi se vende bajo un modelo de hiperconsumo, se requieren de ingredientes que costeen las cantidades excesivas de producción y consumo.

Cuarto, su etiquetado incumple con la norma oficial en donde se establece que todos los productos de alimentos envasados deben contener información nutrimental básica de calorías, proteína, grasa, grasa saturada y azúcares totales. Es decir, el jugo Maggi carece de información nutrimental; pues además, el etiquetado establece que para mayor información, se ingrese el código 4165676 en www.nestle.com.mx, y al hacerlo no se encontra disponible por ningún lado de la página. Para los editores del Poder del consumidor, “este producto debería contener una leyenda precautoria para pacientes con presión elevada o diabetes, dado que la ingesta de cantidades tan altas de sodio en una porción tan pequeña de producto podría tener impactos negativos inmediatos en su salud.”

En su lugar, lo ideal es usar sal y pimienta para sazonar. En ocasiones también puede agregarse limón si se desea un sabor un poco más ácido. Recuerda que las claves está en las proporciones; pues hay estudios que han demostrado que lo esencial es ser consciente de la cantidad de alimento que se ingiere para producir un equilibrio importante.

También en Ecoosfera: 

15 hábitos saludables alimenticios que funcionan según la ciencia

El maravilloso bicarbonato de sodio también te ayudará a bajar de peso

 

 



Los futuristas carteles de Buckminster Fuller: tesoro visual

Antes de que el diseño gráfico estuviera en auge, este visionario creó estas geniales piezas de diseño científico para dar a conocer sus inventos.

Buckminster Fuller fue un pragmático soñador. Su objetivo como inventor era la sustentabilidad y autosuficiencia de sus creaciones: obras de asombrosa geometría, como el domo geodésico, o de curiosa ingeniería, como el automóvil Dymaxion, que tenían la finalidad de crear “un mundo que funcionará al 100%”, como él mismo decía.  

buckminster-fuller-carteles-inventos-diseno-grafico-futurista

Pocas mentes pensaban en sustentabilidad en la década de los 30 ­­―apenas haría su aparición el pensamiento ecológico de Rachel Carson en 1960­―; pero la mirada de Bucky Fuller atravesó, antes que muchos, la necesidad de pensar en la sustentabilidad; mejor aún, desde la preciosa perspectiva de mirarnos como un Todo, como el Universo. Fuller supo que, en un mundo cada vez más competitivo y reñido, eran tan necesarios sus inventos como el darlos a conocer de la manera más original y accesible posible.  

Por eso volteó su mirada al diseño gráfico, e hizo él mismo algunos alucinantes carteles con la ayuda del galerista Carl Solway.

buckminster-fuller-carteles-inventos-diseno-grafico-futurista

Para hacer sus inventos llamativos, Fuller se valió de técnicas del diseño gráfico; ciencia del diseño, arquitectura y futurismo dialogan en estos posters. 

El diseño gráfico en aquel entonces no era sino una incipiente tendencia que había nacido a finales del siglo pasado, de la mano de los modernistas. Pero hasta aquel entonces no había nada parecido a lo creado por Fuller, que con la técnica de la doble exposición ―ahora tan de moda― logró un doble objetivo: mostrar sus inventos por fuera y por dentro.

Bucky Fuller anteponía los planos de sus inventos, repletos de cálculos y medidas, con fotografías de sus inventos.

El resultado eran estos geniales carteles que estarán en exhibición hasta el 2 de noviembre en el Edward Cella Art + Architecture de Los Ángeles, como parte de la exposición R. Buckminster Fuller: Inventions and Models.  

Según el sitio de la galería:

“Los objetos y planos de Fuller funcionan no sólo como modelos de las propiedades matemáticas y geométricas que subyacen a su construcción, sino también como elegantes obras de arte. Como tales, las obras representan lo hibrida de la práctica de Fuller, y su legado en los campos del arte, el diseño, la ciencia y la ingeniería.”

Sin duda, una obra de arte que admirar desde decenas de perspectivas. Un legado más de los muchos que nos heredó el cósmico Bucky Fuller.

 buckminster-fuller-carteles-inventos-diseno-grafico-futurista

buckminster-fuller-carteles-inventos-diseno-grafico-futurista

buckminster-fuller-carteles-inventos-diseno-grafico-futurista

buckminster-fuller-carteles-inventos-diseno-grafico-futurista



Radiografía: ¿Qué contiene el delicioso jugo Maggi?

Delicioso para dar sabor a tus platillos, pero, este producto de Nestlé tiene sus grandes bemoles.

Productos y miles de productos procesados nos circundan. Algunos proyectos se han propuesto desentrañar esos ingredientes insanos, más allá de los mitos, que llevan los alimentos procesados; uno por uno, ¿Qué es lo que contienen?

La organización El Poder del Consumidor ,esta vez, nos presenta un desglose de los ingredientes del delicioso jugo sazonador Maggi; típico para dar sabor a pizzas, pastas, papas fritas.

Acá los resultados sobre 15 ml de una cucharada sopera:

Las generalidades:

La etiqueta, al menos en México, no contiene información nutrimental y redirige a una página existente.

Muuuucho sodio: una sola cucharada sopera cubre el 60% del que un adulto necesita al día (el exceso de este está ligado a la hipertensión y la presión arterial).

Contiene caramelo IV, el cual se ha comprobado ser un cancerígeno.

Las particularidades:

Sodio:

En un envase de 100 mililitros contiene 8, 400 miligramos de sodio.

Cada cucharada sopera tiene 1,261 mg, el 63% de sodio que necesita un adulto al día.  Las cantidades son alarmantemente elevadas para una porción tan pequeña.

Colorantes:

Colorante caramelo IV.

Ha sido clasificado como cancerígeno en el estado de California, en Estados Unidos

Ingredientes:

Proteína vegetal hidrolizada de soya líquida (usualmente transgénica), agua y colorante caramelo IV (asociado con efectos cancerígenos).

Mayor información