Científicos japoneses descubren bacteria que sólo come PET

El PET termina por desaparecer por completo –después de seis semanas–.

En la película postapocalíptica de Wall-e (2008), de la productora Pixar, se deja ver un mundo destruido por la basura y contaminación, en donde los humanos se vieron forzados a abandonar el planeta por inhabitable. Sólo se quedó un pequeño robot, Wall-e, encargado de limpiar la huella del Hombre sobre la Tierra.

Esto podría parecer una historia de ciencia ficción, sin embargo, de acuerdo con un último estudio de la Universidad de Kyoto, en Japón, existe una bacteria que realiza ese trabajo.

Tras aislarla de un vertedero de PET –polietilén-tereftalato–, los científicos descubrieron a Ideonella sakaiensis. Se trata de una bacteria que se alimenta de este plástico principalmente usado para embotellar bebidas y en la industrial textil. A causa de su adaptación y asimilación al medio ambiente, esta bacteria ha convertido al PET en su principal fuente de carbono.

Ideonella-sakaiensis-investigacion-completamente-PET_6058395

Kohei Oda, Kenji Miyamoto y sus colegas del Instituto de Tecnología de Kyoto, la Universidad de Keio en Yokohama y otros centros japoneses, explican que pese a que el reciclado del PET es ineficaz y su biodegradación es compleja, el descubrimiento de  Ideonella sakaiensis de gran utilidad para diseñar enzimas que degraden otros plásticos de uso común.

Para llegar a este hallazgo, los científicos tomaron 250 muestras ambientales entre sedimentos, suelos y aguas residuales de una planta de reciclado de botellas PET. Las cribaron por la capacidad de usar películas de ese plástico como su principal fuente de carbono, como su alimento básico. Fue así que notaron que la muestra 46 contenía un consorcio microbiano, un compuesto de bacterias, levaduras y protozoos. La clave era una sola bacteria: la Ideonella sakaiensis, la cual fue llamada así en honor del centro Ideon que la describió en 1994.

Gracias a los genes clave de la bacteria, ésta puede procesar y comerse el PET codificando dos enzimas: PETasa, la cual transforma el PET en el compuesto intermediario MHET –mono(2-hidroxietil) tereftalato–, y que puede ser tragado por la bacteria; y la MHET hidrolasa, la cual rompe ese compuesto para dar dos monómeros con los que se fabrica el PET, el etilenglicol y ácido tereftálico. Lo interesante es que estos dos últimos resultan ser derivados del petróleo, con los que se sintetiza el PET, y que la Ideonella sakaiensis los utiliza como alimento. De esta manera, el PET termina por desaparecer por completo –después de seis semanas–. Sorprendentemente, estos dos genes parecen activarse sólo con la presencia de PET. Se trata de un proceso llamado “activación por sustrato”, el cual es un mecanismo metabólico regular en todo ser vivo.

plastic

Si bien se requiere de una investigación más profunda, la realidad es que la Ideonella sakaiensis resulta ser un pivote evolutivo que permitirá degradar los plásticos. Quizá no sea necesario un Wall-e en un futuro apocalíptico, pues la vida siempre encuentra su camino a la homeostasis.

Más en Ecoosfera: 

Solvente come-plásticos, ahora es posible gracias a estas dos estudiantes



Instagramers frecuentan lago tóxico para posar en selfies

A pesar de las advertencias de toxicidad, instagramers se adentran en este lago para lograr más likes.

Un fenómeno caricaturesco, pero que refleja dos cualidades de la actualidad, es el que acontece en un lago ubicado en Siberia. Se trata de un cuerpo de agua turquesa, al que se conoce como las “Maldivas de Novosibirsk” por su belleza. 

El problema es que se trata de un repositorio de los deshechos de una planta de energía que se encuentra en los alrededores; y que el seductor y muy instagrameable tono del agua es el resultado de una alta concentración de calcio y óxido que proviene de los residuos tóxicos de las instalaciones de la Siberian Generating Company (SGK).

selfies-lugares-toxicos-peligrosos 

A pesar de las numerosas advertencias contra entrar entrar en el lago, muchos visitantes, comenzando por “influencers” locales, no dudan en acercarse o incluso adentrarse con tal de lograr un buen selfie enmarcado por un precioso e inusual paisaje. 

Un instagramer que posó montado en un unicornio infalible y portando un pasamontañas, explica su búsqueda:

No es peligroso nadar aquí. Al día siguiente mis piernas amanecieron ligeramente rojizas y tuve comezón por dos días. Pero luego todo pasó. ¿Pero qué no harías por lograr imágenes como esta?

 

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

🇷🇺Работяги, плавать там не опасно🚨 На следующее утро мои ноги слегка покраснели и чесались дня два, потом все прошло 🙏🏽 Но что не сделаешь ради таких снимков😋Вода на вкус немного кисловата, похожа на мел 😝 🇺🇸It,s not dangerous to swim here. The next morning, my legs turned slightly red and itched for two days, but then everything went. But what wouldn’t you do for the sake of such pictures? The water tastes a little sour 🤮 #новосибирскиемальдивы #золоотвалтэц5 #золоотвал #золоотвалнск #тэц5

A post shared by Alex (@tweezer_nsk) on

La contaminación del ambiente, y el narcisismo digital, son sin duda dos propiedades significativas de nuestros tiempos. Y ahí, en el lago tóxico de Novosibirsk, han concertado una cita.  

 



Empresa mexicana y Coca-Cola evitan 8 655 toneladas de dióxido de carbono mediante reciclaje de PET

En 2015, ambas lograron evitar la producción de 8 655 toneladas de dióxido de carbono –CO2–, lo cual equivale a la energía utilizada en 790 hogares durante un año.

Imagen: detektor.fm

Las dos plantas de reciclado de PET en México, tanto América Latina Industria Mexicana de Reciclaje –Imer– y PetStar, empresa mexicana Coca-Cola, logran convertirse en las mayores empresas recicladoras de envases PET. En 2015, ambas lograron evitar la producción de 8 655 toneladas de dióxido de carbono –CO2–, lo cual equivale a la energía utilizada en 790 hogares durante un año. 

Estos son los resultados más relevantes de sus iniciativas en favor del bienestar ambiental a través de tres ejes de acción: agua, empaques y energía; los cuales permitirán mitigar el cambio climático que impacta en numerosas regiones del planeta: “Es una oportunidad para reflexionar acerca de la responsabilidad que tenemos con el cuidado de nuestro planeta y convertirnos además de sus custodios, en agentes de cambio”. 

Actualmente millones de los envases de PET están siendo elaborados con materiales 100 por ciento reciclados, incorporando además 28 por ciento de resina reciclada o proveniente de fuentes renovables; además, de acuerdo con el reporte:

Utilizamos energía proveniente de fuentes renovables como eólica y biomasa e integramos tecnologías de uso eficiente en nuestros equipos de refrigeración, red de distribución y los diferentes procesos que intervienen en nuestra cadena de suministro. Además, fuimos pioneros en el uso de equipos que utilizan CO2 como refrigerante natural, lo que evita en un 99 por ciento las emisiones directas de gases de efecto invernadero.

 De esta manera se pretende contribuir a mitigar el impacto de los efectos del cambio climático, para que así se reduzca un 10 por ciento la huella de carbono en toda la cadena de suministro para el año 2020; y así construir un presente y futuro sustentable para el medio ambiente y la población. De modo que a través del reuso, reducción y reabastecimiento, se pretende asegurar la existencia y renovación de los recursos naturales del planeta. Inclusive, en el reporte, se asegura que desde el 2014, la empresa devuelve a la naturaleza más del 100 por ciento del agua se utilizan en las bebidas de Coca-Cola, mediante la plantación de más de 68 millones de árboles que han contribuido a la absorción del agua en la tierra, “reabasteciendo manantiales, ríos y lagos.”

Más en Ecoosfera

Coca-Cola, la primera empresa del mundo en reabastecer el agua que usa