Cangrejo de herradura en peligro de extinción ante explotación de farmacéuticas

Esta especie se encuentra regularmente en el Golfo de México, el Atlántico Norte y en la costa norte de Vietnam, y vive principalmente en los fondos marinos de arena.

El cangrejo herradura del Atlántico –Limulus polyphemus–, una de las especies consideradas como fósil viviente, actualmente está en peligro de extinción si no se toman medidas adecuadas.

La existencia de estos xifosuros se remonta a los últimos 475 millones de años, y que, no obstante, se ve seriamente afectada por el cambio climático, la contaminación y la explotación de farmacéuticas.

En change.org, la activista Caitlin O’Connor puso en marcha un movimiento para pedir a los responsables de la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos –FAO, por sus siglas en inglés– y la Administración de Protección del Medio Ambiente, que se adoptara las medidas para reducir la muerte de cangrejos herraduras en la producción de sustancias de utilidad farmacéutica.

Si bien la propuesta de O’Connor no pretende prohibir la utilización médica de estos fármacos, busca controlar la explotación de su sangre color azul. Es decir, evitar que la extracción de este líquido azul provoque la muerte del animal. Y asimismo buscar alternativas sintéticas que eviten más daños para esta especie tan ancestral.

Esta especie se encuentra regularmente en el Golfo de México, el Atlántico Norte y en la costa norte de Vietnam, y vive principalmente en los fondos marinos de arena. Su tan ambicionada sangre contiene hemocianina, una proteína rica en cobre que fortalece el transporte del oxígeno en el organismo, y amebocitos, elementos similares a los leucocitos de los vertebrados, que reaccionan ante las endotoxinas bacterianas.  

via GIPHY

 



Pasea por el mundo con este archivo de reconfortantes videocaminatas

Pasea por el mundo con estas video caminatas casuales por diversas ciudades del planeta.

Casi 700 caminatas casuales alrededor del mundo confluyen en esta estimulante recopilación llamada Videowalks Around the World. Básicamente se trata de andar por una ciudad y grabar el transitar cotidiano, aspecto que por cierto representa con inmejorable fidelidad a un lugar.

Sonido ambiente, ritmos y patrones; cotidianidad improvisada, natural, el espejo perfecto de un sitio determinado. Por suerte, en estos video paseos no hay YouTubers histriónicos ocupando la pantalla, mucho menos opinando o proponiendo cómodas descodificaciones de lo que está ocurriendo. Simplemente se trata del ambiente genuino de una ciudad, de los espacios y personas que le dan vida.

Una mirada casual y genuina a destinos alrededor del mundo 

Videos con sonido ambiente, de entre 15 y 30 minutos de duración, en primer persona –anónima– conforman este archivo de, hasta ahora, 675 piezas. Una buena propuesta no sólo para recorrer lugares alrededor del planeta, también de ver la vida: alejarnos de formatos que cultivan protagonistas excitados y perspectivas predecibles, para entregarnos a los pequeños detalles de la verdadera narrativa de la vida.

Videowalks Around the World son caminatas trazadas con Google Maps que te llevarán de visita a sitios solitarios y otros abarrotados; paseos de día o de noche, con lluvia o sol, en entornos naturales o híper urbanos. Recorridos que son, como la existencia, sencillamente cambiantes. 

Un recordatorio: la vida no es una experiencia preproducida diseñada para ayudarte a cumplir con vivencias estereotípicas y emocionantes ficciones. La vida es, en cambio, la suma de microexperiencias, muchas de ellas ordinarias, y tu capacidad de apreciarlas. 



Hong Kong utiliza creativamente Uber, Tinder y Pokémon GO para organizar protestas masivas

La represión gubernamental y la exigencia de elecciones democráticas a través de la desobediencia civil pacífica requieren soluciones nuevas.

Viajes de Uber gratis, mapas actualizados de presencia policiaca mediante Tinder, lugares de concentración a través de Pokémon GO: los manifestantes de Hong Kong echan mano de todo tipo de apps, al más puro estilo hacker, para luchar por sus derechos.

pokémon go-hong kong
Imagen del foro LIHGK, el Reddit local, que invita a jugar Pokémon GO y lucha contra la autoridad.

 

Desde hace algunas semanas, Hong Kong enfrenta un complejo proceso de crisis política. Lo que comenzó como una protesta sobre un proyecto de ley hoy extinto evolucionó poco a poco en una exigencia de condiciones más democráticas, así como investigar los casos de brutalidad policiaca contra los mismos manifestantes.

Sus acciones han sido organizadas y, hasta cierto punto, pacíficas, aunque no por ello menos efectivas: las manifestaciones llegaron a los titulares gracias a que funcionaban como un enjambre, con tareas y funciones bien delimitadas, con lecciones de autogestión que recuerdan las de la primavera árabe de 2012.

uber-protestas-hong-kong
Conductores de Uber ofrecen viajes gratis a casa, que se conocen como “evacuaciones”.

 

Desde principios de junio, las autoridades arrestaron a más de 500 manifestantes. Para evitar que los identificaran y eludir el arresto, los manifestantes comenzaron a apuntar rayos láser a las cámaras de vigilancia, así como a las de la prensa. También hicieron cadenas de provisiones (como equipo de primeros auxilios, máscaras de gas y botellas de agua) para las protestas masivas cubriendo las líneas con enormes paraguas. Esta semana, 5,000 manifestantes paralizaron durante horas el aeropuerto de Hong Kong en una sentada masiva que el gobierno calificó de “terrorismo”.

“No pueden atraparlos a todos”

A raíz de la represión gubernamental, los manifestantes han tenido que echar mano de todas las herramientas a su alcance para cambiar las condiciones de su país. Para algunos de ellos, la famosa frase de Pokémon, “¡Atrápalos a todos!”, se ha convertido en la conciencia de su poder colectivo. Así lo manifiesta un manifestante anónimo en entrevista: 

“Para la policía, no es fácil atraparlos a todos porque no son un grupo organizado. Cuando la policía atrapa a uno, solo puede atrapar a un equipo. No pueden atraparlos a todos”.

¿Cuál es el futuro de las protestas?

El gobierno de la isla (con una complicada relación con China, y un lugar estratégico en el conflicto arancelario de la superpotencia asiática con Estados Unidos) no ve con buenos ojos la exigencia de elecciones más libres, y ha encarcelado cientos de manifestantes desde la llamada Revolución de los Paraguas de 2014

A partir de entonces, la gente ya no es tan vocal acerca de su simpatía con las protestas, pero los niveles de organización se siguen multiplicando. Se da por sentado que la policía utiliza la vigilancia digital sobre sus ciudadanos para identificar y encarcelar a sus integrantes; es por eso que la organización descentralizada es vital para no comprometer los objetivos del movimiento.

“La información que dan otros usuarios sobre la ubicación de la policía es clave para llegar al lugar de la protesta o para escapar sin ser atrapado”, explica NA7PNQ. También cuenta que los conductores de Uber ayudan a “evacuar” manifestantes cuando los sobrepasa la policía: aparecen en el mapa de los usuarios como una gran concentración de autos, a donde saben que pueden acudir para obtener viajes gratis a casa.

paraguas-hong-kong-protesta
Desde 2014, los paraguas son un símbolo de las protestas en la isla, así como una barrera contra la vigilancia policiaca.

Los horarios de concentración también pueden sincronizarse con eventos masivos dentro del universo de realidad aumentada de Pokémon GO, un juego donde los participantes atrapan creaturas que aparecen en ubicaciones y horas específicas. Pero los manifestantes también pueden hacer foros en Lihkg sobre anime, estudios bíblicos o cualquier otro tema. Todos han tenido que hacerse expertos en Telegram y transferencias de datos vía AirDrop.

La protesta ha mutado para volverse una exigencia de libertad para los manifestantes que han sido encarcelados, por lo que no se puede decir que hayamos visto el último capítulo de esta historia.

 

También en Ecoosfera: Jugadores de “Pokémon GO” limpian playas con motivo del Día de la Tierra (🎥)